10 consejos para mejorar la memoria en el estudio

10 consejos para que tu memoria no te falle.

mejorar la memoria en el estudioExisten una serie de técnicas de eficacia probada que consiguen mejorar la memoria y mejorar la eficacia de tu estudio. Estas técnicas se han englobado dentro de la literatura de la psicología cognitiva y ciertamente ayudan a retener la información. Te dejo con los 10 mejores consejos para mejorar la memoria y estudiar de una manera más eficiente:

1) Focaliza tu atención en el objeto de estudio.

La atención es uno de los principales componentes de la memoria y es fundamental para que la información “pase” de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo.

2) Evita las sesiones maratonianas de estudio.

La investigación ha demostrado que los estudiantes que estudian regularmente recuerdan el material mucho mejor que aquellos que se dan un empacho de estudio en días sueltos.

3) Estructura y organización de la información que se está estudiando.

Los investigadores han encontrado que la información se organiza en la memoria en grupos relacionados. Puedes obtener un gran rendimiento mediante la estructuración y organización de los materiales que estás estudiando. Trata de agrupar conceptos y términos o hacer un resumen de tus apuntes y lecturas de libros de texto para ayudar a estructurar la información.

4) Utilizar recursos mnemotécnicos para recordar la información.

Los recursos mnemotécnicos son una técnica de uso frecuente por los estudiantes para ayudar en el recuerdo. Una tecla de acceso es simplemente una manera de recordar la información. Por ejemplo, es posible asociar un término que debes recordar con un tema común con el que estás muy familiarizado.

Los mejores recursos mnemotécnicos son los que utilizan imágenes positivas e incluso imágenes humorísticas.

VIDEO: Estudiando el cerebro (Aprendizaje y memoria)

5) Elaborar y ensayar la información que están estudiando.

Con el fin de recordar la información, es necesario codificar lo que se está estudiando en la memoria a largo plazo.

Una de las técnicas de codificación más eficaz que se llama ensayo de elaboración. Un ejemplo de esta técnica sería leer la definición de un término clave, el estudio de la definición de ese término y luego leer una descripción más detallada de lo que significa ese término. Después de repetir este proceso varias veces, tu recuerdo de la información será mucho mejor.

6) Relacionar la nueva información con las cosas que ya sabes.

El establecimiento de relaciones entre las nuevas ideas y recuerdos ya existentes puede aumentar drásticamente la probabilidad de recordar la información recientemente adquirida.

7) Visualizar conceptos para mejorar la memoria y el recuerdo.

Muchas personas se benefician en gran medida de la visualización de la información que estudian. Presta atención a las fotografías, tablas y otros gráficos en los libros de texto.

Si no tienes señales visuales que te ayuden intenta crear las tuyas propias. Dibuja gráficos o figuras en los márgenes de tus apuntes o usa bolígrafos o marcadores de distintos colores.

8) Enseña los nuevos conceptos a otra persona.

La investigación sugiere que leer en voz alta mejora el recuerdo de lo que se está leyendo. Los educadores y psicólogos han descubierto que los estudiantes que realmente enseñan nuevos conceptos a los demás mejoran la comprensión y el recuerdo.

9) Presta especial atención a la información difícil.

¿Alguna vez has notado que, a veces, es más fácil de recordar la información al principio o al final de un capítulo? Los investigadores han encontrado que la posición de la información puede desempeñar un papel en el recuerdo, que se conoce como el “efecto de posición serial”.

Por contra, recordar la información del medio puede ser más difícil pero esto se soluciona dedicando más tiempo y atención a la misma.

10) Varía tu rutina de estudio.

Otra gran manera de aumentar tu recuerdo es cambiar de vez en cuando tu rutina de estudio. Si está acostumbrado a estudiar en un lugar específico, intenta desplazarte a un lugar diferente para estudiar.

Si estudias durante la noche, trata de pasar unos minutos cada mañana revisando la información que estudiaste la noche anterior. Al añadir un elemento de novedad a tus sesiones de estudio, puedes aumentar la eficacia de tus esfuerzos y mejorar significativamente tu memoria a largo plazo.