9 consejos para tu crecimiento personal

El crecimiento personal suele darse en períodos. Hay ocasiones en las que ganamos un poco y otras perdemos, nuestro crecimiento personal entra en un estancamiento. Te presento 9 consejos para volver a la pista:

10 consejos para tu crecimiento personal

1) Interiorizar que el crecimiento continúa a pesar de que nuestros esfuerzos se frustren.

El crecimiento puede ser comparado con la fermentación. A menudo se germina muy por debajo de la superficie y parece inactivo por largos períodos. Sin embargo, pequeños cambios se van dando en nuestra forma de ver el mundo. Un día, la capa superficial se rompe y surge el despertar.

Las cosas buenas requieren tiempo, esfuerzo, dedicación, constancia y paciencia. Que nunca te falte tu intención de crecer personalmente.

2) Participar en el proceso; abandonar el apego al resultado.

Vivimos en un mundo orientado a resultados. Eso es bueno y malo. En el corto plazo, nos permite hacer más cosas con mayor rapidez. A largo plazo, conlleva impaciencia, desánimo y abandono del esfuerzo mantenido.

Los resultados se producen de forma espontánea, sencilla. Para participar plenamente en el proceso debes centrarte totalmente en el presente.


3) Céntrate en una sola cosa.

Muchos triunfadores se enorgullecen de su capacidad de mantener varias pelotas en el aire al mismo tiempo. Para muchos, funciona, pero existe un precio que pagar. Se denomina Multitarea, divide tu atención y reduce la energía dedicada a cualquier tarea.

Centrarte en una cosa es equivalente a disfrutar de la belleza de una rosa, saborear el claro sabor limpio del agua de un frío manantial y sentir la emoción de un nuevo día. Este tipo de actitud inspira y vigoriza.


4) Deja de pensar, escribir y hablar en primera persona.

Es bueno preocuparse por sí mismo pero de vez en cuando también hay que dejar aparcado el ego y dar paso a lo que los demás pueden enseñarnos.

5) Busca la lección del dolor.

Esto no es un alegato en favor de una vida de sacrificio o un argumento de que el dolor es necesario y bueno. Es sólo que a veces, el dolor surge. Evita emociones como la ira, el resentimiento y la resignación.


6) Nunca dejes de ser tu mismo.

Esto implica aceptación de tus cosas menos buenas. Siempre queda tiempo para pulirlas pero no ocultes a los demás tu opinión y tu verdadera forma de ver la vida.


7) Aléjate de las personas negativas.

Por el contrario, busca el contacto con aquellas personas interesantes, productivas y que aporten algo a tu crecimiento personal.


8) Sigue tus propios planes.

No dejes que nadie te imponga ni te arrastre a vivir una vida diferente de la que has planeado.


9) Escucha cuando te hablan.

Muchas veces cuando estamos “escuchando”, estamos preparando nuestras respuestas, defensas y réplicas. En resumen, estamos bloqueando nuestra oportunidad de aprender. Escuchar es abstenerse de juzgar, ir más allá de las palabras reales.