Depresión por una infidelidad: 5 métodos de actuación

Caso: una mujer de 47 años ha caído en una depresión a causa de una infidelidad de su marido. Actualmente viven juntos pero la relación es casi nula. Ella ha perdido la confianza y su alegría de vivir.

Tratamiento de una depresión por infidelidad.2 objetivos generales:

1) Salir de la depresión.

2) Decidir si va a seguir con él o se divorcia.

Ahora se encuentra en un período oscuro por lo que sus decisiones no son las más acertadas. Es mejor sacar un poco la cabeza del pozo para decidir qué hacer con este matrimonio.

Método de actuación para conseguir curar una depresión causada por una infidelidad:

1) Mantenerte activa.


Esto es una constante en todos los tratamientos contra la depresión. Es necesario que tu cuerpo entre en movimiento.

En el caso que nos ocupa, ella trabaja, así que le vendrá bien seguir con su trabajo aunque no tenga ganas. Ya vamos a ver cómo poco a poco va a recuperar su sonrisa.

Otras ideas y objetivos para mantenerse activa:

a) Quedar con algún compañero/a de trabajo con el que tenga mucha confianza después de la jornada para tomar algo. Contarle su situación.

b) Apuntarse a un gimnasio o algún tipo de curso.

c) Preparar su plato favorito cuando llegue a casa.

d) Hacer lo que más le gusta: leer, navegar por internet o ver su programa favorito.

Aunque ahora no tengas ganas de hacer nada de lo mencionado, si empiezas a poner en práctica alguna de estas actividades, poco a poco te irás sintiendo mejor y con ganas de hacer el resto de cosas. Es necesario hacer un esfuerzo porque vamos a superar esta situación.

2) Cambiar la postura de tu cuerpo y tu expresión facial.

Es increíble cómo algo tan sencillo como erguirte, sacar pecho, levantar la barbilla y sonreír puede cambiar en un instante tu estado de ánimo. Procura mantener una postura y expresión facial con las características que te he mencionado.

3) Pon atención a tus pensamientos.

Seguramente serán autodestructivos, críticos, negativos, pesimistas o catastrofistas, recurrentes sin ningún tipo de control (rumiantes),… Es necesario poner orden.

Primero de todo date cuenta de cómo tu cabeza genera este torbellino de pensamientos. Puedes gritar ¡stop! para parar este torbellino. Túmbate en la cama, cierra los ojos e imagínate que te desdoblas de tu cuerpo y te te elevas hasta el techo para observarte ahí tumbada.

Empieza a sustituir esos pensamientos por otros pensamientos más positivos, esperanzadores, pensamientos que te den poder, energía. Realiza esta práctica por lo menos una vez al día durante 15 minutos.

4) Valora acudir a tu médico de cabecera.

Dependiendo de la gravedad de tu depresión y del grado en que te incapacita en tu vida diaria, puedes valorar acudir a tu médico de cabecera para que te receta unos antidepresivos.

Los antidepresivos son muy eficaces en el tratamiento contra la depresión aunque tardan en hacer efecto unas 2 semanas.

5) Ahora sí, ¿qué vas hacer con tu matrimonio?

>

Una vez que te sientas mejor entonces comienza a analizar qué vas hacer con tu matrimonio.

Si quieres divorciarte es más dícil tomar la decisión que iniciar el proceso. Solo tienes que acudir a un abogado matrimonialista y poner todo en sus manos.

Busca gente que te apoye en tu decisión: familia, amigos, servicios sociales o algún grupo de ayuda a la mujer.

Pon lo mejor de ti misma y verás como este período oscuro acaba pasando y te sentirás orgullosa de cómo le has plantado cara con éxito ;-)