El tratamiento de la deficiencia de vitamina D puede mejorar la depresión

tratamiento depresionLas mujeres con depresión moderada a grave tuvieron una mejoría sustancial en los síntomas de su depresión después de haber recibido tratamiento para su deficiencia de vitamina D, según un nuevo estudio.

Debido a que las mujeres no cambiaron sus medicamentos antidepresivos u otros factores medioambientales que se relacionan con la depresión, los autores concluyeron que el restablecimiento de los niveles de vitamina D podría ser el responsable del efecto beneficioso sobre la depresión.

“La vitamina D puede tener un efecto en el estado de ánimo y su deficiencia puede agravar la depresión”, dijo Sonal Pathak, endocrinólogo del Bayhealth Medical Center. “Si esta asociación se confirma, podríamos mejorar los tratamientos contra la depresión.”

Pathak realizó un estudio con tres mujeres diagnosticadas clínicamente con un trastorno depresivo mayor y que estaban recibiendo tratamiento con antidepresivos. Las tres mujeres tenían una deficiencia de vitamina D que quedó reflejada en una analítica de sangre. Durante 12 semanas tomaron un suplemento oral de vitamina D hasta que los valores en sangre de esta vitamina se normalizaron.

Después del tratamiento, las tres mujeres reportaron una mejoría significativa en su depresión tras rellenar el cuestionario denominado “Inventario de Depresión de Beck” que mide la severidad de una depresión. Una puntuación entre 0 a 9 indica depresión mínima; entre 10 y 18, depresión leve; entre 19 y 29, depresión moderada; entre 30 a 63, depresión severa.

Antes del tratamiento, la puntuación de una de las mujeres era de 32 y después de la administración de la vitamina D fue de 12, un cambio de grave a depresión leve. La puntuación de otra mujer pasó de 26 a 8, lo que indica que ahora tenía síntomas mínimos de depresión. La puntuación de la tercera mujer pasó de 21 a 16, situándose en el rango leve.

Otros estudios han sugerido que la vitamina D tiene un efecto sobre el estado de ánimo y la depresión, pero es necesario realizar ensayos clínicos controlados y aleatorios para probar la existencia de una relación causal real, dijo el Dr. Pathak.

“Tratar adecuadamente la deficiencia de vitamina D en personas deprimidas sería un complemento fácil y rentable a las terapias convencionales para el tratamiento de la depresión”, dijo.

Fuente