Litio para la depresión

El litio es un medicamento eficaz que se utiliza para tratar los siguientes trastornos:

1)La depresión.

2) Trastorno afectivo bipolar (maníaco depresivo).

Es una sustancia química simple (en cierto modo similar a la sal) que se produce naturalmente. El litio ha sido utilizado durante más de 50 años por lo que médicos y muchos pacientes están familiarizados con este medicamento.

El litio se puede utilizar cuando los antidepresivos no muestran la eficacia esperada. Es entonces cuando se puede administrar litio para aumentar la eficacia de los mismos.

Se cree que el litio puede alterar la forma en que las células nerviosas responden a algunas de las sustancias químicas.

Litio para la depresión.

13 consideraciones acerca del litio.

1) ¿Con qué frecuencia se toma el litio?

Es conveniente tomarlo como una dosis única por la noche para reducir los problemas con algunos de los efectos secundarios.

Algunas personas pueden encontrar que es mejor dividir la cantidad total en más de una dosis. Como siempre, hay que seguir el consejo de su médico.

2) ¿Es adictivo el litio?

El litio no es adictivo. Sin embargo, cuando se decida prescindir de esta medicación es aconsejable hacer una reducción gradual para reducir al mínimo las posibilidades de que la enfermedad regrese.

3) ¿Es el litio una medicina segura?

El litio es seguro si se usa correctamente de acuerdo con el especialista o las instrucciones del médico de familia.

Antes de iniciar un tratamiento con litio, su médico tendrá que saber su historial médico, incluyendo enfermedades psiquiátricas que ha tenido en el pasado. También le hará un examen físico y una analítica de sangre completa.

Dependiendo de su historial médico, su médico también puede pedir un análisis de orina y un electrocardiograma.

El problema con el litio es que si sus niveles aumentan demasiado pueden ocasionar desagradables efectos secundarios (se describen más adelante).

4) ¿Cómo se sabe cuál es la cantidad necesaria de litio?

El cuerpo se deshace del litio a través de la orina y es fácil establecer el nivel de litio en la sangre:

4.1) Una vez iniciado el tratamiento con litio, tarda unos 5 días en alcanzar un nivel constante en la sangre. Por esta razón, su médico tomará una muestra de sangre para comprobar el nivel de litio a los 5 días de comenzar este tipo de tratamiento. Si el nivel no es del todo correcto, el médico puede regular la dosis hasta alcanzar los niveles adecuados.

4.2) Cada vez que se realiza un cambio en la dosis, el nivel tiene que ser comprobado cinco días más tarde.

4.3) El nivel de litio será revisado con bastante frecuencia hasta estar seguro de que el nivel es estable y correcto. Una vez que esto se ha logrado, la frecuencia de los análisis de sangre será menor, pero sigue siendo una prueba que debe llevarse a cabo cada dos o tres meses.

4.4) Es importante usar siempre la misma marca de litio. Incluso a las mismas dosis, las diferentes marcas dan diferentes niveles de litio en sangre.

Vídeo acerca del litio y la depresión:

5) ¿Quién prescribe el litio y realiza los análisis de sangre?

El litio es normalmente primero prescrito por un especialista, un psiquiatra, el cual pide los análisis de sangre iniciales.

Las pruebas posteriores de sangre y los cambios en la dosis pueden ser realizados por el psiquiatra o tal vez por su médico de familia en coordinación con el psiquiatra. Todo depende de cual sea la mejor solución para cada paciente.

6) ¿Qué es necesario para que el análisis de sangre sea fiable?

El análisis de sangre, para que sea fiable, debe realizarse al menos 12 horas después de la última toma de litio. Esto es ideal para la gente que toma el litio a la noche.

7) ¿Cuáles son los efectos secundarios del litio?

Los efectos secundarios más comunes son:

- sequedad en la boca.

- sabor metálico.

- temblor leve.

- sensación de debilidad leve.

- flojedad intestinal (diarrea).

Estos efectos secundarios suelen desaparecer cuando su cuerpo se adapta al medicamento.

Después de tomar litio durante algún tiempo, pueden aparecer los siguientes efectos secundarios:

- aumento de peso.

- orinar con más frecuencia y necesidad de beber más de lo habitual. En este caso debe comunicárselo a su médico.

- hinchazón de los tobillos debido a la retención de agua.

- problemas de tiroides (ver más abajo).

Estos problemas suelen desaparecer cuando se reduce la toma de litio o se detiene.

Vídeo 2 acerca del litio:

8) ¿Cómo actuar si se detectan problemas de tiroides?

Es posible, aunque raro, que si se toma litio durante mucho tiempo la glándula tiroides se vuelva poco activa. En este caso es probable que tenga síntomas como:

- falta de energía.

- sensación de más frío.

- aumento de peso.

- sentirse deprimido.

Es importante saber qué niveles de hormonas tiroideas tiene la persona antes de la partida de litio. Cualquier cambio debido a la continuación del tratamiento puede ser detectado y corregido de inmediato antes de que cause problemas.

Los niveles de la tiroides deben ser controlados cada seis meses. El examen se puede realizar en el mismo análisis de sangre que se toma para detectar el nivel de litio.

Si hay un problema con la glándula tiroides, por lo general es reversible si se reduce o detiene la toma de litio. Si su depresión ha mejorado será aconsejable reducir el litio para evitar estos problemas con las hormonas tiroideas.

Se puede dar tiroxina en forma de tabletas en el caso de que el litio sea esencial para el tratamiento de su enfermedad.

9) ¿Qué pasa si el nivel de litio es demasiado alto?

Si el nivel de litio es muy alto, puede ser potencialmente peligroso y producirse algunos efectos severos y desagradables. A esto es lo que se conoce como “intoxicación por litio”.

Las señales de aviso son los siguientes:

- falta de apetito.

- diarrea.

- vómitos.

- visión borrosa.

El exceso de litio más severo puede llevar a:

- un temblor marcado.

- inestabilidad.

- dificultad para hablar.

- modorra.

- confusión.

A medida que el nivel sea aún más alto, la persona puede experimentar:

- espasmos musculares.

- más somnolencia y confusión.

- pérdida del conocimiento.

Si alguien que toma el litio comienza a experimentar cualquiera de estos síntomas, incluso los más leves, es esencial que consulte a un médico inmediatamente.

Del mismo modo, si una persona que toma litio desarrolla cualquier enfermedad que causa vómitos o diarrea, le impide comer o beber normalmente o desarrolla una fiebre que le provoca sudoración excesiva, debe acudir al médico de inmediato porque la deshidratación puede incrementar el nivel de litio en la sangre.

Otros medicamentos también pueden afectar a los niveles de litio. Es esencial contar siempre al médico o farmacéutico que usted está tomando litio antes de tomar otros medicamentos.

En cualquier caso, la mayoría de la gente no tiene problemas de toxicidad con el litio.

Vídeo 3 acerca del litio:

10) ¿Qué puede hacer para evitar los altos niveles de litio?

- Asegúrese de realizar los análisis de sangre necesarios.

- No cambie de repente la cantidad de sal en su dieta. Es especialmente importante no reducir de repente su consumo de sal.

- Asegúrese de que bebe suficiente líquido, especialmente si está haciendo mucho ejercicio o se encuentra en un clima cálido donde se suda más.

- Recuerde que las bebidas alcohólicas pueden ocasionar la pérdida total de agua.

- Consulte a un médico inmediatamente si tiene cualquiera de los síntomas físicos antes mencionados. Coméntele a cualquier médico o farmacéutico que está tomando litio antes de que le prescriban cualquier medicamento nuevo.

11) ¿Qué pasa con el embarazo y la lactancia?

Está claro que es mejor evitar el litio durante el embarazo. Cualquier persona que toma litio y esté considerando quedarse embarazada debe consultarlo con su médico.

El litio se mezcla en la leche materna en concentraciones muy altas, por lo tanto, las madres deberán dar biberón a sus bebés.

12) ¿Existe alguna alternativa al litio?

Hay alternativas al litio pero pueden no ser tan eficaces. Estas opciones deben ser discutidas con su médico.

Si tiene un trastorno bipolar (maníaco depresivo) y sus cambios de humor son muy frecuentes (ciclos rápidos del trastorno afectivo bipolar), el litio no es la primera opción de tratamiento.

En estos casos existe un medicamento denominado valproato de sodio o uno similar, el valproato semisódico (Depakote), que se utiliza en su lugar.

13) ¿Qué tan efectivo es el litio?

A pesar de las dificultades potenciales del tratamiento con litio, sigue siendo el mejor medicamento para estabilizar el estado de ánimo en la mayoría de la gente.
Es la droga estabilizadores del ánimo que tiene los mejores resultados probados en el impulso de los efectos de los antidepresivos.
Para muchas personas es un medicamento eficaz que ayuda a controlar su trastorno del estado de ánimo y mejorar en gran medida su calidad de vida.

Fuente

7 thoughts on “Litio para la depresión

  1. HE SIDO DECLARADO BIPOLAR TIPO 2
    TOMO 300 MG DE LITIO Y 300 MG POR LA NOCHE
    ULTIMAMENTE LO HE DEJADO PORQUE SIENTO QUE MI HIPOMANIA, QUE SIEMPRE INICIA CON EL FRIO, NO VEE MEJORIAS
    YO YA NI SE QUE HACER

    1. Hola Paco,

      Gracias por escribir. Es importante que lo consutes con tu psiquiatra. No esperes demasiado tiempo.

      Un saludo,

      Jasmine

Add Comment