Motivación para estudiar duro: 10 consejos

estudiar duro

Aplicarse en los estudios nunca ha sido tarea fácil pero aquí te dejo 9 consejos que te servirán de motivación para estudiar duro.

1) Ser curioso en el tema que estás estudiando.

Cuando estás interesado en el tema que estás estudiando las cosas se vuelven mucho más fáciles. Averigua cómo se puede aplicar en la vida lo que estás estudiando. Hay muchas maneras de hacer un tema interesante cuando adoptas una actitud curiosa.

Despertando la curiosidad innata que hay en ti podrás estudiar cualquier cosa. Sólo hay que hacer un esfuerzo inicial para despertar esa curiosidad.

2) Establece un horario de estudio en el momento adecuado.

Establecer un horario de estudio diario. Es bueno para planear tu día con antelación. Establece un tiempo específico para estudiar y un tiempo para jugar o relajarte. Puedes estar estudiando duro ahora pero sabes que más tarde estarás disfrutando.

Un consejo: siempre pon el estudio en primer lugar cuando planifiques tu día. Si piensas que deberías ver la televisión o relajarte un poco antes de estudiar estás cometiendo un gran error. Esto sólo hará más difícil que puedas comenzar a estudiar. El primer paso es siempre el más difícil.

También a la hora de establecer horarios de estudio es bueno programar tu tiempo de estudio en el momento del día en el que haya menos distracciones. También es bueno elegir el momento en el que estás en tu estado mental óptimo para estudiar.

3) Empezando a estudiar: el reto de los 5 minutos.

La parte más difícil es empezar. El primer paso es siempre el más duro. Después de este primer esfuerzo todo se te hará más fácil. Esto se debe a que una vez que tienes el impulso es fácil para mantener la marcha.

Este consejo-motivación para estudiar duro puede ayudarte a empezar. Esto es lo que puedes hacer: siempre que no estés motivado para empezar a estudiar, plantéate estudiar durante 5 minutos. Eso es todo, sólo 5 minutos. Piensa que vas a estar estudiando seriamente durante 5 minutos y luego te detendrás.

Por lo general, después de los 5 minutos querrás seguir estudiando más. Sí, es cierto. Es un truco. La clave aquí es asegurarse de que durante esos 5 minutos vas a estudiar al 100%. No soñando o distrayéndote con otras cosas.

4) Parada y arranque en la parte más interesante.

Al tener que parar para descansar, comer u otras actividades, puedes hacerlo en la parte más interesante o agradable de tu estudio. De esta manera, será mucho más fácil empezar cuando decidas estudiar más adelante.

5) Elimina las distracciones de tu entorno.

Obviamente esto es muy importante para tu estudio. Si tienes cerca la TV, el teléfono, el ordenador, revistas, etc. cerca de ti fácilmente podrás sucumbir a la tentación de dejar tus libros a un lado.

6) Antes de ponerte a estudiar entra en un estado fuerte de motivación.

Tómate 5 minutos antes de empezar a estudiar para lograr el estado mental adecuado. Apaga cualquier tipo de música, siéntate, aclara tu mente y respira profundamente. Repite alguna frase que te motive o haz algunas visualizaciones y medita sobre tus futuros logros. Visualízate feliz estudiando.

7) Establece un área de estudio que sea lo más favorable posible.

El medio ambiente puede jugar un papel importante en la motivación para el estudio. Imagina que estás estudiando en una habitación con poca luz, caliente y con música a alto volumen. O, en una habitación tranquila y luminosa, con la temperatura adecuada y buena ventilación. ¿Qué ambiente te haría sentirte más motivado para estudiar?

Coloca todos los blocs de notas y libros de referencia en tu área de estudio.

8) Establece objetivos.

El establecimiento de objetivos te dará más motivación. El sentido de la satisfacción del logro es también una buena inyección de confianza.

Establece metas tales como cuántas secciones o capítulos planeas estudiar en un plazo de tiempo.

9) Concédete un premio.

Por último, recompénsate de inmediato por el trabajo bien hecho. No necesita ser algo importante, sólo cosas simples como disfrutar de una copa de helado, ver tu programa favorito de televisión o llamar a los amigos para charlar. Por supuesto, también concédete grandes recompensas cuando alcances logros importantes.

10) Frases que te motivarán:

Para finalizar te dejo algunas frases que pueden inspirarte:

“La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla.”

Jean Jacques Rousseau

“Estudiar con esfuerzo y positivismo trae consigo siempre buenas recompensas.”

Anónimo

“La única profesión que no se necesita preparación es la de idiota, para lo demás hay que estudiar.”

Anónimo

[Actualizado el 28/12/2013 para añadir más consejos]