10 efectos negativos del tabaco en tu aspecto físico

Si eres fumador/a seguramente ya sabrás de sobra los efectos negativos que este hábito tiene para tu corazón, pulmones, cerebro… Uno de los efectos nocivos que tiene este hábito es que daña tu aspecto físico.

Antes de conocer estos 10 cambios físicos que experimentan los fumadores, te invito a que veas este impresionante vídeo.

Se trata de un vídeo que muestra el alquitrán que entra en tus pulmones tras fumar 400 cigarrillos (20 paquetes de tabaco):

1) Bolsas bajo los ojos.

Seguramente sabrás que cuando duermes mal se te nota en la cara. Si fumas, tienes cuatro veces más probabilidades de dormir mal que un NO fumador de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad Johns Hopkins. ¿A qué se debe esta dificultad para lograr un descanso de calidad? Es posible que la abstinencia a la nicotina durante la noche tenga algo que ver en que los fumadores tengan un sueño intranquilo.

Por desgracia, un mal descanso no es sinónimo de belleza.

Obtén más información acerca de cómo dormir mejor:

Cómo dormir bien sin pastillas

¿Cuántas horas debo dormir?

Consecuencias de no dormir bien

Guía para dormir mejor

4 hábitos que ayudan a dormir mejor

2) Dientes amarillentos.

¿Te gustaría tener unos dientes con un blanco deslumbrante como algunas estrellas de Hollywood? Si eres fumador/a, olvídate de ello. La nicotina de los cigarrillos proporciona a tus dientes una tonalidad amarilla.

3) Envejecimiento prematuro de la piel y arrugas.

Todos sabemos distinguir un rostro marchito de un rostro saludable. Los fumadores suelen tener más arrugas en la cara que los no fumadores.

Los expertos coinciden en que fumar acelera el proceso de envejecimiento. ¿Por qué aparecen las arrugas? Fumar dificulta el suministro de sangre que mantiene el tejido de la piel con un aspecto suave y saludable.

Estos cambios en la piel se pueden producir después de llevar 10 años fumando. Cuantos más cigarrillos fumes, más se te envejecerá la piel.

Las arrugas no solo se presentan en la cara. El tabaco también se asocia con aumento de la formación de arrugas y daños en la piel en otras partes de tu cuerpo, por ejemplo en brazos y manos. Estas arrugas son irreversibles, pero puedes prevenir este deterioro de la piel dejando de fumar ahora.

Los efectos de fumar sobre el envejecimiento de la piel han sido reconocidos durante mucho tiempo. Un estudio de 1965 identificó por primera vez lo que llegó a ser conocido como ‘cara del fumador’: piel gris, pálida y arrugada.

4) Dedos amarillos.

La nicotina del tabaco no solo provoca que tus dientes se vuelvan amarillos, también los dedos y las uñas adquieren ese color.

5) Un pelo más fino.

Si el envejecimiento de la piel no te parece suficiente, fumar también daña tu pelo. Los expertos piensan que las sustancias químicas tóxicas presentes en el humo pueden dañar el ADN en los folículos pilosos. ¿El resultado final? Los fumadores tienen un pelo más fino que tiende a encanecer antes que el pelo de los no fumadores.

Según un estudio realizado en 2007 en Taiwan, los hombres que fuman tienen dos veces más probabilidades que los no fumadores de perder pelo, después de tener en cuenta los factores que aumentan el riesgo de calvicie, como el envejecimiento y la genética.

6) Cicatrización.

La nicotina produce vasoconstricción, un estrechamiento de los vasos sanguíneos que puede limitar la oxigenación del flujo sanguíneo en los pequeños vasos de la cara u otras partes del cuerpo. Esto significa que sus heridas tardan más en sanar y tendrás cicatrices más grandes y más rojas que las de un no fumador.

Además, el tabaquismo se asocia con un mayor riesgo de infecciones de las heridas, incluso para heridas simples.

Los estudios han demostrado que a las cuatro semanas después de dejar de fumar, los fumadores y los no fumadores presentan las mismas tasas de curación de heridas.

7) Cáncer de piel.

El tabaquismo es la principal causa de cáncer de pulmón, garganta, boca y esófago, por lo que no debería sorprender que los cigarrillos también puedan aumentar el riesgo de cáncer de piel.

De hecho, un estudio de 2001 concluyó que los fumadores tienen tres veces más probabilidades que los no fumadores de desarrollar carcinoma de células escamosas, el segundo tipo más común de cáncer de piel.

8) Estrías.

La nicotina de los cigarrillos daña las fibras y el tejido conectivo de la piel, haciendo que se pierda elasticidad y fuerza.

Cualquiera puede tener estrías con aumento rápido de peso (como el embarazo), pero los cigarrillos es un factor contribuyente.

9) Cataratas.

Más de la mitad de los estadounidenses han desarrollado algún grado de cataratas a los 80 años.

Fumar cigarrillos puede aumentar el riesgo de cataratas, poniendo la tensión oxidativa en el cristalino del ojo. De hecho, fumar aumenta en un 22% el riesgo de la eliminación de cataratas, de acuerdo con un estudio.

10) Pérdida del brillo natural de la piel.

Un estudio de 1985 describió “la cara del fumador” con ciertas características faciales: las arrugas y una apariencia gris de la piel.

El humo del cigarrillo contiene monóxido de carbono que desplaza el oxígeno de la piel, y la nicotina , reduce el flujo de sangre, dejando la piel seca y descolorida.

Fumar también reduce muchos nutrientes, incluyendo la vitamina C, que ayuda a proteger y reparar el daño de la piel.


3 comentarios

  1.   Anónimo dijo

    Interesante!

  2.   alexandra dijo

    me sirvió mucho gracias.

  3.   Anónimo dijo

    Gracias!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.