Saltar al contenido

Claves para aprender a tomar buenas decisiones

Todos nos hemos encontrado alguna vez en nuestra vida con dificultades para tomar una decisión, es probable que nos hayamos sentido atascados al tratar de elegir entre distintas alternativas. A veces el estar atrapados en la indecisión, tiene que ver con un profundo deseo de evitar la pérdida, pues al elegir alguna opción, estamos descartando las demás y por tanto perdiendo esas posibilidades. La indecisión también puede deberse al miedo a avanzar y a las implicaciones que tendrá la decisión tomada.

En cada momento de nuestra vida estamos tomando decisiones, las tomamos a diario, algunas son mas fáciles y las tomamos de manera casi inconsciente o automática, como: ¿a que hora poner el despertador? ¿ Que vamos a comer? ¿Cómo nos vamos a vestir? ¿Que transporte usaremos? Pero otras decisiones suelen ser mas complejas y tomarnos mas tiempo, como: ¿Que carrera universitaria estudiaremos? ¿Que trabajo aceptaremos? ¿si viviremos en otro país o no? ¿Si tendremos hijos? Mientras no tomemos una decisión, estamos en potencia de acceder a cualquiera de las opciones y no renunciamos a ninguna de las posibilidades, así que está fase de estancamiento en las indecisiones, nos puede hacer sentir seguros de manera temporal.

Uno de los métodos mas usados para tomar una decisión, es pensar en lo bueno y malo de cada opción y que pasaría al elegir cada una. En este método es muy común que se genere mayor confusión debido a la gran gama de opciones a la que nos puede llevar cada decisión. Una vez tomada una decisión, tenemos que asumir la pérdida de las demás opciones que teníamos previamente, la resistencia a esta pérdida es el principal factor que prolonga la toma de la decisión final.

Otro problema con las decisiones es el arrepentirse después de haberlas tomado, muchas personas siempre tienen la sensación de haber tomado la decisión equivocada justo después de haberla tomado y tratan de cambiarla o deshacerla, lo cual a veces no es posible, esto genera un alto grado de malestar y angustia. Por eso es importante aprender a aceptar las decisiones que hemos tomado, quedarnos con ellas y asumirlas, pues no siempre se puede volver atrás, así que lo ideal es pensar que la decisión que hemos tomado ha sido las mas conveniente para nosotros y no dudar mas sobre ella.

Estrategias para facilitar la toma de decisiones:

-Mantener la calma: Las emociones que se desatan de la incertidumbre pueden nublar mas nuestro criterio, por eso es ideal permanecer lo mas tranquilos posible, de no ser así, se recomienda postergar la decisión hasta tener calma para poder ver las cosas con mayor claridad.

-Aceptar que no se puede tener todo: las decisiones implican rechazar otras posibilidades, nunca sabremos si fueron las mejores, así que no tiene caso pensar en “que habría pasado si”, es importante dejar el pasado atrás y vivir en el presente.

-Escoger tus batallas: Algunas situaciones ameritan darles muchas vueltas, otras son mas triviales y aunque puedan parecer significativas, no tendrán tanta repercusión en nuestras vidas. Debemos preguntarnos si una decisión es realmente importante , sino dejemos de obsesionarnos con ella.

-Sopesar los riesgos frente a las ganancias: se recomienda pensar en los efectos que tendrá cada una de las decisiones y después elegir la que mas beneficios y menos riesgos tenga, se puede hacer con un listado por escrito que nos dará mayor claridad.

-No sobre pensar las cosas: a veces creemos que pensar demasiado en las opciones nos facilitará la decisión, pero muchas veces ocurre lo contrario, que entre mas vueltas le damos, mas confusión sentimos, no hay que exagerar y sobre evaluar minuciosamente cada alternativa.

-Pretende que estás aconsejando a un amigo: Al ver la decisión como algo externo que no nos afectará directamente a nosotros, nos facilitamos la elección, pues es mas fácil pensar en que quien tiene que tomarla es alguien mas. Para esto podemos pensar en que estamos con una amigo imaginario a quien vamos a aconsejar sobre la mejor decisión.

-No prolongar demasiado las decisiones: Debemos tomarnos un tiempo para evaluar todas las alternativas, pero no debemos dejar que pase demasiado tiempo, pues de ser así, después será mas difícil tomar la decisión final.

-Confiar en nuestra experiencia: El psicólogo Daniel Gilbert, estudia los sesgos cognitivos que usamos para tomar decisiones. según el, no podemos predecir lo que nos hará mas felices, dice que si no tenemos la experiencia o conocimiento para tomar alguna decisión, podemos preguntarle a otra persona, que si tenga esta experiencia de estar en esa situación antes.

-Confiar en la intuición: No debemos ignorar nuestras primeras impresiones o sentimientos, aunque no los entendamos bien, pero hay que tener cuidado en no ser demasiado impulsivos.

-tener un plan de respaldo: pensar en que pasaría si la decisión que tomemos no es la correcta, en ese caso tener otra alternativa resulta muy útil.

Fuentes:

-http://futureofcio.blogspot.mx/2013/05/seven-reasons-why-decision-making-is-so.html

-http://www.psychologytoday.com/blog/contemporary-psychoanalysis-in-action/201411/why-making-decision-can-be-so-difficult

-http://www.wikihow.com/Make-Decisions

-http://psychcentral.com/blog/archives/2014/02/03/do-you-have-difficulty-making-decisions/

-http://99u.com/articles/7043/dont-overthink-it-5-tips-for-daily-decision-making

-http://lifehacker.com/four-tricks-to-help-you-make-any-difficult-decision-987762341

-http://tinybuddha.com/blog/how-to-make-a-difficult-decision-30-tips-to-help-you-choose/

-http://www.forbes.com/sites/mikemyatt/2012/03/28/6-tips-for-making-better-decisions/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.