11 frases que las personas con ansiedad están hartas de oír

La ansiedad es una enfermedad terrible. Los que la padecen viven en un estado constante de preocupación y pánico y a veces tienen que lidiar con aquellos que no entienden realmente la naturaleza de la enfermedad.

Antes de que veas este artículo, permíteme mostrarte una divertida secuencia de la serie The Big Bang Theory en el que uno de los protagonistas sufre un ataque de ansiedad.

En esta secuencia podemos ver el mecanismo de funcionamiento de la ansiedad: un terrible temor sobre el futuro que se apodera de nosotros.

Aunque los amigos de las personas con ansiedad tratan de ayudar, a veces sus “palabras de consejo” terminan haciendo más daño que bien.

Os dejo con estas 11 frases que las personas con ansiedad están hartas de oír.

1) “Deja de ser tan negativo/a”.

Esta frase denota una falta total de empatía. Parece que uno tuviera la culpa de ser tan negativo.

Las personas con ansiedad desearían dejar de pensar en cosas malas, pero no pueden. Sus mentes están llenas de escenarios hipotéticos y se aferran al peor de los casos.

2) “Todo va ir bien”.

En vez de decirle una generalidad como esta, explícale porqué sus temores son infundados y ofrécele alternativas a los escenarios terribles que te vaya diciendo.

3) “Eres tan dramático/a.”

Esta frase me recuerda a la número 1.

La alternativa a esta frase es ofrecerle lo que ya hemos explicado en el punto número 2: escenarios futuros más reales y positivos.

4) “Estás siendo ridículo/a.”

A veces, las personas con ansiedad ya saben que sus sentimientos e intuiciones son ridículas, pero no pueden evitar sentirlos. Además, al decir esto, estás poniéndole una etiqueta negativa a tu amigo/a que puede afectar a su autoestima y empeorar su enfermedad.

5) “Trata de no pensar en ello.”

Esto es como decir “Deja de pensar en elefantes de color púrpura.” Si le dices a alguien, especialmente a una persona con ansiedad, deja de pensar en algo, lo único que va a hacer es pensar en ello mucho más. Como amigo/a, lo mejor que puedes hacer es mantenerle distraído del foco de su ansiedad.

6) “Cálmate”.

Lo hemos visto en el vídeo que he puesto más arriba. Su amigo le dice que se calme pero obviamente no puede calmarse porque está sufriendo un ataque de ansiedad.

Ofrécele una tila, siéntate al lado de él o ella o haz unos ejercicios de respiración para intentar calmar la mente.

7) “No hay nada de qué preocuparse”.

Este tipo de frases vienen bien como preludio a una ayuda real que vayas a ofrecer…. pero quedarte simplemente en esta frase es un error.

La persona con ansiedad no puede dejar de preocuparse por su fuente de estrés. Insinuar que no tiene nada de qué preocuparse sólo exacerba el problema.

8) “Sólo tienes que esforzarte más.”

Los trastornos de ansiedad generan un inmovilismo en las personas afectadas. Evitan afrontar sus miedos y adoptan actitudes pasivas.

Esta frase puede venir bien como comienzo de un consejo o propuesta de acción más amplia, pero quedarte en esta mera afirmación es algo muy pobre.

Puedes acompañar a la persona enferma a dar paseos o hacer otro tipo de actividad física. Este tipo de estrategias pueden incentivarle a afrontar su problema.

9) “Debe ser horrible estar en tu situación”.

Este no es un mensaje muy esperanzador para una persona que está sufriendo un trastorno de ansiedad. La intención por parte del amigo/a o familiar es buena pero esta afirmación solo logrará que la persona se sienta más triste.

Es mejor decir “Mira, te propongo que hagamos…”. Aportarle estrategias de afrontamiento al problema puede ser mucho más útil. La persona recibe el mensaje de que su amigo/a va a acompañarle proactivamente en su lucha contra la ansiedad.

10) “Todo el mundo se siente así a veces.”

Aquí se cumple el refrán de “Mal de muchos, consuelo de tontos”.

Esta frase minimiza el problema de la persona ansiosa. Claro, todo el mundo se siente incómodo de vez en cuando, pero la definición de un trastorno de ansiedad es una crónica sensación de intranquilidad. A menos que te sientas ansioso todo el tiempo, no tienes idea de cómo se siente una persona con un trastorno de ansiedad.

11) “Podría ser peor”.

Por supuesto que podría ser peor, pero esto no es consuelo para una persona que está sufriendo. Incluso esta frase podría ser contraproducente para solucionar el problema porque invita a la persona ansiosa a imaginarse otros escenarios futuros aún más terribles.

Si te ha gustado este artículo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.[mashshare]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.