Saltar al contenido

15 hábitos comunes que están poniendo en peligro tu salud bucal

El cuidado de la higiene bucal es una tarea relativamente simple, pero aún así terminamos cometiendo errores que ponen en peligro nuestra salud en general.

Antes de ver estos 15 hábitos comunes malos tu salud bucal, vamos a ver este breve vídeo a modo de introducción en el que nos hablan de la salud bucal y su relación con el resto del cuerpo.

En este vídeo de solo 3 minutos de duración nos explican que en nuestra boca hay más bacterias que la cantidad de habitantes en la tierra:

La revista Time recientemente habló acerca de estos errores que cometemos a la hora cuidar de nuestra salud bucal y he decidido compartir algunos resultados interesantes.

1) Cepillar tus dientes mientras haces otras cosas.

Bueno, eres una de esas personas capaz de realizar varias tareas a la vez. Felicitaciones por eso pero es hora de que mantengas la concentración sólo en esa actividad de lavarte los dientes. Preferiblemente en el baño delante del espejo para asegurarte de que todos los dientes quedan cepillados de la manera correcta. Nadie hace un trabajo bien hecho cuando está distraído.

2) Limpiar el cepillo de dientes exageradamente.

Ya habrás oído por ahí que los cepillos de dientes están repletos de bacterias y ya debes haber aprendido remedios milagrosos para deshacerte del problema: lavar el pincel en el lavavajillas, calentarlo en el microondas, meterlo en agua hirviendo, y así sucesivamente.

¿Sabes lo que logras con estas medidas? Echar a perder tu cepillo.

La buena noticia es que nunca nadie se enfermó a causa de las bacterias de un cepillo de dientes. Basta con lavarlo con agua corriente después de cada uso y guardarlo en un ambiente fresco y sin contacto con cualquier otra cosa.

Por otra parte, el sentido común nos indica que los cepillos de dientes tienen fecha de caducidad y es esencial reemplazar tu viejo cepillo por uno nuevo de vez en cuando.

50 Cents antes y después de arreglarse los dientes

3) Consultar a internet en lugar del dentista.

Internet es un mar de información y consejos para todo lo imaginable, incluido cómo tener unos dientes saludables. Resulta que cualquiera puede crear un sitio web y publicar los consejos que desea, incluso sin ninguna autoridad en la materia. Antes de probar remedios caseros que encuentras por Internet, pregunta a tu dentista lo que piensa al respecto.

4) Guardar tu cepillo de dientes mojado en un lugar cerrado.

Si tienes que comer fuera del hogar y cepillarte los dientes en el baño del trabajo o la escuela, deja el cepillo de dientes en un lugar fresco ya que a los hongos les encanta los ambientes húmedos.

Cerdas de un cepillo de dientes al microscopio

5) Cepillar tus dientes después de beber el zumo de naranja.

Muchas personas toman zumo de naranja por la mañana… como en las películas 🙂 De acuerdo con el dentista Dr. Alice Lee, que fue entrevistado por el equipo de la revista Time, antes de cepillarse los dientes es necesario neutralizar la región de la boca con un poco de leche o agua y esperar 30 minutos antes de cepillarse los dientes.

Antes y después de arreglarse los dientes

6) No tomarse en serio el bruxismo.

El bruxismo es básicamente el rechinar los dientes de manera continua e involuntaria. Si has notado que todo el tiempo estás rozando tu dientes los unos con los otros, acude a un dentista. Es muchos casos el bruxismo aparece cuando estás durmiendo.

7) Fumar.

El cigarrillo es un mal compañero de vida. El tabaco es una de las principales causas de las enfermedades orales, incluyendo la contracción de las encías y la pérdida de masa ósea y dental.

8) Usar palillos de dientes a menudo.

De vez en cuando, vienen bien para eliminar cualquier pequeña cosa que quedó atrapada entre los dientes. El problema es que algunas personas creen que los palillos pueden reemplazar al hilo dental. Los palillos también pueden herir a las personas que tienen encías sensibles.

9) No ir al dentista.

Por supuesto, los dentistas dicen que es un error no ir al dentista, pero teniendo en cuenta que se trata de profesionales que han estudiado todo lo relacionado con la salud bucal, debemos darles un voto de confianza.

El dentista Dr. Alison Newgard explica que ignorar la necesidad de visitar al dentista es un círculo vicioso: la gente está años sin ir al dentista y cuando tienen que acudir debido a un dolor resulta que tienen la boza destrozada por las caries.

Lo ideal es visitar al dentista cada 6 meses.

10) Abuso de blanqueamiento dental.

La obsesión por conseguir dientes más blancos hace que muchas personas abusen del blanqueo dental. Lo que mucha gente no sabe es que estos productos comprometen el esmalte de los dientes y dejan la boca mucho más sensible. Irónicamente, cuando el esmalte dental se ha ido, se vuelven más oscuro. O sea que…

11) No tener el hábito de beber agua.

Parece extraño, pero el simple hecho de llenar la boca de agua de vez en cuando puede dejar los dientes más fuertes. Además, el agua ayuda a limpiar tu sonrisa, eliminando restos de ácidos y azúcares.

12) No tomar calcio ni vitamina D.

Las vitaminas y los minerales son necesarios no sólo para la construcción de un cuerpo sano sino también para mantener la fuerza y la densidad de los huesos y los dientes. El calcio se puede encontrar en los productos lácteos, la avena, huevos, brócoli y muchos otros alimentos.

La vitamina D se encuentra en alimentos como la leche, los huevos, la mantequilla y el pescado. Además, el sol es también un proveedor natural de vitamina D.

13) El consumo excesivo de jugos azucarados.

No se deben consumir jugos o zumos en grandes cantidades incluso si el jugo es natural y lleno de vitaminas. La verdad es que las bebidas con mucho azúcar son para tu boca como un baño de ácido corrosivo y azúcar. El truco es beber agua después de beber estos jugos y, siempre que sea posible, cepillarse los dientes.

14) El uso de cepillos de dientes con cerdas demasiado duras.

Este tipo de cepillos pueden dañar las encías y el esmalte de los dientes. El Dr. Lee recomienda el uso de cepillos de cerdas suaves.

15) Beber refrescos.

Un estudio realizado en 2013 evaluó la salud bucal de un voluntario que bebía dos litros de cocacola al día. ¿La conclusión? Esta bebida causa el mismo destrozo bucal que la metanfetamina.

Si te ha gustado este vídeo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.[mashshare]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.