3 lecciones de vida que nos deja Kung Fu Panda 2- La película

Las películas de animación siempre suelen esconder una moraleja y múltiples enseñanzas para la vida. En esta ocasión me voy a referir a la película Kung Fu Panda 2 y sus 3 lecciones de vida que se pueden extraer:

1) Tu pasado no determina tu futuro.

La película: Po, el poderoso guerrero Kung Fu Panda, descubre que su padre, el ganso, no es su verdadero padre y que fue adoptado. Po pasa por una crisis de identidad. Una gran parte de la película está dedicada a la búsqueda de su identidad perdida. Con el tiempo, se entera de quién es y una historia dolorosa, enterrada profundamente en su mente inconsciente, se revela finalmente. Po queda devastado.

Pero a medida que acepta que todo lo que sucedió es parte de su pasado, no su presente, también se da cuenta de un hecho muy poderoso: al final, tu eres quien eliges ser. Tu pasado no te hace quien eres.

La lección: Todos tenemos nuestra propia historia personal. Algunas de las cosas que hicimos o algunas de las cosas que los demás nos hicieron, no estuvieron bien. Pero eso no nos hace ser quienes somos. Nosotros siempre tenemos una elección y lo que somos no está escrito en el pasado. Es un resultado constante de lo que hacemos ahora, en el presente.

2) La victoria más grande que puedes conseguir está dentro de ti.

La película: El principio de la película ofrece una escena muy interesante en la que el maestro Shi fu baila la danza de la “paz interior”. Es una coreografía surrealista. Sus movimientos son tan suaves y equilibrados que hacen que pueda recibir una gota de rocío y moverla a lo largo de sus brazos para luego dejarla de forma correcta en una flor, todo esto sin romperla. Po le pregunta cómo puede hacer esto. “Encontrando la paz interior”, responde el Maestro Shi Fu.

Po realmente cree que esta “paz interior” no es más que otra técnica de Kung Fu y no algo que se puede encontrar en su interior. Utiliza una y otra vez sus técnicas de Kung Fu pero nunca parece ganar a sus enemigos. Sólo cuando encuentra la paz interior (un lugar donde el perdón y la aceptación juegan un papel muy importante) es capaz de liberar una enorme cantidad de fuerza y ??bailar la danza igual que el Maestro Shi Fu, sólo que con balas de cañón que devuelve de nuevo a sus atacantes.

La lección: Las victorias en la vida son siempre una consecuencia de las victorias en nuestro interior. No al revés. Solo cuando nuestro interior está armonizado podemos alcanzar nuestros objetivos.

3. La risa es poderosa.

La película: A lo largo de toda la historia, Po cuenta chistes casi incesantemente. Casi nadie en la película se ríe tanto como Po. Ni siquiera sus compañeros de equipo.

De alguna manera, su risa es su arma de defensa. Él responde a casi todo con una broma. Y funciona.

La lección: una de las armas más poderosas que tenemos no es ninguna táctica atacante. Es la risa y es increíblemente poderosa. Si no puedes reírte de ti misma/o, por lo menos de vez en cuando, estás perdiendo una gran oportunidad para evolucionar.


Un comentario

  1.   luciana pajuelo dijo

    horrible porque no se podia ver nada porque una cosa rara de gogle tapaba todo y no se podia sacar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.