Saltar al contenido

5 consejos para integrar el Mindfulness en tu día a día

mindfulness

Las técnicas Mindfulness comienzan a ser realmente interesantes cuando conseguimos integrarlas en nuestro día a día. Cualquier acción tan cotidiana como sentarse en una silla, salir de compras, tomar un té, comiendo, trabajando con el ordenador o chateando, todo esto son oportunidades para aplicar Mindfulness.

Antes de empezar te dejo un vídeo titulado “Mindfulness: El arte de vivir conscientemente”.

En este vídeo nos explican en qué consiste el Mindfulness:

Esto quiere decir que más que vivir el día en modo “piloto automático”, no siendo realmente conscientes de las decisiones que tomamos, se trata de sentir una calma y una claridad en nuestra mente que nos permita vivir realmente todas estas acciones. Los estudios demuestran que entre el 30% y el 50% del tiempo, la mayoría de la gente se encuentra ausente, atrapada en su mente, lo que se diría comúnmente como “en babia”. También demostraron que estas mentes distraídas, son causa directa de tristeza y confusión.

Aquí enumeramos y describimos brevemente cinco acciones diarias que solemos realizar sin prestar demasiada atención, casi automáticamente. Hay que tratar de traer nuestra atención hacia las sensaciones físicas y sea lo que sea que estás haciendo.

1. Aplica Mindfulness durante el cepillado

Lo normal es cepillar nuestros dientes de la misma manera que caminamos por la casa esquivando al gato, buscando las llaves o preparándonos mentalmente para una reunión de trabajo. Ésta es la antigua manera de realizar dicha actividad. A partir de este instante, sentiremos los pies en el suelo, la temperatura y la textura que sentimos en él, prestaremos atención en la apariencia, el olor y textura de la pasta dentífrica.

2. Mindfulness en la ducha

Normalmente prestamos atención a las sensaciones en este instante únicamente cuando regulamos la temperatura del agua. Debemos pues prestar atención y ser Mindfulness en la ola de placer que nos hace sentir el agua caliente, el olor del gel de baño, el sonido del agua o la cantidad de éste que estamos usando.

3. Mindfulness trabajando con el ordenador

Sé consciente de tu entorno y la tendencia a resistirlo: sé consciente de las emociones, como suben y bajan, van y vienen; atento a las diferentes sensaciones, pero más que pensar en ellas, juzga, analiza, o simplemente sé consciente de ellas.

4. Aplica Mindfulness mientras lavas los platos

Presta atención al momento en el que tus manos entran en contacto con el agua; de la transferencia del calor del agua a tu cuerpo, sostén un solo plato en tus manos y lavalo con energía durante unos segundos. Siente la satisfacción cuando has acabado.

5. Mindfulness mientras esperas tu turno en el banco

Toma conciencia de la reacción que tienes cuando ves la larga cola, presta atención a tu postura y como te colocas para la espera de tu turno, también presta atención a tu respiración y concéntrate en las sensaciones físicas de tu cuerpo. Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.