Saltar al contenido

5 técnicas para clarificar tus objetivos

¿Eres de los que tienen en mente un montón de ideas pero te sientes tan abrumado que finalmente no realizas ninguna? Quien mucho abarca poco aprieta. Te dejo estas 5 técnicas que te ayudarán a clarificar tus objetivos.

1) Acude a tu propio funeral.

¿Te gusta la idea? Imagínate que acudes a tu propio funeral y que la gente allí presente comenta cosas acerca de ti. Piensa en cómo te gustaría que te recordaran. Una vez tengas claro esto, empieza a actuar y hacer las cosas necesarias para dejar esa huella.

Los que más llorarán son los que más te quieren. A esas personas las tienes que cuidar especialmente. Busca un poco más de trascendencia en tus actos pues éstos serán por los que te recordarán.

2) Elige 5 cosas que tienes claro que vas a realizar.

Son 5 cosas que necesitas realizar porque te van a ayudar a sentirte bien. No se trata sólo de hacerlas sino de hacerlas lo mejor que puedas. Son cosas que te van a aportar algo positivo.

3) Sueña con tu día perfecto.

¿Qué haces en ese día? ¿En quién o en qué estás dedicando el tiempo? Tu sueño te puede dar una idea clara de por dónde van los tiros.

4) Escribe una “Tu lista ideal”

Escribe una lista con aquellas cosas que te gustaría tener para que tu vida fuera impresionante. Ahora piensa cuál de esas cosas están a tu alcance en este momento.

5) El consejo del sabio.

Esta técnica requiere un estado de trance, tranquilo/a que no requiere tomar ninguna droga 😉 En primer lugar, es necesario estar bien relajado. Puedes hacer esto mediante una serie de métodos. He aquí el más simple:

Respirar profundamente y exhalar despacio. Hazlo 10 veces centrándote únicamente en la respiración. Después tu atención se centra sólo en una pregunta: ¿Cuál es mi mejor consejo para mí?

Ahora, permite que tu asesor interno, la parte de ti que te conoce mejor, hable contigo. Suena escalofriante, pero no es necesario. Algunas personas encuentran que su asesor interno viene con una imagen de un anciano sabio o incluso un animal, otros sólo escuchan una voz.

Escucha al asesor, sin criticar ni juzgar. Regresa a tu nivel habitual de conciencia y escribe lo que dijo el asesor.

¿Qué te ha parecido este artículo? Me harías un favor compartiéndolo con tus amigos. Me puedes ayudar haciendo “click” en el botón de “Me gusta” de Facebook. Te estaré muy agradecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.