Saltar al contenido

8 consejos para ayudar a tu hijo a leer

La lectura es uno de los mejores medios a nuestro alcance para desarrollar nuestro conocimiento. Te dejo con 8 consejos para ayudar a tu hijo/a a leer.

1) Lee a tu hijo/a todas las noches.

Aunque sea sólo un par de páginas. A veces es la última cosa que te apetece hacer a esas horas pero es, probablemente, la mejor forma de ayudar a tu hijo a fomentar el gusto por la lectura.

Elige cuentos o libros que sean de su agrado, libros de calidad y dale vida a tu lectura mediante la entonación. Se trata de que transmitas pasión, sentimientos, emociones.

2) Sigue las palabras con el dedo.

Sigue las palabras con el dedo a medida que vas leyendo. Con el tiempo, puedes deliberadamente callarte ante una palabra y dejar que el niño/a la diga. Escoge las palabras más fáciles, sólo para comprobar que te está siguiendo.

3) Pídele a tu hijo/a que te lea.

Por ejemplo, te podría leer su tarea. Los niños están más frescos por la mañana. Establece una hora todos los fines de semana para esta actividad para crear una rutina.

4) Tener una bonita lista con los libros que se han leído.

Puedes añadirles comentarios. Esta lista recordará a tu hijo los libros que ha leído y qué es lo que más le gustó de ellos.

5) La variedad es la sal de la vida.

Visita todas las semanas con tu hijo/a la librería más cercana y compra uno cada vez que acudas. Si no te quieres gastar dinero seguro que hay una biblioteca cerca de tu casa con una estupenda “Sección Infantil”.

Elegir un buen libro cada semana es un premio maravilloso, un viaje a otro lugar. El niño/a elige ya que la elección de un libro forma parte de la maravillosa experiencia de la lectura. Fomenta un poco la variedad.

6) Lee tus libros o revistas mientras tus hijos están leyendo.

Los niños aprenden copiando, ya sea consciente o inconscientemente. Por lo tanto debes tratar de leer. Recuéstate en el sofá con el periódico, una revista o un libro y anima a tu hijo/a a hacer lo mismo con su libro, aunque sólo sea durante cinco o diez minutos. Es un tiempo de silencio encantador.

7) Recorta artículos interesantes del periódico.

Que sea de interés para el niño/a – divertido o serio – de fútbol, animales, personas del lugar o lugares que conocen.

8) Habla con el profesor/a de tu hijo/a.

Si te preocupa que tu hijo/a no es tiene un buen nivel de lectura como era de esperar, habla con su profesor/a. Acordar un camino a seguir con los objetivos y plazos. También puede considerar la evaluación de una posible dislexia o un examen oftalmológico. Sin embargo, recuerda que los niños aprenden a leer despacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.