Saltar al contenido

9 formas de ayudar a tus hijos a tener éxito

Antes de que veas estas 9 formas de ayudar a tus hijos a tener éxito, te invito a que veas este comercial que nos muestra que los hijos imitan las conductas de sus padres.

Nosotros somos el mejor motor para hacer que nuestros hijos recorran la senda del éxito. Debemos darles ejemplo… y eso no es fácil:

[mashshare]

Si quieres conseguir que tus hijos vayan por la senda del éxito en esta vida tendrás que implicarte fuertemente, es tarea primordial de los padres lograr una buena educación de sus hijos. Aquí te propongo 9 formas de ayudar a tus hijos a triunfar en el colegio y fuera de él.

1) Crear un ambiente en tu hogar que fomente el aprendizaje.

Esta será una gran influencia que complementará la labor de la escuela. Se trata de que los hijos tengan muchas más oportunidades para ser buenos estudiantes. Asegúrate de que dispones de los materiales apropiados de estudio para estimular su curiosidad.

Este consejo es una implicación que debe adoptar toda la familia sin excepciones. El secreto del éxito comienza con una buena preparación escolar.

2) Proporciona a tus hijos una vida bien equilibrada.

Un hogar estable y lleno de amor sirve como una base sólida para obtener las mejores calificaciones. Establezca rutinas para que sus hijos duerman lo suficiente, coman alimentos nutritivos regularmente y hagan suficiente ejercicio. Limita el consumo excesivo de televisión, la práctica de videojuegos y el uso indiscriminado de internet.

3) Lee algo a tus hijos todos los días.

La mayor parte del aprendizaje de los niños en la escuela consiste en la lectura. Lee con tus hijos para acercarles a la lectura, enriquecer su vocabulario y ampliar sus experiencias.

Vídeo, “Los hijos hacen lo que ven los padres”:

4) Enseña a tus hijos a organizarse.

A los niños organizados les resulta mucho más fácil tener éxito en la escuela. Una de las mejores maneras de enseñar habilidades de organización es a través del ejemplo. Enseña a tus hijos cómo usar las herramientas de organización tales como agendas, calendarios, cuadernos, carpetas y clasificadores.

5) Enséñales habilidades efectivas de estudio.

Las buenas habilidades de estudio son absolutamente esenciales para obtener buenas calificaciones en la escuela. Asegúrate que sus hijos sepan leer sus libros de texto, prepararse para los exámenes, memorizar hechos, y utilizar su tiempo eficientemente. Animarlos a tener un tiempo regular para estudiar, y proporcionar un lugar de estudio que esté libre de distracciones.

6) Instar a tus hijos a escuchar y participar en clase.

Pide a tus hijos mayores que tomen buenos apuntes en clase, les ayudará a concentrarse en lo que se dice. Anima a tus hijos a participar en clase, aumentará en gran medida su interés en lo que están aprendiendo.

7) Ayuda a tus hijos a aprender cómo hacer frente a las tareas.

Hacer la tarea refuerza lo que tus hijos aprenden en la escuela. Muéstrales cómo hacerlo para que la tarea se convierta rápidamente en su responsabilidad. Ayúdales a planificar su tiempo.

8) Habla con tus hijos sobre la escuela.

Tus hijos pasan horas en la escuela todos los días. Pueden pasar muchas cosas durante ese tiempo. Demuestra que estás realmente interesado en su día a día haciendo preguntas acerca de lo que hicieron.

9) Desarrollar una buena relación con los maestros de tus hijos.

La buena comunicación entre el hogar y la escuela ayuda a resolver problemas. Asegúrate de asistir a conferencias de padres y maestros. No te olvides de expresar su agradecimiento a los profesores por todo lo que hacen con tus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Y qué pasa si todo eso lo hiciste y sigues haciendo pero recibes resultados distintos y hoy con 17 años, su habitación no la ordena, le pasa por encima a lo que este en su camino sea o no de el, tira la ropa pese a tener una cesta al lado, un favor es como un suplicio, no tiene obligaciones en casa si no se lo repites a diario, contesta mal y como mamá y dueña de casa te dice que no haces nada y alza su voz como si él fuera el padre y no el hijo. Esto no es tarea fácil ni cómo está escrito, por qué ninguna madre quiere pasar los años de su vida criando con amor, educando sin maltratos, para que en la adolescencia se sientan con la autoridad de faltar el respeto y ser la culpable cuando día a día hablas , le haces entender que todos tenemos un rol yo como madre en sus cuidados, tenga educación, cubrir sus necesidades básicas y que tenga las que se pueden pero dándole valor a lo que tiene y cuando no se puede , no se puede y el como hijo con libertades pero también con límites, respeto mutuo, normas y deberes que en su futuro como adulto va aplicar…. esto no termina acá, ni un escrito tan perfecto aveces funciona ni es tan bonito. Aveces no sabemos cómo manejar situaciones pese haberlas creido haberlas hecho bien. Solo cuando se es adulto Cuando lo vivimos en carne propia en la ley de la vida con tus hijos y experientando está etapa es que valoramos más a a nuestros padres y ese será el día en que valoren nuestro esfuerzo, los consejos y el amor que siempre les tenemos sean como sean y de la manera que te hayan respondido por qué en este minuto no todos saben lo que hacen.
No se desvaloriza su manera de ser, sus gustos ni sus pensamientos al comunicar lo si le guste, ese no es el problema, pero su actitud y trato, eso es una conducta inaceptable. Y se hace pesado y agotador pero seguramente no será imposible.

Responder

El caerá en cuenta de su error en el momento en el que viva solo y no dependa de nadie más que de él mismo. Cuándo él sea absolutamente autónomo se dará cuenta de que usted a él le hará mucha falta, muchos cometen ése mismo error, su hijo no fué el único, aveces las personas necesitan darse cuenta de sus errores por cuenta propia, corroborarlo por si mismos, y si, puede sonar a qué él no confía en usted, pero puede estar tranquila porque no es así, la bella noticia es que mientras más rápido se de cuenta del error que está cometiendo mejor va ser para usted y para el. Si usted por un momento le explica claramente las consecuencias de sus actos, sin recalcar que son errores, tal vez la escuche y tal vez le de tiempo de asimilar todo y poder cambiar.

Responder