Acatisia o agitación psicomotora: ¿de qué trata este síndrome?

acatisia por medicamentos

La acatisia es un trastorno del movimiento que hace que sea difícil para la persona que lo padece estar quieto. Provoca un impulso en el movimiento que la persona no puede controlar. Esto puede ser que ocurra con movimiento constantes caminar o cruzar y descruzar las piernas todo el tiempo.

Normalmente este síndrome ocurre como efecto secundario de los fármacos antipsicóticos. Este tipo de medicamentos se toman para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar y otras afecciones cerebrales. Si con la toma de un medicamento te ocurre la acatisia, tendrás que hablar con tu médico para que te cambie el medicamento o la dosis y que así se alivien tus síntomas.

Causas

No todas las personas que toman los medicamentos antipsicótico padecen este trastorno, pero los que sí lo padecen aparecerán los primeros síntomas a los pocos días de comenzar el tratamiento. Las versiones de medicamentos más antiguas tienen más probabilidades de provocar acatisia que los medicamentos más modernos.

mujer con acatisia

Si se toman dosis altas, se aumenta repentinamente la dosis o se suspende el medicamento de forma abrupta, también puede aparecer este trastorno del movimiento. Los medicamentos más antiguos que pueden causar acatisia son los siguientes:

  • Clorpromazina
  • Droperidol
  • Flufenazina
  • Haloperidol
  • Loxapina
  • Perfenazina
  • Pimozida
  • Prochlorprazine
  • Tioridazina
  • Tiotixéno
  • Trifluperazina

No se sabe exactamente por qué estos medicamentos tienen estos efectos secundarios, parece ser que pueden bloquear la dopamina que ayuda a las células cerebrales a comunicarse entre sí. La dopamina tiene un papel importante en cuanto al control del movimiento. También existen otros medicamentos que pueden provocar este síndrome como los que se usan para náuseas, vómitos, antidepresivos o bloqueadores de los canales del calcio. Algunas condiciones de salud también pueden afectar al control muscular como por ejemplo la enfermedad de Parkinson, las lesiones cerebrales o la encefalitis que es un tipo de inflamación cerebral.

Síntomas

La primera señal de padecer acatisia es que la persona tiene una sensación de inquietud constante, siente una necesidad intensa de moverse. Para aliviar este sentimiento la persona necesita estar en movimiento todo el tiempo, afectando principalmente a las piernas cuando se está en posición sentada.

ansiedad por acatisia

Las personas con acatisia cambian su peso de un pie a otro, cruzan y descruzan las piernas constantemente, se mueven mucho, tiene gruñidos de incomodidad. También existen otros síntomas como sentir estrés, impaciencia, irritable… e incluso ansiedad.

Diferentes tipos

Existen diferentes tipos de acatisia y es necesario entenderlas para saber cómo de grave es la condición. Los diferentes tipos son los siguientes:

  • Acatisia aguda. Aparece poco después de comenzar a tomar un medicamento y dura menos de seis meses.
  • Acatisia crónica. Dura como mínimo 6 meses ( o más).
  • Acatisia tardía. No aparecen los síntomas hasta meses o después de haber tomado un medicamento.
  • Acatisia por abstinencia. Aparece después de haber dejado de tomar un medicamento, generalmente 6 semanas después de haber cambiado o acabado con la toma de un medicamento antipsicótico.

Diagnóstico

Es necesario que si notas cualquier síntoma de los comentados anteriormente y lo asocias a la toma de medicamentos, entonces será necesario que acudas a tu médico para ver si se trata de acatisia y poder descubrir cuál sería el mejor tratamiento en tu caso para aliviar los síntomas. Si la acatisia no se trata puede provocar excesiva angustia que conlleve a comportamientos perturbadores e incluso a pensamientos suicidas por al extrema ansiedad que se experimenta. Nunca dejes de tomar un medicamento a menos que hayas hablado con tu médico anteriormente y que te haya indicado cómo debes dejar de tomarlo.

Tu médico para diagnostica la acatisia mirará tu historial para saber qué medicamentos estás tomando y qué afecciones tiene. Además también te hará un examen físico para saber cómo es de grave el trastorno juzgando los síntomas y haciendo un seguimiento de tu progreso a medida que recibes el tratamiento.

Descartará otras afecciones como :

  • El síndrome de las piernas inquietas. Se tiene un impulso incontrolable de mover las piernas por la noche y puede generar dolor en las mismas.
  • La discinesia tardía. También es un efecto secundario de los fármacos antipsicóticos. Causa movimientos como parpadear o tics, pero no se pueden controlar, en cambio con la acatisia los movimientos son voluntarios para sentir alivio.
  • Ansiedad o insomnio. También se siente incomodidad física por la falta de descanso.
  • TDAH, depresión, manía o psicosis. Tienen síntomas similares.

perfil con acatisia

Tratamiento

Una vez que se diagnostica la acatisia es necesario buscar el tratamiento más adecuado en cada caso. Lo más habitual es cambiar el medicamento o reducir la dosis para aliviar los síntomas o acabar con ellos por completo. En algunos casos también se pueden recetar otros medicamentos para tratar esta condición. Algunos de estos medicamentos son:

  • Betabloqueantes como el propranolol
  • Benzodiacepinas
  • Anticolinérgicos
  • Algunos antidepresivos
  • Medicamentos para la enfermedad del Parkinson como la amantadina
  • Vitaminas B6

Pronóstico y prevención

Una vez que tu médico te diga que estás padeciendo este síndrome sentirás cierto alivio al saber que realmente te ocurre algo diagnosticable y que además se puede tratar para aliviar los síntomas tan molestos que provoca. Cuando tu médico reduzca las dosis de tu medicamento o encuentre el tratamiento que mejor se adapta a ti y a tus circunstancias, notarás como la acatisia se reducirá hasta desparecer por completo. Normalmente este trastorno puede durar unos seis meses más o menos.

En cuanto a la prevención, para evitar que te ocurra, en el momento de comenzar la toma de u medicamento deberás informarte bien de sus efectos secundarios y una vez que los tengas claros, si hay peligro de padecer acatisia entonces será necesario que tu médico comience el tratamiento con una dosis baja del medicamento antipsicótico y aumentar gradualmente la dosis en el tiempo, siempre y cuando no se noten efectos secundarios molestos. En caso de tener efectos secundarios deberás acudir a tu médico cuanto antes y de esta manera, que pueda valorar si debes seguir tomando la medicación o no.

Una vez sabido todo esto, si crees que tienes los síntomas que están relacionados con esta afección no lo dejes pasar porque si no, solo empeorará la condición tanto a nivel físico como emocional.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.