Saltar al contenido

10 actitudes que indican que tienes inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una de las claves para ser más felices. Este tipo de inteligencia puede ser innata, es decir, hay gente que nace con más inteligencia emocional que otra. Sin embargo, tengo una buena noticia para ti: también podemos entrenar este tipo de inteligencia para mejorar nuestra gestión de las emociones y relacionarnos más satisfactoriamente con los demás.

En este artículo vamos a identificar qué aspectos indican que una persona posee una buena inteligencia emocional. De esta manera sabremos en qué facetas debemos focalizar nuestra atención para mejorar.

1) Saber describir nuestras emociones con las palabras precisas.

Viene bien tener un rico “vocabulario emocional”, algo difícil hoy en día puesto que gran parte de la sociedad no se dedica a cultivar su mente leyendo libros y prefiere tumbarse en el sofá a ver “la caja tonta”.

Es muy diferente decir que te sientes “mal”, que decir de manera más específica que te sientes “desconcertada” o “frustrada”.

Las personas con inteligencia emocional saben identificar exactamente cómo se sienten.

2) Conocer tus debilidades.

Saber cuáles son tus principales vulnerabilidades es esencial cuando se trata de la gestión de tu comportamiento. Tener un coeficiente emocional alto no solo significa conocer tus fortalezas y explotarlas, sino también evitar que tus debilidades te pongan obstáculos en tu vida.

3) Tener una intuición acertada.

La capacidad de interpretar los sentimientos, intenciones y motivaciones de los demás es otra señal típica de este tipo de inteligencia.

4) No ofenderse fácilmente.

Es difícil poner fin a la alegría de los que tienen confianza en sí mismos. Las personas emocionalmente inteligentes son seguras y tienen la mente abierta, lo que les asegura una “piel “muy gruesa” ante las críticas. Esto incluye la capacidad para burlarse de sí mismos de vez en cuando.

5) Ser capaz de decir “no”.

Tomarse las críticas negativas con filosofía no significa ser pasivo. Tener competencia emocional también implica saber cómo poner límites. Rechazar asertivamente algunos compromisos es difícil, pero trae beneficios importantes para la salud física y mental.

6) Perdonarse a si mismo.

¿Eres capaz de contemplar tus propios fallos sin sentirte culpable? Esto no significa ignorarlos. Culparse y regodearse en tus errores conlleva ansiedad y timidez. Algunos aspectos de la vida son como una “cuerda estrecha” donde sólo los más competentes son capaces de caminar sin tropezar.

7) No cultivar rencores.

Además de ser capaz de perdonar los errores propios, las personas con inteligencia emocional también tienden a “absolver” a otros. El dolor y la ira son dos ingredientes para el estrés e incluso enfermedades como la presión arterial alta.

8) Ser generoso.

Ofertar ayuda sin pedir nada a cambio es una característica típica de los que tienen inteligencia emocional. Estas personas construyen relaciones fuertes porque siempre están pensando en los demás.

9) Neutralizar la gente “tóxica”.

Además, se busca respetar el punto de vista de las personas “tóxicas” y trata de encontrar soluciones positivas para ambas partes.

10) No buscar la perfección.

Las personas con inteligencia emocional no ven la perfección como un objetivo porque saben que no existe. Frente a la inevitabilidad de los problemas, no nos quejamos sobre el pasado y simplemente seguimos adelante.

Si te ha gustado este artículo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.[mashshare]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.