Saltar al contenido

Adicciones sin sustancias: tu pareja, el trabajo,…

Las adicciones sin sustancias.La adicción también se puede dar en una actividad que no requiere de ningún tipo de sustancias. Se puede ser adicto al juego, a internet , al trabajo, al ejercicio o a ver la televisión. A este tipo de adicción se le llama “la adicción del comportamiento”.

La adicción de comportamiento es una forma de adicción que no se basa en las drogas o el alcohol. Consiste en una obligación de participar en varias ocasiones en una actividad hasta que provoca graves consecuencias negativas a nivel físico, mental, social y económico. Una señal de que una conducta se ha convertido en adicción es si persiste a pesar de estas consecuencias.

En cualquier caso, este tipo de adicciones se convierten también en una enfermedad crónica. El cerebro espera su recompensa, su motivación, hasta el punto de anular nuestra voluntad.

Estos comportamientos adictivos se convierten en compulsiones, comportamientos repetitivos y obsesivos sobre los que no tenemos control.

Puede haber factores biológicos y psicológicos que contribuyen a estas adicciones.

Un ejemplo: la adicción a la comida.

Al analizar la adicción a la comida, por ejemplo, un estudio publicado en 2009 en The Scripps Research Institute demostró por primera vez que los mismos mecanismos moleculares que convierten a una persona en drogadicta están detrás de la compulsión a comer en exceso, empujando a la gente a la obesidad.

Las adicciones conductuales o del comportamiento se han propuesto como una nueva clase de transtorno en el DSM-5, el gran libro que recoge todos los transtornos del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.