Las etapas en la adolescencia

Cualquier padre o madre que tenga un adolescente en casa sabrá que es una etapa difícil y que aunque quieran mostrar su identidad o independencia, en realidad aún son muy dependientes de las enseñanzas y guía de los padres. La etapa de la adolescencia empieza en la pubertad donde los niños y niñas comienzan a desarrollarse con un crecimiento corporal, más vello y con olores corporales más fuertes.

Las etapas de la adolescencia están llenas de drásticos cambios físicos, psicológicos, emocionales y sociales. Los adolescentes sienten que están en una carrera donde la meta de salida queda demasiado lejos… Tienen que avanzar mucho y muy rápido. Aunque existen variaciones individuales en la línea de tiempo para este crecimiento, la adolescencia generalmente se puede pensar en diferentes fases o etapas.

Todas las etapa son importantes porque son el camino que les llevarán a la vida adulta. Están formando su identidad tanto a nivel físico como mental… es un proceso madurativo que deben pasar para poder convertirse en adultos saludables.

Pre-adolescencia

La pre adolescencia oscila entre los 8 y los 11 años y es la etapa que pasa entre la infancia y la adolescencia. Para algunos expertos esta etapa aún pertenece a la infancia y para otros pertenece a la adolescencia… Pero lo que es seguro es que esta etapa coincide con la pubertad en los niños y niñas.

Los cambios físicos en esta etapa son notables. Los huesos comienzan a crecer y a los niños y niñas les cuesta un poco coordinar bien los movimientos e incluso pueden sentir ciertos dolores en sus articulaciones. En cuanto a los cambios psicológicos existen progresos mentales ya que son capaces de pensar de forma abstracta con mayor precisión. Pueden reflexionar sobre situaciones hipotéticas o sobre operaciones lógicas y matemáticas. Se identifican según el su género. Ésta etapa no se considera como una etapa en algunos casos y en otros, la combinan con la siguiente que sería la adolescencia temprana.

Adolescencia temprana

Para algunos la adolescencia temprana comienza a los 11 años y dura hasta los 15, para otros comienza a los 10 y continua hasta los 13… aunque suele ser aún más temprano en las niñas, sobre todo con la llegada de la primera menstruación. Estos cambios físicos incluyen la aparición de vello corporal, el desarrollo de los senos para las niñas y los genitales más grandes para los niños, y los olores corporales más fuertes.

De hecho, este es el período de más rápido crecimiento humano fuera de la infancia. Tantos cambios a la vez hacen que sean obvios, algo que a menudo llevan a los niños a ser conscientes de sí mismos y se comparan con sus compañeros.

En cuanto a los cambios físicos se nota en la voz, el cuerpo comienza a tener una apariencia más adulta, necesitan dormir más. Comienza a salir el acné en el rostro. En cuanto a los cambios psicológicos los chicos y chicas comienzan a buscar referentes fuera del entorno familiar y comienzan a construir de forma fuerte su autoestima y autoconcepto. Están en búsqueda de su propia identidad y dan valor a la opinión de los demás.

Tienen aún pensamiento egocéntrico aunque también quieren entender el punto de vista de otras personas.  Esto no es un defecto de carácter; mientras que son capaces de tener un pensamiento abstracto, sus córtexes frontales aún se están desarrollando. Sin embargo, esto puede hacerlos más susceptibles a las malas influencias. Los adolescentes jóvenes no son buenos en las tareas que requieren planificación a largo plazo y tienden a participar en conductas impulsivas.  Tienen menos interés en hacer cosas con sus padres y pueden comenzar a reprender de mala manera. Los grupos de amigos se vuelven más importantes y, a menudo, la cantidad triunfa sobre la calidad cuando se trata de amistades…

Adolescencia media

Los cambios físicos continúan en la adolescencia media, o aproximadamente entre los 14 y los 16 años. La composición corporal y la masa esquelética comienzan a cambiar, aumentando la masa corporal magra en los chicos y disminuyendo en las chicas.

La importancia de los grupos de amigos que comienza en la adolescencia temprana aumenta, para disgusto de los padres. Los conflictos con los padres y cuidadores son más frecuentes, y los adolescentes pasan cada vez más tiempo con sus amigos. Las interacciones sociales se expanden para incluir relaciones románticas y pueden llevar a la experimentación sexual y una actividad sexual activa.

Este puede ser un momento difícil para los padres y los niños, porque aunque los adolescentes de mediana edad pueden empatizar, pensar y planificar de manera más abstracta que los niños más pequeños, todavía tienen la ilusión de indestructibilidad de un niño. Este período también se caracteriza por sentimientos de omnipotencia e inmortalidad, lo que lleva a un mayor riesgo. Son recompensados por los estímulos sociales asociados con los grupos de compañeros y al tomar riesgos emocionantes, y estas recompensas tienden a superar el pensamiento lógico o la gratificación retrasada.

Adolescencia tardía

La adolescencia tardía puede extenderse desde los 17 a los 21 años, hasta la edad adulta, especialmente en los hombres. Físicamente, muchos chicos parecerán maduros pero su cerebro aún está desarrollando las características distintivas de la edad adulta: las habilidades para planificar con anticipación, retrasar la gratificación y el compromiso.

La maduración cognitiva completa continúa en la edad adulta. La corteza prefrontal no se desarrolla hasta mediados de los años veinte.  Dado que esta etapa coincide con la mayoría de edad, los adolescentes han establecido su independencia. Sorprendentemente, esto hace que sea más probable que pidan consejos a los padres.

Los grupos de iguales se vuelven menos importantes como una forma de definir sus identidades. Eso podría ser un consuelo para los padres que han visto a sus hijos distanciarse durante la adolescencia, en el camino hacia la edad adulta. Es una ironía agridulce que criar a un adulto exitoso signifique perder la dependencia de la infancia.

En esta etapa ya no queda apenas rastro del egocentrismo evolutivo y tiene más conciencia social. Comienzan a pensar a largo plazo y piensan en su imagen y personalidad como su propia identidad. Se interesan más por procesos sociales en general, también sobre aquello que está más allá de sus círculos sociales.


Sé el primero en comentar