Saltar al contenido

Alcoholismo y abuso del alcohol: cómo saber si tenemos un problema

Si usted consume alcohol para hacer frente a las dificultades o para evitar sentirse mal, está en territorio potencialmente peligroso. Es importante estar al tanto de las señales de peligro y tomar medidas si procede. Comprender el problema es el primer paso para superarlo.

Antes de pasar a ver qué señales podemos detectar para ver si tenemos un problema con el alcohol, te invito a que veas este impactante testimonio de una persona alcohólica.

El caso que nos cuenta este señor puede ser muy extremo. No es necesario llegar a ese nivel de degradación para ser un alcohólico, de hecho, la sociedad está repleta de alcohólicos sociales:

QUIZÁS TE INTERESE “9 tratamientos contra el alcoholismo

Entendiendo el alcoholismo y el abuso del alcohol

alcoholismo y abuso del alcohol

El alcoholismo y el abuso del alcohol se deben a muchos factores relacionados entre sí, incluyendo la genética.

Algunos grupos raciales, como los indios americanos y nativos de Alaska, están en mayor riesgo que otros de desarrollar adicción al alcohol. Las personas que tienen antecedentes familiares de alcoholismo son más propensos a desarrollar problemas con el alcohol.

Por último, aquellos que sufren de un problema de salud mental, como ansiedad, depresión o trastorno bipolar se encuentran también particularmente en riesgo, ya que el alcohol puede ser utilizado para auto-medicarse.

Los efectos varían mucho de persona a persona… no siempre es fácil saber dónde está la línea entre el consumo social y los problemas con el alcohol. Si su consumo de alcohol está causando problemas en su vida, usted tiene un problema con la bebida.

¿Tiene un problema con la bebida?

Es posible que tenga un problema con el alcohol si usted…

* Se siente culpable o avergonzado por su forma de beber.

* Esconde sus hábitos de consumo.

* Tiene amigos o familiares que están preocupados por su forma de beber.

* Necesidad de beber para relajarse o sentirse mejor.

* Bebe regularmente más de lo que pretendía.

Los signos y síntomas del abuso de alcohol

Expertos en abuso de sustancias hacer una distinción entre el abuso de alcohol y alcoholismo (también conocido como dependencia del alcohol). A diferencia de los alcohólicos, los que abusan del alcohol tienen cierta capacidad para fijar límites a la bebida. Sin embargo, su consumo de alcohol sigue siendo auto-destructivo y peligroso para ellos mismos o para otros.

Los signos y síntomas del abuso de alcohol incluyen:

* Descuidar repetidamente sus responsabilidades en el hogar, el trabajo o la escuela debido a su forma de beber. Por ejemplo, un bajo rendimiento en el trabajo, no asistir a clase, descuidar a sus hijos no cumplir algunos compromisos porque está con resaca.

* El uso del alcohol en situaciones en las que es físicamente peligroso, como beber y conducir, o la mezcla con medicamentos.

* Experimentar repetidos problemas legales a causa de su consumo de alcohol. Por ejemplo, ser arrestado por conducir bajo la influencia del alcohol o por desórdenes públicos.

* Continuar bebiendo a pesar de que su consumo de alcohol está causando problemas en sus relaciones. Emborracharse con sus amigos, por ejemplo, a pesar de que sabe que su esposa se va a sentir muy molesta.

* Beber como una forma de relajarse o de evitar el estrés. Muchos problemas de consumo de alcohol comienzan cuando la gente utiliza el alcohol para tranquilizarse y aliviar el estrés.

La ruta del abuso de alcohol con el alcoholismo

No todos los que abusan del alcohol se convierten en alcohólicos en toda regla, pero es un factor de riesgo importante. A veces, el alcoholismo se desarrolla repentinamente en respuesta a un cambio estresante, como una separación, jubilación o la pérdida de otro.

Los signos y síntomas del alcoholismo (dependencia del alcohol)

El alcoholismo involucra a todos los síntomas del abuso de alcohol, pero también implica un elemento más: la dependencia física al alcohol. Si usted depende del alcohol para funcionar o se siente físicamente obligado a beber, es un alcohólico.

Tolerancia: La primera señal de advertencia importante del alcoholismo

¿Tiene que tomar más alcohol de lo acostumbrado para sentirse relajado? ¿Puede beber más que otras personas sin emborracharse? Estos son signos de tolerancia, lo cual puede ser una señal temprana del alcoholismo. La tolerancia significa que, con el tiempo, necesita más y más alcohol para sentir los mismos efectos.

Malestar si no bebe: la segunda advertencia importante del alcoholismo

¿Necesita un trago para empezar a funcionar por la mañana? Beber para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia es un signo de alcoholismo y una enorme bandera roja. Cuando se bebe en exceso, el cuerpo se acostumbra al alcohol y los síntomas de la abstinencia empiezan a aparecer. Estos incluyen:

* Ansiedad o nerviosismo
* Temblor o estremecimiento
* Transpiración
* Las náuseas y los vómitos
* Insomnio
* Depresión
* Irritabilidad
* Fatiga
* Pérdida de apetito
* Dolor de cabeza

En casos severos, la abstinencia del alcohol también puede producir alucinaciones, confusión, convulsiones, fiebre y agitación. Estos síntomas pueden ser peligrosos así que hable con su médico si usted es un bebedor empedernido y quiere dejar de beber.

Otros signos y síntomas del alcoholismo (dependencia del alcohol)

* Usted ha perdido el control sobre su consumo de alcohol. A menudo bebe más alcohol del que quisiera y durante más tiempo de lo previsto.

* Usted quiere dejar de beber, pero no puede. Usted tiene un deseo persistente de reducir o detener su consumo de alcohol, pero sus esfuerzos para dejar de beber han sido infructuosos.

* Ha renunciado a otras actividades a causa del alcohol. Está dedicando menos tiempo en actividades que antes eran importantes para usted (pasar el rato con la familia y los amigos, ir al gimnasio, dedicar tiempo a sus aficiones) a causa de su consumo de alcohol.

* El alcohol ocupa una gran parte de su energía y concentración. Usted pasa mucho tiempo bebiendo, pensando en ello o recuperándose de sus efectos. Tiene pocos compromisos sociales que no giren en torno a la bebida.

* Bebe a pesar de saber que le está causando problemas. Por ejemplo, usted reconoce que su consumo de alcohol es perjudicial para su matrimonio, hace que su depresión empeore o le causa problemas de salud… pero continúa bebiendo de todos modos.

Problemas con la bebida y la negación

La negación es uno de los mayores obstáculos para obtener ayuda para el abuso del alcohol y el alcoholismo. El deseo de beber es tan fuerte que la mente encuentra muchas formas de racionalizar el consumo de alcohol, aun cuando las consecuencias son obvias. Le impide mirar honestamente su comportamiento y sus efectos negativos.

Cinco mitos sobre el alcoholismo y el abuso de alcohol

Mito #1: Soy capaz de dejar de beber en cualquier momento que desee.

Tal vez usted pueda… pero lo más probable es que usted no pueda hacerlo. En cualquier caso, es sólo una excusa para seguir bebiendo. La verdad es que no quiere parar. Decirse a si mismo que puede dejar de beber le hace sentir que usted tiene el control, a pesar de que todas las pruebas indican lo contrario.

Mito #2: El alcohol es MI problema. Yo soy el que lo sufro, así que nadie tiene el derecho de decirme que pare.

Es cierto que la decisión de dejar de beber es cosa suya. Pero usted se está engañando si piensa que su consumo de alcohol solo le hace daño a usted. El alcoholismo afecta a todo el mundo que le rodea, sobre todo a las personas más cercanas a usted.

Mito #3 : No bebo todos los días, así que no puedo ser un alcohólico O yo solo bebo vino o cerveza así que no puedo ser un alcohólico.

El alcoholismo no se define por lo que consume, cuando lo bebe o incluso la cantidad que bebe. Son los efectos de su consumo los que definen un problema. Si su consumo de alcohol está causando problemas en su casa o en su vida laboral, usted tiene un problema con la bebida.

Mito #4: No soy un alcohólico porque tengo un trabajo y yo estoy bien.

Usted no tiene que ser una persona que viva en la calle y esconder una botella en una bolsa de papel marrón para ser un alcohólico. Muchos alcohólicos son capaces de mantener un trabajo, terminar la escuela y mantener a sus familias. Algunos incluso pueden ser directivos de empresa. Sin embargo, esto no significa que usted no se esté poniendo a sí mismo o a otros en peligro.

Mito #5: Beber no es tan peligroso como la adicción a las drogas.

El alcohol es una droga y el alcoholismo es tan perjudicial como la adicción a las drogas. La adicción al alcohol causa cambios en el cuerpo y en el cerebro, y a largo plazo el abuso del alcohol puede tener efectos devastadores en su salud, su carrera y sus relaciones. Los alcohólicos atraviesan por una abstinencia física cuando dejan de beber.

Efectos del alcoholismo y abuso de alcohol

El alcoholismo y el abuso de alcohol puede afectar a todos los aspectos de su vida. La ingesta prolongada de alcohol puede causar serias complicaciones de salud ya que afecta prácticamente a todos los órganos del cuerpo, incluyendo el cerebro. Los problemas con el alcohol también pueden dañar su estabilidad emocional, finanzas, su carrera y su capacidad de construir y mantener relaciones satisfactorias. El alcoholismo y abuso del alcohol también puede tener un impacto negativo en su familia, amigos y la gente con la que trabaja.

Los efectos del abuso de alcohol y el alcoholismo en las personas que amas

Las consecuencias negativas sociales del abuso del alcohol pueden ser igual de devastadoras que las físicas. Los alcohólicos y los que abusan del alcohol tienen más probabilidades de divorciarse, tener problemas de violencia doméstica, quedarse sin trabajo y vivir en la pobreza.

Pero incluso si usted es capaz de tener éxito en el trabajo o de mantener su matrimonio, no puede escapar de los efectos que el abuso de alcohol y el alcoholismo tiene en sus relaciones personales. Los problemas con la bebida ejercerán una enorme presión sobre las personas más cercanas a usted.

A menudo, los miembros de la familia y los amigos cercanos se sienten obligados a cubrir a la persona con el problema de alcoholismo. Fingen que todo está bien y esconder todos sus miedos y resentimientos puede tener un costo enorme. Los niños son especialmente sensibles y pueden sufrir un duradero trauma emocional cuando un padre o cuidador es un alcohólico.

Obtener ayuda

Si usted está listo para admitir que tiene un problema con la bebida, ya ha dado el primer paso. Se necesita una tremenda fuerza y coraje para enfrentarse al abuso de alcohol y al alcoholismo. Obtener ayuda es el segundo paso.

Si usted decide ir a rehabilitación el apoyo es esencial. Para recuperarse de la adicción al alcohol es mucho más fácil cuando se tiene gente a su alrededor que puede apoyarle, servirle de consuelo y guía. Sin apoyo, es fácil volver a caer en los viejos patrones cuando las cosas se ponen difíciles.

Conseguir estar sobrio es sólo el principio

Su recuperación depende del tratamiento de la salud mental, el aprendizaje de estrategias de afrontamiento saludables y aprender a tomar mejores decisiones cuando aparezcan los problemas en la vida. Para mantenerse libre de alcohol a largo plazo, también tendrá que hacer frente en primer lugar a los problemas subyacentes que condujeron a su alcoholismo o abuso de alcohol.

Esos problemas podrían ser la depresión, una incapacidad para manejar el estrés, un trauma no resuelto de su niñez o cualquier otro problema de salud mental. Estos problemas pueden ser más prominentes cuando ya no utilice el alcohol para ocultarlos. Sin embargo, usted estará en una posición más saludable para finalmente abordar y buscar la ayuda que necesita.

Cómo ayudar a un ser querido con alcoholismo o abuso de alcohol

Si un ser querido tiene un problema con la bebida, puede estar luchando con una serie de emociones dolorosas, como la vergüenza, el miedo, la ira y la culpa. El problema puede ser tan abrumador que parece más fácil ignorarlo y decir que todo está bien. Pero a la larga, negarlo será más perjudicial para usted, otros miembros de la familia y la persona con el problema de alcoholismo.

Tratar con el alcoholismo de un ser querido puede ser una montaña rusa emocional. Es vital que usted procure cuidar de sí mismo y obtener el apoyo que necesita. También es importante contar con personas con las que puedas hablar honesta y abiertamente acerca de lo que estás pasando.

Un buen lugar para comenzar es unirse a un grupo como Al-Anon, una asociación de apoyo gratuito para las familias que lidian con el alcoholismo. Escuchar a otras personas con los mismos desafíos pueden ser una gran fuente de consuelo y apoyo. También se puede recurrir a amigos de confianza o a un terapeuta.

¿Qué no se debe hacer?

* No trate de castigar, amenazar, sobornar o predicar.

* No trate de ser un mártir. Evite las apelaciones emocionales que sólo pueden aumentar los sentimientos de culpa y la compulsión de beber o usar otras drogas.

* No cubra o ponga excusas para el bebedor alcohólico. No trate de protegerlo de las consecuencias reales de su comportamiento.

* No asuma las responsabilidades del bebedor alcohólico.

* No oculte o tire las bebidas alcohólicas.

* No discuta con la persona cuando esté bebida.

* No trate de beber junto con el alcohólico.

* Por encima de todo, no se sienta culpable o responsable de la conducta del otro.

* No puede forzar a alguien a quien ama a dejar de abusar del alcohol. La elección depende de ellos.

* No espere que la persona deje de beber y se mantenga sobrio sin ayuda. Su ser querido necesita tratamiento, apoyo y nuevas habilidades de afrontamiento para superar un serio problema de alcoholismo.

* La recuperación es un proceso continuo. La recuperación es un camino lleno de baches, lo que requiere tiempo y paciencia. Un alcohólico no se convertirá por arte de magia en una persona diferente. La persona alcohólica tiene que enfrentar los problemas que condujeron al abuso de alcohol.

Admitir que hay un problema grave puede ser doloroso para toda la familia, pero no hay que tener vergüenza ni miedo. Usted no está solo. El alcoholismo y el abuso de alcohol afecta a millones de familias, de toda clase social, raza y cultura, pero hay ayuda y apoyo disponible para usted y su ser querido.

Cuando su hijo tiene un problema con la bebida

El descubrimiento de que su hijo puede ser un alcohólico genera miedo, confusión e ira en los padres. Es importante mantener la calma cuando se enfrente a su hijo y hágalo cuando esté sobrio. Explique sus inquietudes. Es importante que su hijo sienta el apoyo de sus padres.

Cinco pasos que los padres pueden tomar:

1) Establecer reglas y consecuencias: su hijo adolescente debe entender que el consumo de alcohol conlleva unas consecuencias específicas. No hay que hacer amenazas huecas o establecer reglas que no se pueden cumplir. Asegúrese de que su cónyuge está de acuerdo con las reglas y está dispuesto a hacerlas cumplir.

2) Supervisar la actividad de su hijo: averigüe los sitios que frecuenta y con quién se junta. Revise rutinariamente el alcohol que guarda en su casa, los posibles escondites que pueda estar usando (mochilas, debajo de la cama, entre la ropa, en un cajón). Si encuentra alguna botella explíquele a su hijo que esta falta de privacidad es una consecuencia de su actitud autodestructiva.

3) Fomente otros intereses y actividades sociales en él. Exponga a su hijo a pasatiempos y actividades saludables, como los deportes de equipo, Scouts y clubes después de la escuela.

4) Hable con su hijo acerca de los problemas subyacentes. La bebida puede ser el resultado de otros problemas. ¿Su hijo tiene problemas para encajar con los demás? ¿Ha habido un cambio reciente e importante, como una mudanza o un divorcio que le está causando un estrés que no puede manejar?

5) Obtenga ayuda externa: usted no tiene que hacerlo solo. Los adolescentes a menudo se rebelan contra sus padres, pero si escuchan la misma información de otra persona con una autoridad, pueden ser más propensos a escuchar. Trate de buscar la ayuda de un entrenador deportivo, médico de familia, un terapeuta o consejero. Más información

¿Te ha gustado este contenido?… Subscríbete a nuestra newsletter AQUÍ

Hoy en Recursos de Autoayuda Vídeo:

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (6)

MUY BUENA NOTA!!!

Responder

CONVIVO CON UN ALCOHOLICO DESDE HACE COMO 20 AÑOS APROXIMADAMENTE CON SUS ALTIBAJOS QUE EN TEMPORADAS LO DEJABA PERO TIENE COMO CUATRO AÑOS SI NO MAS QUE YA ES CONSTANTE DIARIO SIN SUSPENDER SE ESCONDE PARA QUE NO LO VEAMOS TOMANDO HACE TODO POR OCULTAR QUE SE LA PASA TOMADO SU ACTITUD Y HABLA ES LO QUE LO DELATA Y EN ESTE MOMENTO ME SIENTO IMPOTENTE PORQUE EL NO LO RECONOCE NI LE INTERESA DEJAR DE BEBER EL ES FELIZ ASI, ES SU FORMA DE VIDA Y TODO LO DE LA NOTA ES CIERTO,
YO ASUMO SUS RESPONSABILIDADES , MENTIMOS QUE TODO ESTA BIEN , LE TAPAMOS PARA QUE NO SE DEN CUENTA ETC , PERO SI LA PERSONA NO QUIERE RECIBIR AYUDA Y SE SIENTE BIEN ASI QUE SE PUEDE HACER YA EN UNA OCASION LO INTERNE CONTRA SU VOLUNTAD SALIO PEOR PORQUE SALIO AGRESIVO Y QUERIENDO VENGARSE, FUE CUANDO DECIDI QUE ES SU PROBLEMA, SIN EMBARGO NOS AFECTA BASTANTE EN NUESTRA FAMILIA, CON NUESTROS HIJOS
DESDE NIÑOS YO SOY QUIEN ME ENCARGO DE ELLOS QUE ESTUDIEN QUE SE PREPAREN ETC LO QUE HE LOGRADO LO HE HECHOS SOLA PORQUE EL NO SABIA NI EN QUE AÑO DE LA ESCUELA IBAN POR DECIR , EL NEGOCIO LA MAYOR PARTE DE LAS RESPONSABILIDADES LAS HAGO YO
PERO YA NO PUEDO AGUANTAR MUCHO MAS ASI, NO SE QUE HACER NO QUIERO SEGUIR PERJUDICANDO A MIS HIJOS MAS DE LO QUE YA ESTA HECHO ,

Responder

Hermana quisiera poder tener los medios y las palabras q te dieran la paz q necesitas, y solo puedo pedirle a Dios q te mande fuerzas para salir a delante y claridad para tomar decisiones . te quiero mucho y lo sabes.

Responder

Hola Nube, tienes razón, vivir con una persona alcohólica es muy complicado, ya que es una enfermedad de la que es muy difícil salir y la persona que lo padece no solo se daña a si misma, sino que también afecta a todos a su alrededor. Además internarlos contra su voluntad no siempre funciona, a veces puede resultar contraproducente, lo ideal es que ellos mismos tengan la intención de dejar la substancia, por que así tendrán una buena motivación para adherirse al tratamiento. Lo mejor que se puede hacer es hablar con el, decirle como te sientes y hablarle sobre el daño que te está haciendo, intentar hacerle entender que lo mejor para el es que busque rehabilitación.
Gracias por compartir tu experiencia
ánimo
saludos

Responder

Un artículo muy bueno para descubrir si se tienen problemas con el alcohol. Muy recomendable.

Responder

Yo llevó con un sicológo varios años spara dejar de beber pero sigo recayendo término autoinclpandome sin poder dormir etcétera

Responder