Saltar al contenido

Alcoholismo — Tipos, causas, síntomas y tratamiento

El alcohol etílico, también conocido como etanol, es una sustancia que puede encontrarse en las bebidas alcohólicas, las cuales son completamente legales en la mayoría de países del mundo. Se trata de un depresor del Sistema Nervioso Central y aunque no es considerado como tal debido a su aceptación en la sociedad, se trata de una droga como cualquier otra, con sus problemas de abuso (alcoholismo) gracias a la dependencia y tolerancia que la misma provoca.

Esta sustancia es un gran problema, ya que en todos los países el abuso del mismo es algo común y los efectos o consecuencias de ello suelen ser de gravedad. Véase los casos de accidentes de tránsito, abuso sexual, violencia, violencia doméstica, entre otros. Sin embargo, el tema en el que nos centraremos es en el abuso del mismo.

¿Qué es el alcoholismo?

Este término se refiere al abuso del alcohol durante un período de tiempo continuo, lo cual genera dependencia y tolerancia en las personas. Además, se considera como un problema de salud o enfermedad, ya que los individuos que lo padecen no tienen la capacidad mental o física de frenar el consumo o al menos controlarlo; lo cual afecta sus cuerpos de forma negativa.

  • Puede ser una predisposición genética, ya que en diversos estudios se ha logrado encontrar una relación entre las personas que padecen de dependencia al alcohol.
  • Por otro lado, no sólo la vida del alcohólico se ve afectada en los diversos ámbitos, sino también las de su círculo de personas más cercanas.

¿Cuáles son los tipos de alcoholismo?

  • El primer tipo es aquél que se desarrolla en la vida adulta de una persona, la cual ingiere cantidades de alcohol en diferentes períodos de tiempo. Al comienzo la separación entre cada ingesta es mayor, pero a medida que va creándose la dependencia, ésta va disminuyendo hasta convertirse en un problema mayor.
  • Por su parte, el segundo tipo se refiere a los adolescentes que consumen alcohol de forma excesiva y que normalmente están relacionados con experiencias violentas o criminales. Sin embargo, éstos no aumentan el consumo progresivamente.

¿Cuáles son las causas de la dependencia al alcohol?

A pesar de una gran cantidad de investigaciones que se han realizado con el pasar de los años, aún no se ha podido una causa común por la que las personas consumen alcohol de forma excesiva. El abuso o dependencia al alcohol es algo que puede deberse a la relación de diversos factores que influyen en la vida de la persona afectada. Entre dichos factores, los más comunes suelen ser:

  • Relación con personas que padecen dependencia al alcohol, como puede ser una madre o padre alcohólico.
  • Consumo de la sustancia debido a la aceptación social que la misma tiene, siendo prácticamente “obligatorio” consumirla en eventos sociales (según lo que cree la persona).
  • Problemas personales de distintas índoles, incluyendo trastornos que puede padecer la persona, como la ansiedad, depresión o una baja autoestima.

Predisposición genética

Por otra parte, también se han realizado muchos estudios para encontrar una relación entre el alcoholismo y la genética. Según las investigaciones, es posible encontrar un pequeño cambio en el genoma de las personas con mayor predisposición a ingerir alcohol y desarrollar dependencia.

A pesar de ello, aún se desconocen causas exactas de por qué se desarrolla esta dependencia, más allá del consumo excesivo producido por los distintos motivos nombrados y otros que pueden ser desconocidos.

Consumo a temprana edad

Finalmente, la etapa de la adolescencia es crucial en determinados casos. Debido a que en dicho momento de sus vidas los jóvenes son más vulnerables en diversos aspectos, es normal que la mayoría de ellos consuman alcohol. El problema es que el consumo suele ser bastante frecuente, lo cual puede producir dependencia al alcohol en los mismos.

Las razones por las que un adolescente consume alcohol son similares a las ya mencionadas anteriormente, sólo que al tratarse de una etapa vulnerable, es mucho más probable que se genere la dependencia al mismo. Por ese motivo, es importante aconsejar a los niños sobre este tipo de sustancias y cómo manejarlas de forma correcta para evitar inconvenientes que compliquen sus vidas o la de sus familiares o personas cercanas.

Estadísticas del consumo en el mundo

Existe una gran variedad de datos y cifras sobre el alcoholismo, ya que como mencionábamos, se trata de un problema de salud que afecta una enorme cantidad de personas alrededor del mundo.

  • Un 6% de las muertes anuales en el mundo fallece debido al abuso del alcohol, lo cual es un aproximado de 3.300.000 personas.
  • El consumo de alcohol puede provocar trastornos del comportamiento o mentales y enfermedades.
  • Existe una relación causal entre el consumo de la sustancia y el padecimiento de infecciones.
  • El abuso del alcohol produce a la persona afecta pérdidas económicas y sociales de importancia; así como también puede producírselas a otros miembros de la sociedad.

Con respecto a la cantidad de alcohol ingerida per cápita en diferentes países del mundo, es posible encontrar las siguientes cifras.

  • La cantidad de litros de alcohol consumidos por persona anualmente se ubica por encima de 15 litros para los primeros cinco países de la lista (República Checa, Hungría, Rusos, Ucrania y Estonia).
  • En España los habitantes consumen un aproximado de 11 litros de alcohol por persona; lo cual está por encima de países de Latinoamérica, pero por debajo de muchos países de Europa.
  • Los países con mayor consumo de alcohol por persona en Latinoamérica son Chile (9,6 litros), Argentina (9,3 litros), Venezuela (8,9 litros), Paraguay (8,8 litros) y Brasil (8,7 litros).

Síntomas de la adicción al alcohol

Distinguir si una persona es dependiente al alcohol no es algo complicado, ya que presenta síntomas similares al abuso de cualquier otra droga. Por ello es necesario prestar mucha atención para determinar si el individuo está abusando del consumo del alcohol o si ya es dependiente del mismo y puede considerarse como “alcohólico”.

  • La persona sentirá gran deseo de consumir la sustancia en cualquier lugar y momento del día.
  • No es posible controlarse a sí mismo, ni la cantidad consumida ni la separación entre consumo.
  • A medida que se va creando la dependencia, el individuo también se va volviendo más tolerante. Lo que significa que necesitará consumir una mayor cantidad de alcohol.
  • El alcohol afecta su desenvolvimiento diario de forma negativa, al igual que las relaciones sociales. El individuo puede dejar de realizar actividades, ir a trabajar, eliminar fuentes de placer, entre otros.
  • La persona es capaz de beber totalmente solo y tratar de ocultar su estado de embriaguez.
  • Los afectados suelen desarrollar problemas de salud, tanto físicos como mentales, que pueden afectar su vida, relaciones, trabajo, entre otros.

Si conoces una persona que está presentando alguno de estos síntomas, es posible que esté desarrollando alcoholismo. Lo mejor es hacérselo saber a los familiares para hacer algo antes de que la dependencia sea mucho más fuerte; ya que el alcohol se encuentra entre las sustancias con mayor adicción.

Diagnóstico

Existen diversas formas de diagnosticar a una persona alcohólica, las cuales son:

  • Síntomas descritos anteriormente, los cuales pueden ser más evidentes cuando la persona está pasando por el síndrome de abstinencia.
  • Es posible evaluar a la persona psicológicamente o a algún familiar que esté acompañándolo en caso de que éste no acceda a responde las preguntas que tienen relación con la sustancia.
  • Aumento de glóbulos rojos y GGT, lo cual puede conocerse a través de la realización de un examen de sangre.

Tratamientos para el alcoholismo

Tratar la dependencia al alcohol no es una tarea fácil, ya que se trata de una droga. Por lo tanto, el primer paso para empezar un tratamiento es que el paciente sea consciente de que tiene un problema con la bebida, el cual está afectándolo a él y su alrededor de forma negativa.

Existen varias alternativas para ello, como las terapias grupales, centros de desintoxicación y tratamientos con ayuda de medicamentos. Sin embargo, los mejores resultados suelen conseguirse con la combinación de todas las opciones.

  • El centro de desintoxicación permitirá que el paciente no sufra de los síntomas del síndrome de abstinencia, además de brindarle las herramientas necesarias para no pensar en la sustancia y eliminar esa costumbre de su vida.
  • Las terapias grupales permitirán que el paciente pueda expresarse y conocer los problemas que pueda estar ocasionando con las personas de su alrededor. Estas pueden ser en familia o pareja, por ejemplo.
  • Los medicamentos también ayuda a mantener la abstinencia o reducir el consumo, cuando aún la dependencia no está en su más alto nivel o simplemente se quiere ir dejándolo de a poco hasta desacostumbrarse.

El definitiva, el alcoholismo es un problema que afecta a millones de personas en el globo, por lo que se trata de una de las drogas legales que más efectos negativos ha producido en la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Alluda Sicologica

Responder

Necesito información sobre la alluda sicológica para superar unas costas leves k ay por hay sin mas ….. Mayte diez Antolín …OS Saluda Atentamente un Saludo para todas esas personas k están hay para echar la mano ……..

Responder