Alegría de vivir

¿Has perdido tu alegría de vivir? ¿Te levantas todos los días triste y deprimido/a? Tranquilo/a no te preocupes. La tristeza es una emoción pasajera aunque si llevas mucho tiempo con esa sensación quizá estés deprimido/a y debas acudir a tu médico. Consejos para recuperar la alegría de vivir:

1) Retoma el control de tus pensamientos.

Es necesario que retomes el control de tu vida a través de tus pensamientos. Seguro que tienes la mente llena de pensamientos negativos automáticos. Es necesario que los elimines.

Esta parte del libro Tus Zonas Erróneas de Wayne Dyer te puede ayudar (vídeo):







2) Aprende a pensar en positivo.

Una vez que te hayas dado cuenta de que tu mente está llena de pensamientos negativos, es necesario que empieces a sustituirlos por pensamientos positivos. Tienes que darte cuenta de que en tu pensamiento tienes el poder para cambiar tu vida.

3) Hábitos saludables.

Come alimentos saludables (verdura, frutas, pescado), duerme mínimo 7 horas al día y realiza ejercicio. Mira el polémico anuncio que, recientemente, ha realizado una sociedad de médicos norteamericana contra la comida basura:

4) Valora a la gente que tienes a tu alrededor.

Ya vivas con tu pareja o sigas con tu familia, es necesario que valores su compañía y los aspectos positivos que tengan.

5) Rodéate de gente interesante.

Si tienes “amistades” que están haciendo daño, no te aportan nada de valor o minan tu autoestima, es la hora de irte separando de las mismas e ir buscando gente que te aporte más valor. En el trabajo, en el colegio, cursos de formación, vecinos, padres y madres del colegio…el mundo está rodeado de personas interesantes. No te conformes con poco.

6) Ayuda a otras personas.

Somos seres sociables y prestar nuestra ayuda a aquellos que lo necesitan es la máxima expresión de esa sociabilidad. Una alegría compartida es doble alegría.

7) Aprende a apreciar las cosas pequeñas.

La vida no está conformada por grandes eventos. La vida es un conjunto de pequeñas cosas y nuestro día a día es la suma de pequeñas acciones. Aprende a ser plenamente consciente cuando realizas esas pequeñas acciones. Relájate y disfruta.

8) No tengas miedo a los cambios.

Acomodarse en una rutina que nos limita por el miedo al cambio es una postura que nos está limitando. No tengas miedo al cambio, deja que la vida cambie (si es que tiene que cambiar) sigue la corriente de manera relajada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.