Algofobia: miedo a experimentar dolor

algofobia hombre con miedo

A nadie le gusta sentir dolor y eso es normal en cualquier persona, en cambio cuando el miedo a sentir dolor se vuelve irracional o comienza a controlar aspectos de la vida de la persona, entonces es cuando algo ya no va bien.. es posible que se trate de una fobia que comienza a controlar las emociones de la persona que lo padece.

Cuando una persona tiene algofobia es un temor extremo y sinsentido ante el dolor que implica mucha ansiedad.  Este tipo de fobia suele ocurrir con mayor incidencia en personas mayores o ancianas.

Todos tenemos miedo al dolor

Es cierto que todos, o la gran mayoría de nosotros tenemos miedo al dolor. A nadie le gusta tener que pasar por momentos de sufrimiento. La tendencia natural de las personas es buscar el placer, la tranquilidad y hacer todo lo posible para evitar el dolor o ser dañado de cualquier tipo, tanto a nivel físico como emocional.

algofobia chica en el dentista

Las personas tenemos como mecanismo reflejo huir del dolor para cuidarnos y sobrevivir. En cambio, aunque esto es normal, hay personas que tienen miedo, pavor… y el miedo al dolor se convierte en una fobia que se denomina algofobia. Este miedo es mucho más irracional de lo normal y no es normal. Las personas que tienen este tipo de fobia sienten un miedo tan irracional que puede provocar problemas tanto a nivel personal como laboral. Sus relaciones socio afectivas se pueden ver perjudicadas.

Síntomas

Esta fobia es caracterizada por tener miedo fóbico a cualquier tipo de dolor o experiencia que implique dolor o sufrimiento. No es un miedo solo al dolor en sí mismo, si no también a cualquier experiencia que esté relacionada directa o indirectamente con el dolor. Las personas con algofobia pueden tener extrema preocupación por cualquier circunstancia o estímulo que puedan provocarle cualquier sensación de dolor.

algofobia en hombres

La persona no es necesario que esté expuesta a nada relacionado con cosas que le causen dolor para que esta fobia le afecte a su vida diaria. Tener algofobia afecta de forma notable a la calidad de vida de la persona afectada y a su comportamiento. Por esto es muy importante conocer cuáles son las características para detectarla a tiempo y que se puede tratar de forma adecuada para que la persona recupere cuanto antes el control de su vida.

Por lo tanto, en cuanto a los síntomas, la persona sentirá ansiedad, miedo irracional, palpitaciones, sudoración, mareos, estrés extremo, ataques de pánico, dificultad para respirar, dificultad para pensar o hablar claramente… Los síntomas de esta fobia pueden ir juntos o por separado, pero la fobia se puede ver claramente cuando la persona tiene ese miedo irracional que no sabe ni espoliar por qué le ocurre.

Posibles causas

No existen unas causas concretas que puedan explicar la fobia en todas las personas que lo padecen. Puede aparecer por condicionamiento clásico (que la persona asocie el dolor con un estímulo negativo aunque el dolor en sí mismo ya sea aversivo). También puede parecer por haber vivido experiencias traumáticas (condicionamiento directo, si la persona estuvo sometida a situaciones de dolor incontrolables o excesivamente intensas).

Además, las fobias también se pueden heredar, se pueden adquirir si una persona ve en otra persona de referencia como un padre o una madre que tiene esta fobia y se modela el comportamiento. Por otra parte, también se puede provocar la fobia a causa de terceras personas, es decir, personas que contribuyen a la transmisión de la fobia porque explican sus situaciones de dolor y los síntomas de las enfermedades de las personas.

Sea cual sea el motivo de la fobia, lo que resulta imprescindible es detectarla lo antes posible para que la persona que la padece pueda tener un tratamiento lo antes posible. Si esto no ocurre, la fobia se apodera de las emociones de la persona y su calidad de vida se verá tremendamente perjudicada.

Tratamiento

Como en cualquier otra fobia es muy importante tratar cuanto antes a la persona afectada. El tratamiento psicológico de la algofobia es el mismo que para cualquier otra fobia específica. Se emplea la exposición en vivo como tratamiento por excelente ante un dolor controlado. Esto se conoce como tratamiento conductual. La terapia cognitivo conductual también es una buena opción para eliminar las distorsiones cognitivas que se asocian con la fobia. Incluso se puede utilizar la exposición a través de la realidad virtual.

algofobia experimentar en dolor

También se pueden utilizar fármacos para tratar este tipo de fobia. Normalmente se emplean ansiolíticos que reducen la ansiedad pero no es recomendable usarlos cuando existen exposiciones en el caso de un tratamiento conductual porque el efecto terapéutico se reduce y no se afronta la situación de forma natural. En cambio, si es adecuado usarlo como complemento para otras terapias psicólogicas. Será el profesional de salud mental el que valore si es adecuado o no tomar este tipo de medicación mientras se realizan las terapias.

Algofobia e hiperalgesia

Quizá conozcas el término “hiperalgesia” que es cuando se tiene una sensibilidad extrema al dolor y que se origina cuando se tiene dolor físico en los nervios o en las terminaciones nerviosas y receptores del dolor. Hay quienes lo asocian con la algofobia aunque no son lo mismo. En la algofobia no es necesario experimentar dolor para experimentar los síntomas de la fobia.

Una persona que tiene hiperalgesia puede desarrollar el miedo a dolor cuando es consciente del dolor por las experiencias previas, e incluso puede comenzar a tener algofobia en un futuro. Pero una persona que tiene algofobia no necesariamente tiene que tener hiperalgesia y a la inversa igual. En ambos casos el dolor puede sentirse subjetivamente desproporcionado.

De cualquier modo, si crees que puedes estar padeciendo esta fobia, es importante que vayas a tu médico para explicarle lo que te ocurre y qué puedes hacer al respecto. El médico te evaluará y te dirá si realmente lo que tienes es una fobia que debe ser tratada o si existe otra causa subyacente que te esté haciendo comportarte de esta manera ante el dolor.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.