Amnesia anterógrada: cuando no puedes crear recuerdos nuevos

La amnesia anterógrada es un trastorno de la memoria que es necesario que se conozca para reconocerla y que se pueda tratar a tiempo y evitar que las consecuencias sena demasiado negativas tanto a corto como a largo plazo. No te pierdas todo lo que debes saber sobre la amnesia anterograda.

Qué es amnesia anterógrada

La amnesia anterógrada es la pérdida de la capacidad de crear nuevos recuerdos, lo que lleva a una incapacidad parcial o completa de recordar el pasado reciente, a pesar de que los recuerdos a largo plazo anteriores al evento o accidente que causaron la amnesia permanecen intactos. Las víctimas de este problema pueden repetir comentarios o preguntas varias veces, o incluso, no reconocer a las personas que conocieron minutos antes.

En este sentido, la amnesia anterógrada es una capacidad limitada de retener nueva información, esto por tanto, puede afectar gravemente a la persona en sin vida diaria, tanto a nivel personal, social como laboral. Tener dificultades para crear nuevos recuerdos puede ser un gran problema.

Este tipo de amnesia es un subconjunto de amnesia, y ocurre por sufrir daño en alguna parte del cerebro que repercute directamente en la memoria. Hay casos en que la memoria puede ser temporal y en otros, permanente.

Amnesia anterógrada y alzheimer

La diferencia entre la amnesia y la enfermedad de Alzheimer puede ser confusa para muchas personas, ya que varios de sus síntomas son similares. Ambas enfermedades causan un mal funcionamiento psicológico y, en algunos casos, ambas son incurables. Las personas también están mal informadas sobre qué las causa y por qué los pacientes contraen estas anormalidades. Sin embargo, podemos distinguir entre las dos condiciones separándolas y explicando sus diferencias.

Cuando una persona tiene amnesia, significa que ha perdido una parte o la totalidad de su memoria. Aunque esta condición no está presente en el momento del nacimiento, se puede adquirir como resultado de diferentes factores y situaciones. En muchos casos, la amnesia puede ser un estado permanente, especialmente en casos más graves. Existen muchas causas para la amnesia, como accidentes, lesiones en la cabeza, traumas físicos y estrés postraumático, entre otras cosas. Esta enfermedad tiene clasificaciones específicas y algunos casos menores se pueden curar.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad incurable que tampoco está presente en el momento del nacimiento. Alguna vez se creyó que esta enfermedad solo afectaba a las personas después de haber alcanzado cierta edad. Cada paciente tiene sus propias etapas únicas de síntomas, pero generalmente sus síntomas son los mismos. Cuando alguien es diagnosticado con Alzheimer, ya es una condición permanente y los medicamentos solo pueden ralentizar sus efectos y controlar el cuerpo. Aún no se ha encontrado ni descubierto ninguna cura. Algunos de los primeros síntomas del Alzheimer son agresión, confusión, incapacidad para hablar normalmente, temblores constantes en el cuerpo, pérdida de memoria a corto o largo plazo o la retirada repentina del cuerpo del cerebro. En esta etapa, la persona ya no puede tener ni adquirir ningún funcionamiento útil.

Diferencia entre amnesia anterógrada y retrograda

La principal diferencia entre la amnesia retrógrada y la amnesia anterógrada es que en la amnesia retrógrada es la incapacidad para recordar los recuerdos del pasado, mientras que la amnesia anterógrada es la incapacidad de crear nuevos recuerdos. Lea el artículo completo a continuación para la explicación.

La pérdida repentina de memoria se conoce más comúnmente como amnesia. Puede ser retrógrada, en el que la persona olvida lo que sucedió antes de la pérdida de su memoria, o anterógrada en el que ya no puede recordar las cosas que le suceden después.

La amnesia retrógrada es un problema en la capacidad del cerebro de recuperar información y la amnesia anterógrada es una falla en la capacidad de almacenar información. Cuando las personas sufren de pérdida repentina de memoria, los recuerdos que pierden son generalmente lo que se conoce como episódica o explícita: olvidan los eventos y los hechos. No pierden su memoria implícita o de procedimiento, que es lo que nos permite realizar funciones como utilizar un ordenador, montar en bicicleta o conducir un coche.

Ejemplos de amnesia anterógrada

Las víctimas de amnesia anterógrada generalmente solo pierden la memoria declarativa (la recolección de hechos), pero retienen la memoria no declarativa o de procedimiento (el aprendizaje de habilidades y hábitos). Por ejemplo, es posible que puedan recordar o aprender a hacer cosas, como hablar por teléfono o andar en bicicleta, pero es posible que no recuerden qué habían comido para almorzar ese mismo día.

Esto quedó claro a principios del siglo XX por Édouard Claparède , quien demostró que, aunque los anmnesiacos anterógrados no recordaban haberlo conocido en días anteriores, aún podían aprender y recordar algunas cosas (nuevas tareas relacionadas con la memoria procedimental). Ahora sabemos que esto es porque la memoria procedimental no se basa en el hipocampo y el sistema de memoria del lóbulo temporal medial de la misma manera que la memoria declarativa.

Incluso más específicamente, los pacientes de amnesia anterógrada a menudo pierden solo la parte episódica de su memoria declarativa (la parte que se relaciona con información autobiográfica con un contexto temporal y / o espacial), y no la parte semántica (información factual, como lenguaje, historia, geografía, etc., con asociación autobiográfica).

Cuando hay daño en un solo lado del lóbulo temporal medial, la neuroplasticidad del cerebro a menudo permite la oportunidad de un funcionamiento normal, o casi normal, de los recuerdos con el tiempo.

Sin embargo, un caso más reciente de 2005 en Alemania ha hecho que los investigadores deban volver a trabajar sobre este tema. Un paciente dental, después de recibir un tratamiento de rutina del conducto radicular , repentinamente presentó síntomas de amnesia anterógrada, aunque los escáneres mostraron que su hipocampo estaba completamente intacto y no había evidencia de que su cerebro se viera afectado por el anestésico. Además, solo podía retener nuevas memorias de procedimiento durante una o dos horas, casi el tiempo que típicamente lleva el proceso inicial de consolidación para “cimentar” una memoria en su lugar en las sinapsis. En este caso parece que en el proceso de consolidación no reconstruían nuevas sinapsis sin ningún motivo aparante.

Causas

Las causas pueden ser por culpa de que la persona haya sufrido algún accidente u evento que le haya causado una lesión en la cabeza y por tanto, se haya dañado una parte del cerebro que afecta directamente a la creación de nuevos recuerdos.

La amnesia anterógrada también puede ser causada por fármacos (se sabe que varias benzodiazepinas tienen efectos amnésicos potentes, y la intoxicación por alcohol también tiene un efecto similar) o puede ser a causa de  una lesión cerebral traumática o cirugía en la que se daña el hipocampo o el lóbulo temporal medial del cerebro.

Otra causa puede ser una conmoción cerebral, un ataque al corazón, falta de oxígeno o un ataque epiléptico. Con menos frecuencia, también puede ser causado por un shock o un trastorno emocional.

Hay investigaciones que muestran que la amnesia anterógrada es el resultado de un problema en la codificación y almacenamiento de la memoria. La nueva información se procesa normalmente pero se olvida casi de inmediato. Sin llegar a las regiones del cerebro donde se almacenan los recuerdos a largo plazo.

Tratamiento

No existen en la actualidad medicamentos que ayuden con este tipo de amnesia, pero los médicos suelen derivar a realizar terapia, el trabajo con un terapeuta ocupacional puede ayudar a recordar con estrategias específicas para este fin. También se utiliza la tecnología para lidiar con la incapacidad de formar recuerdos duraderos.


4 comentarios

  1.   José Menjívar dijo

    Solamente expresar mis agradecimientos por estos grandes aportes que nos ayudan a crecer personal y profesionalmente; y solicitarles nos sigan favoreciendo con tales ayudas

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      Gracias!

  2.   José Menjívar dijo

    Es un valioso aporte para la comunidad participante, lo cual agradecemos mucho.

    1.    Maria Jose Roldan dijo

      Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.