¿Qué es la Anhedonia? — Tipos, causas, síntomas y tratamientos

Existen muchas enfermedades y trastornos mentales que pueden afectar de manera temporal o permanente a las personas, los cuales tienen efectos sociales muy fuertes, debido a que las actitudes de estos suelen ser erráticas, agresivas, o simplemente irradian sentimientos negativos que no mucha gente se siente a gusto al estar en sus cercanías.

La anhedonia es considerada como un trastorno mental, aunque se ha determinado que es más un síntoma, en el cual se pierde la capacidad de sentir emociones de satisfacción o alegría al momento de realizar ciertas actividades.

A pesar de ser una patología que afecta de manera grave a los pacientes, esta posee su respetivo tratamiento, que en ocasiones puede curar por completo a las personas o mejorar los síntomas.

Existen muchos factores que causan este tipo de enfermedad, que  pueden estar asociados a los diferentes ambientes en los que una persona se desenvuelve. Las principales características de esta, es que el individuo deja de percibir satisfacción, emoción y ganas de realizar algunas actividades de las cuales anteriormente las solía hacer con mayor ímpetu y actitud.

Al comenzar a sentir los rasgos de esta, se comienza una vida sin placer, debido a la incapacidad de reaccionar ante los diferentes estímulos que ofrece el día a día de las personas. Los principales factores que pueden ocasionarlo son antecedentes familiares o algún trastorno mental como la esquizofrenia.

¿Qué es la anhedonia?

Científica y medicamente se denomina como una falla de los estímulos reactivos que estimulan el placer y las emociones positivas, es una palabra derivada del antiguo idioma griego de las cuales son terminaciones le dan el significado, siendo an de falta o carencia y hedoné de interés o placer, es considerada una derivación de un trastorno mental muy conocido, llamado depresión, en los que se suelen ver involucrados otros tipos de enfermedades y deficiencias mentales como el Alzheimer y la esquizofrenia.

Actualmente se ha determinado que no solamente se ve anexada a los sentimientos negativos, sino que también provoca l falta de interés y de motivación en ciertas actividades en que las personas solían desempeñarse anteriormente con total diversión, perdiendo por completo estas características al momento de atacar los síntomas de dicha enfermedad.

En este tipo de enfermedades se ve muy relacionadas cuestiones sociales y culturales, debido a que existen sociedades y culturas que aceptan este tipo de comportamientos como normales, a los que también se le asocian la salud física y el proceso que conllevo en la gestación, determinando por completo si estas actitudes son anormales, o en su defecto normales.

Tipos

Esta se puede dividir en dos tipos, los cuales se verán afectados por las causas que provoquen tales sentimientos, como lo son los sociales o los físicos.

  • Anhedonia social: este tipo se caracteriza por que el individuo se cohíbe de relacionarse socialmente, a lo que refiere falta de interés por hacer nuevas amistades, o estar en entornos donde exista tal posibilidad, lo que puede convertirlos en personas insociales o asociales, dependiendo de qué tan grave sea el caso.
  • Anhedonia física: en esta se ven afectadas de igual manera las relaciones sociales, debido a que los individuos que presentan este tipo de anhedonia pierden el interés total sobre situaciones de contacto físico como relaciones sexuales, tacto interpersonal, o la ingesta de alimentos inclusive, que a su vez puede generar trastornos alimenticios.

Causas más comunes

Como ya se ha visto a lo largo del artículo la anhedonia es una enfermedad que causa la falta de interés y la capacidad de sentir emociones, que puede ser de carácter parcial o total, dependiendo de la gravedad del caso. Existen muchas causas posibles que puedan afectar estas cualidades normales de cualquier ser humano, entre las más comunes están los efectos secundarios de algunos medicamentos utilizados para tratamientos antidepresivos, que pudiesen o no ocasionar anhedonia social o física en algunas personas.

  • Trastornos mentales: tales como la esquiziotipia, la esquizofrenia, la depresión entre muchos otros pueden ser factores críticos para que una persona empiece a experimentar los síntomas ocasionados por la anhedonia, debido a las mismas sensaciones que estos ocasionan.
  • Consumo de sustancias estupefacientes: como el alcohol, las drogas, y en ocasiones los diferentes tipos de tabaco pueden dañar severamente a una persona tanto física, como psicológicamente, y a su vez ocasionar los síntomas principales de esta enfermedad. Esta causa es probablemente el principal factor detonante de la misma.
  • Consumo de psicotrópicos y antidepresivos: existen infinidades de medicamentos para el tratamiento de trastornos psicológicos, que en su mayoría si no se administran de manera correcta, pueden ocasionar diversos síntomas, y entre los principales de estos se encuentran los de los dos tipos de anhedonia.
  • Agentes internos: se han observado y estudiado casos en los que algunos individuos que sufren de esta enfermedad, han detonado los síntomas de manera autónoma debido a talvez experiencias vividas os imple desinterés nato de la persona.
  • Agentes externos: existen muchas posibilidades que el entorno social en todos los ámbitos, ya sea en la escuela, universidad, el trabajo, el hogar entre otros puedan provocar cierto disgusto en las personas, llegando a agravarse de tal manera que se convierta en una enfermedad, conocida como anhedonia.

¿Cómo se diagnostica la anhedonia?

Existen muchos criterios que pueden determinar que las personas poseen un trastorno de este tipo, aunque estudiando su comportamiento ante las situaciones que pueda presentar la vida, se puede llegar a decir que la anhedonia se puede convertir en una patología, afectando a los individuos gravemente en el desarrollo de su entorno social.

El psicólogo L. Chapman logro crear una escala en 1976 que determinaba los diferentes niveles de acción de esta enfermedad, los cuales consisten en hacer cierta cantidad de preguntas, claro estas varían dependiendo del tipo de anhedonia que se esté tratando, siendo 40 preguntas para la de carácter social, y 61 preguntas para la de carácter físico, aunque estos cuestionarios han sido ampliamente publicados para su respectivo conocimiento y uso, estos no han llegado a ser publicados de manera oficial, por lo que no se han concretado en el ámbito de la psicología y psiquiatría

En los comienzos de los estudios realizados a pacientes con trastornos psicológicos, se llegó a pensar que el cuestionario para la anhedonia física podría resultar ser más efectiva debido a lo extenso de la misma y de sus cualidades, aunque se demostró que la de carácter social tuvo un mejor resultado en el diagnóstico de personas con trastornos esquizoides como la esquizofrenia.

Con estos métodos se logró determinar incluso otros orígenes de eta enfermedad como el autismo, el trastorno de personalidad esquizofrénico o el síndrome de asperger que anteriormente no se había localizado los síntomas de esta en los mencionados.

Aunque inicial y básicamente la manera más sencilla de detectar este tipo de enfermedad es al igual que las comunes, basándose en los síntomas que presenten los posibles pacientes de la misma.

Síntomas de la anhedonia

Muchos criterios de personas comunes confunden la tristeza simple, con la depresión la cual es un trastorno que afecta la vida de los pacientes de la misma, debido a que la tristeza es un sentimiento normal que todas las personas pueden llegar a experimentar en la vida cotidiana, pero en determinado momento, normalmente en periodos cortos de tiempo se debe superar, aceptando los acontecimientos que causaron tal sentimiento.

Entre las causas más comunes de la tristeza pueden estar la perdida de algún familiar, amigo o mascota, la ruptura de una relación sentimental o incluso social como una amistad, la pérdida de un trabajo en el que se está cómodo económicamente, en cambio la depresión es un asunto totalmente distinto y que está ligado de una manera estrecha con la anhedonia.

Entre los síntomas más comunes que existen para detectar esta enfermedad están los siguientes.

  • Baja capacidad líbica, lo que implica no tener deseos sexuales.
  • Falta de interés ante cualquier tipo de actividad que sea común del día a día
  • Perdida o aumento significativo de peso, debido a la falta de interés en la salud personal
  • Aislamiento social, y retiro de todas las posibles relaciones sociales que puedan tener los individuos.
  • Pensamientos reiterados y constantes sobre la muerte o el suicidio.
  • Baja autoestima, y pensamientos totalmente negativos de sí mismo.
  • Pensamientos erróneos y negativos sobre las personas que le rodean.
  • Perdida de energía o fatiga que se puede observar prácticamente a diario.
  • Sentimiento de culpa sin sentido o de inutilidad severa
  • Enlentecimiento, inquietud, y agitación ante la ansiedad que provoca la misma.
  • Insomnio, o aumento de horas de sueño.
  • Resulta imposible la toma de decisiones, al mismo tiempo que se pierde la capacidad de concentrarse.

Tratamientos

Esta enfermedad puede resultar muy difícil de tratar, ya que la misma deriva de otras enfermedades o trastornos mentales, por lo que su dificultad aumenta considerablemente, debido a que no se puede tratar como una enfermedad asilada con un proceso puntal, sino que primero se tiene que detectar como otro síntoma causado por otro factor comola depresión o la esquizofrenia.

Los tratamientos de estos son básicamente los mismos que se utilizarían para cualquier otro trastorno o enfermedad psicológica, entre los cuales se pueden mencionar las citas con psicólogos y psiquiatras de característica terapéutica en la que se desarrollen actividades para que el individuo desarrolle nuevamente sus habilidades positivas y genere nuevo interés sobre las cosas que solía hacer, o que simplemente encuentre nuevas alternativas.

Así como también existen algunos fármacos que pueden ayudar a disminuir los síntomas de la misma, pero se debe considerar que estos pueden ser los factores detonantes de la enfermedad en sí.

Factores de riesgo

Según el historial de esta enfermedad sintomática, se puede decir que los factores que pueden acarrear estos sentimientos pueden ser los siguientes.

  • Trastornos mentales o alimenticios.
  • Eventos traumáticos o experiencias terribles vividas en un pasado.
  • Abuso sexual o físico por parte de algún conocido o familiar.
  • Enfermedades nuevas que puedan afectar la calidad de vida del individuo.

Por estas razones es de suma importancia que las personas detecten los síntomas con rapidez  acudan a los respectivos especialistas para que si algún familiar posee alguna de estas características sea tratado lo más pronto posible para evitar que empeore la situación.


2 comentarios

  1.   Edson Gunga dijo

    gracias por su contribución al mundo de la ciencia psicológica. hace un par de años una amiga, estudiante de medicina en Cuba de Sudáfrica se le ocurrió decirme que yo tenía síntomas de anhedonia, que yo debiese pesquisar sobre la enfermedad y lo hice, todo eso porque no demostraba deseo sexual despues de tomat unos tragos, por que me estaba adaptando al control de mi deseo sexual, porque lo común era que todo el que tomaba y estuviese con chicas al lado tenia que demostrar deseo sexual, pero aunque despues de haber pesquisado, me di cuenta que tenia algunos rasgos(sintomas) pero no lo suficiente para acudir al psicologo o al psiquiatra. Me encuentro bien hasta hoy y despues de leer el articulo estoy más seguro que nada de lo que me decia la estudiante era verdade.

  2.   Gisele Sycolli dijo

    A dónde puedo ir o que centros de ayuda gratuita existen en Puebla Pue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.