¿Qué es la ansiedad generalizada? Cómo detectarla a tiempo

La conducta humana ha sido objeto de estudio por muchos años. Ya que el comportamiento de los individuos ha variado de una manera tal, que se ha descubierto un gran número de trastornos que pueden afectar el equilibrio mental de cualquier persona.

Entre las perturbaciones que puede sufrir el consciente o subconsciente, se encuentra una, denominada ansiedad generalizada que es  muy común en ésta época moderna, debido al gran ajetreo que se vive día a día, causado por el estrés de las ocupaciones y preocupaciones, puede llegar a afectar y limitar el desenvolvimiento de una vida normal.

Ésta enfermedad ha ido desencadenado una serie de consecuencias en las personas que la padecen. Pero ¿Qué es exactamente? Conozcamos un poco más del tema.

¿Qué es la ansiedad generalizada?

Se conoce con el nombre de ansiedad generalizada a la enfermedad o trastorno mental que padecen cierto número de personas. Donde el afectado es propenso a sufrir fuertes ataques de ansiedad y temor irracional, que se detonan desde cualquier medio, como preocupaciones, miedos, dinero, futuro, pareja. Y se prolongan por un largo tiempo, con duraciones de seis meses y más.

Causas del trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Hay que tener presente que cualquier persona puede padecer ésta enfermedad, incluso han existido casos de niños que se han visto afectados por la misma. Es uno de los trastornos más comunes.

  • El afectado puede estar propenso a situaciones que le generen altos niveles de estrés.
  • Se origina en personas con problemas de aprendizaje o dificultad para concentrarse.
  • Es más frecuente en mujeres, sobre todo en aquellas que están embarazadas o acaban de dar a luz.
  • Se produce en personas con algún tipo de enfermedad como cáncer o diabetes y en otras que padezcan problemas de alcoholismo, drogas y otros vicios.
  • Puede ser originado por factores biológicos, es decir, por causa genética.
  • En personas con autoestima baja y/o mentalmente deprimidas.

Síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada  

  • El afectado presenta principalmente comportamientos de ansiedad, preocupación y temor severos e irracionales.
  • Se irritan y cambian de estado de ánimo con facilidad.
  • Presentan dificultad para conciliar  el sueño.
  • Se les hace difícil controlar sus emociones.
  • Tienen problemas para afrontar situaciones de la vida cotidiana, lo que les causa fatiga e impaciencia.
  • Puede presentar cuadros de sudoración, palpitaciones, tensión en los músculos, ahogos, náuseas, vomito, dificultad para tragar y mareos.   

Situaciones que propician ataques de ansiedad generalizada

Cualquier situación que muestre algún tipo de peligro puede generar un ataque de ansiedad generalizada. Generalmente estas reacciones son de alarma y preocupación ante circunstancias de ésta índole. Se pueden mencionar las siguientes:

  • Situaciones en las que el afectado con el trastorno de ansiedad generalizada no tiene ningún tipo de experiencia, son nuevas para él y por lo tanto le generan un ataque de preocupación e inseguridad.
  • Situaciones donde se presenta una persona que puede causar algún daño físico, como ejemplo de ésta circunstancia se puede mencionar un asalto.
  • Una situación cotidiana como el trabajo o el estudio, pueden convertirse en un completo dolor de cabeza y preocupación.
  • Situaciones de evaluación, son aquellas donde la persona es sometida a una prueba en la que puede obtener un logro o fracasar. Se puede mencionar algún tipo de examen académico o entrevista de trabajo.
  • Situaciones en las que se pueden presentar fobias que padezca la persona como: miedo a las alturas, o a volar en aviones, ver sangre, tener contacto con animales que considere peligrosos, pero que en realidad son inofensivos.
  • Situaciones que la persona no las puede manejar, es decir, en las que no tiene el control.

Tratamiento

Como el trastorno de ansiedad generalizada es más que uno de ansiedad común, el tratamiento que se utiliza frecuentemente  es de prescripción médica, donde se emplean pastillas antidepresivas, Como benzodiacepinas.

También es recomendada  la terapia con un especialista, así como buscar métodos de técnicas de meditación y relajación como el yoga. Éstas y otras técnicas son:

Técnicas psicológicas: 

Se trata de esas terapias con profesionales donde el paciente habla del trastorno que padece, y el terapeuta lo conduce  a través de una serie de procesos que le ayudan a encontrar la cura, mejorar la conducta y controlar las emociones. Se puede encaminar en tres ámbitos diferente, los cuales son:

  1. Ayudar a la persona a reforzar su autoconfianza, de manera que le sea más sencillo tomar decisiones y solucionar problemas.
  2. Estimulan la concentración, memoria y equilibrio mental con el fin de que el paciente tenga la capacidad de diferenciar lo real de lo irreal y así culminar con los episodios en los que se presentan alucinaciones.
  3. Preparar al paciente para que enfrente situaciones que a su juicio representan una gran amenaza, y logren verlas desde un punto de vista menos desafiante, fácil de afrontar.

Técnicas de comportamiento:

La técnica busca colocar al paciente al límite de sus emociones, en una situación que aunque es controlada le permite liberar todos los impulsos de ansiedad y de ésta manera enseñarle a la persona a comportarse y reaccionar mejor en circunstancias similares.  

Técnicas médicas:

Como se mencionó anteriormente, estas técnicas se basan en tratamientos de fármacos prescritos. Estos medicamentos controlan los niveles de ansiedad y reducen los ataques de pánico, pero no se debe sobrepasar la dosis recomendada ya que puede causar adicción, el paciente debe tratar de disminuir la dosis a medida de que pasa el tiempo y  lograr reforzar el autocontrol por sí solo.

Técnicas de relajación:

Son procedimientos que se realizan con el fin de enseñar al paciente formas de relajarse. Se deben aplicar con frecuencia para obtener resultados, preferiblemente todos los días. Existes diversos métodos que pueden ser aplicados, como el yoga, la estimulación mental haciendo uso de la imaginación, el aflojamiento de los músculos a través de técnicas  musculares progresivas, disminuyendo los ataques de ansiedad por medio de ejercicios de respiración y control mental.


Un comentario

  1.   Nancy Mary Espinoza Yupanqui dijo

    Buenas tardes, sería oportuno enfatizar las técnicas de respiración, y concentración,
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.