Antidepresivos: qué son y para que se utilizan

tomar medicamentos antidepresivos

Es posible que alguna vez hayas escuchado que alguien cercano a ti se toma antidepresivos, o posiblemente te hayan dicho que serían buena idea que tú también los tomases. Desgraciadamente, estamos en una sociedad con problemas emocionales y son muchas las personas que toman antidepresivos diariamente para poder enfrentar su día a día.

Los dolores emocionales pueden perjudicar gravemente el funcionamiento normal de cualquier persona. Es por eso que cuando alguien nota que no puede más, acude a un profesional de salud mental en buscar de estos “remedios rápidos”. Aunque en realidad es necesario buscar la razón del desequilibrio emocional para poder trabajarlo y atajar esas emociones que tanto afectan.

Qué son los antidepresivos

Son un tipo de medicamento que ayudan a reducir los síntomas cuando se tienen signos depresivos y corrigen los desequilibrios químicos que se producen a nivel cerebral, en los neurotransmisores. Cuando una persona tiene desequilibrios químicos en el cerebro, su comportamiento o su estado de ánimo puede verse afectado.

persona tomando antidepresivos

Los antidepresivos no curan a la persona que tiene depresión, simplemente ayudan a reducir los síntomas. El primero que se toma una persona puede ser eficaz, pero a medida que se avanza puede disminuir el efecto e incluso puede provocar efectos secundarios que suelen ser bastante molestos. Si una persona se toma un antidepresivo y no le mejora los síntomas o tiene efectos secundarios, será necesario probar otro tipo de antidepresivo hasta encontrar el que siente bien a la persona y realmente le ayude.

Funcionan mediante la inhibición de la recaptación de los neurotransmisores específicos, algo que aumenta los niveles alrededores de los nervios dentro del cerebro, como los inhibidos selectivos de la recaptación de serotonina, ya que tomar antidepresivos afectan a los niveles de serotonina en el cerebro.

Tipos de antidepresivos

Teniendo en cuenta cómo funcionan los antidepresivos es momento de saber qué tipos existen:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN).
  • Antidepresivos atípicos.
  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa
  • Otros medicamentos

Dependiendo del tipo de antidepresivo que te indique tu médico que debas tomar, tendrás que seguir ciertas pautas importantes. Porque por ejemplo los inhibidores de la monoaminooxidasa requiere seguir una dieta estricta porque puede tener interacción con alimentos u otros medicamentos que puede ser peligroso o incluso mortal.

bote con pastillas antidepresivas

Cuándo tomarlos

Los antidepresivos se utilizan dependiendo de las circunstancias de la persona y será un médico quien los podrá recetar. Una persona no puede tomar este tipo de medicamento por su cuenta ni se encuentran en venta libre. Después de una evaluación médica será cuando un profesional podrá valorar si un paciente se los debería tomar o no.

Los antidepresivos se utilizan para tratar varias condiciones. Las más comunes para tomarlos son:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Trastorno bipolar
  • Enuresis infantil
  • Trastorno depresivo mayor
  • Dolor neuropático periférico diabético
  • Dolor neuropático
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Aunque también existen otros usos que incluyen entre otros:
  • Fibromialgia
  • Urticaria crónica
  • Sofocos
  • Síntomas premenstruales severos
  • Bulimia
  • Síndrome de Tourette
  • etc.

Efectos secundarios de los antidepresivos

Los antidepresivos suelen tener efectos secundarios similares puesto que suelen tener composiciones bastante parecidas. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Síntomas de abstinencia
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Trastornos del sueño
  • Pesadillas
  • Psicosis
  • Convulsiones

Hay que tener especial cuidado si se utilizan antidepresivos con adolescentes o con niños, puesto que pueden aumentar el riesgo de tener pensamientos suicidas o comportamientos de este tipo, sobre todo en niños y adolescentes con depresión o con otros trastornos psiquiátricos.

Cualquier persona deba utilizar antidepresivos con un niño o adolescente deberá equilibrar el riesgo de suicidio con la necesidad clínica del medicamento. Los pacientes que comienzan terapia deben tener un seguimiento por un profesional de la salud mental para saber si hay una mejora o un empeoramiento clínico. Se deberán valorar los pensamientos suicidas o los cambios inusuales que se tengan en el comportamiento.

pastillas antidepresivas de diferentes tipos

Efectos secundarios según el tipo de antidepresivo

Aunque los efectos secundarios son bastante comunes en todos los antidepresivos también puede ocurrir que existan otros diferentes dependiendo del tipo de antidepresivo que se deba tomar.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

  • Pensamientos anormales
  • Agitación
  • Ansiedad
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Disfunción sexual
  • Sedación
  • Temblores
  • Sudoración
  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Sequedad de boca
  • Erupción cutánea
  • Náuseas
  • Hiponatremia (bajo contenido en sodio)
  • Hipoglucemia (bajo nivel de glucosa en sangre)
  • Convulsiones

Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina

  • Sedación
  • Sequedad de la boca
  • Vision borrosa
  • Estreñimiento
  • Retención urinaria
  • Aumento de la presión en el ojo
  • Hipertensión
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza
  • Erupción cutánea
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Calabres abdominales
  • Pérdida de peso
  • Disfunción sexual
  • Insuficiencia hepática (rara vez)

Inhibidores de la monoaminooxidasa

  • Hipotensión postural
  • Presión arterial alta
  • Desmayos
  • Ritmo cardíaco anormal
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Somnolencia
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Disfunción sexual
  • Aumento de peso
  • Pérdida de peso
  • Edemas
  • Convulsiones (poca frecuencia)
  • Erupciones (poca frecuencia)
  • visión borrosa (poca frecuencia)
  • Hepatitis (poca frecuencia)

¿Cuál es el antidepresivo correcto para ti?

Será el médico quien valore qué antidepresivo tienes que comenzar a tomar, aunque dependiendo de su efectividad podrá indicar que cambies a otro para ver si te va mejor que el anterior. Existen varios antidepresivos disponibles que funcionan de menor a mayor intensidad, pero también debes tener en cuenta los posibles efectos secundarios que puedas tener. Deberás tener en cuenta lo siguiente antes de tomarte un antidepresivo:

  • Los síntomas que tengas, ya que pueden variar de un medicamento a otro.
  • Los posibles efectos secundarios ya que también varían de uno a otro y de una persona a otra.
  • Si ese antidepresivo dio resultado a un pariente cercano, ya que si un medicamento da resultado a un pariente de primer grado (padres, hermanos) es posible que te funcione a ti también.
  • Puede interactuar con otros medicamentos y ser peligroso.
  • Si estás embarazada o en lactancia materna tendrás que hablar con tu médico para sopesar riesgos y beneficios.
  • Tienes otras enfermedades. Algunos antidepresivos pueden ocasionar problemas adicionales si ya tienes otros problemas de salud física o mental.
  • Algunos antidepresivos no los cubre la sanidad pública y pueden ser bastante caros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.