Qué es la apraxia o apraxia del habla

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre la apraxia? Es una condición que aunque es poco común, es necesario conocer para poder entender la condición, y sobre todo, para que si se reconocen los síntomas se pueda buscar tratamiento lo antes posible. La apraxia también se conoce como apraxia del habla y a continuación te vamos a explicar de qué trata.

Qué es

La apraxia es una condición neurológica poco conocida. A las personas que lo tienen les resulta difícil o imposible realizar ciertos movimientos motores, aunque sus músculos sean normales. Las formas más leves de apraxia se conocen como dispraxia.

La apraxia se puede presenta de la siguiente manera:

  • Apraxia orofacial. Las personas afectadas con este tipo de apraxia no puede realizar voluntariamente algunos movimientos que involucran músculos faciales. Por ejemplo, no pueden guiñar un ojo o lamerse el labio.
  • Apraxia de las extremidades. Este tipo de apraxia afecta a la capacidad de la persona para mover de forma intencional los brazos y las piernas.
  • Apraxia del habla. Con esta afección a la persona le resulta difícil o imposible mover la boca o la lengua para hablar. La persona puede querer hablar pero físicamente no puede hacerlo.

La apraxia por tanto, es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de controlar los movimientos y gestos motores finos y gruesos. Las personas pueden nacer con apraxia, o pueden adquirir apraxia a través de una lesión cerebral. La apraxia puede afectar la capacidad de mover los músculos faciales o la capacidad de mover las extremidades. El trastorno también puede afectar las habilidades de comunicación.

La apraxia puede variar de leve a grave. Las personas con esta afección no pueden realizar movimientos controlados de manera voluntaria a pesar de querer hacerlo teniendo la capacidad física y mental suficiente para poder realizarlo. La apraxia puede ocurrir a causa de padecer un trastorno en los lóbulos parietales del cerebro.

La apraxia del habla

La apraxia del habla es un tipo de apraxia que afecta específicamente la capacidad de usar la lengua, los labios y la mandíbula para formar palabras habladas. Puede ser leve o grave, lo que dificulta o imposibilita la comunicación verbal. Las señales de apraxia del habla incluyen:

  • Niños pequeños que no balbucean
  • Dificultad para formar palabras
  • Dificultad para masticar
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para decir algunas palabras o que sean difíciles de formar
  • Repetir palabras

Hay dos formas de apraxia del habla:

  • Apraxia adquirida. Puede ocurrir a personas de cualquier edad, aunque normalmente se encuentra en adultos. Normalmente ocurre en adultos y hace que las personas pierdan la capacidad de hablar, al menos, como hacían anteriormente.
  • Apraxia del desarrollo. Este tipo de apraxia se conoce como apraxia del habla infantil. Está presente desde el nacimiento y afecta a la capacidad del niño a formar sonidos y palabras. Los niños con apraxia del habla a menudo tienen habilidades mucho mayores para entender el hablar que para expresarse con palabras habladas. La mayoría de los niños con apraxia del desarrollo tendrán una mejoría significativa o incluso una recuperación completa gracias al tratamiento correcto.

Síntomas

Aunque existen algunas señales que las hemos comentado más arriba, también hay algunas señales que se deben tener en cuenta. Estos síntomas están relacionados con el habla y pueden estar asociados con la apraxia, los más comunes son:

  • Dificultad para encadenar sílabas en el orden apropiado para formar palabras o incapacidad para hacerlo.
  • Balbuceo mínimo durante la infancia
  • Dificultad para decir palabras largas o complicadas
  • Intentar pronunciar palabras
  • Inconsistencias en el habla (poder decir una palabra en unos momentos pero no en otros)
  • Inflexiones o sesiones incorrectas en ciertos sonidos o palabras
  • Uso de formas no verbales en la comunicación en exceso
  • Distorsión de vocales
  • Omisión de constantes al principio o final de las palabras
  • Dificultad para crear palabras

En ocasiones la apraxia del habla en los niños también se puede acompañar de otros síntomas del lenguaje o deficiencias cognitiva que pueden causar, entre otros, las siguientes limitaciones:

  • Vocabulario restringido
  • Problemas gramaticales
  • Problemas de coordinación y habilidades motoras finas
  • Torpeza general
  • Dificultades para masticar y tragar

Causas

A pesar de que pueden haber diferentes tipos de apraxia, es necesario entender cuáles son las causas para poder saber por qué ocurre. La apraxia adquirida ocurre como hemos apuntado anteriormente, por padecer daño cerebral en las áreas del cerebro que controlan la capacidad de hablar. Las afecciones que pueden producir apraxia son: un traumatismo craneal, un accidente cerebrovascular o tener un tumor cerebral.

Cuando la apraxia ocurre en niños, no se entiende muy bien por qué sucede. Puede que se por problemas de conexión entre el cerebro y los músculos que se usan para hablar o quizá por algunas anomalías cerebrales. Se intentan buscar algunas causas genéticas de la apraxia y saber qué partes del cerebro están vinculados exactamente a esta condición.

Diagnóstico y tratamiento

Para realizar un diagnóstico será necesario que se haga una observación de la persona afectada y evaluar si existe daño en el tejido cerebral. No existe una sola prueba que detecte la apraxia del habla. Se busca la presencia de diferentes síntomas comunes de esta afección, por lo que los expertos pueden evaluar la capacidad de una persona para hablar repitiendo palabras, recitándolas, diciendo palabras fáciles y luego otras más difíciles, etc. Antes de los dos años de un niño no se puede diagnosticar apraxia.

Los terapeutas del habla pueden trabajar de forma intensa con los niños que tienen apraxia del habla para mejorar sus habilidades de comunicación. Algunas terapias que pueden trabajar son:

  • Practica de pronunciación de sonidos y palabras
  • Realizar sonidos individuales y después juntarlos para formar palabras
  • Utilizar música, ritmo o movimiento para practicar el habla
  • Usar técnicas de tacto o visuales para hablar ante un espejo, acariciar la cara mientras se pronuncian palabras, etc.

En algunos casos donde ocurre la apraxia adquirida, la condición se puede resolver por sí sola… no es el caso de la apraxia del desarrollo que no desaparece sin tratamiento. La efectividad del tratamiento puede variar de persona a persona, para tener mejores resultados, el tratamiento de apraxia debe desarrollarse para satisfacer las necesidades de una persona. Normalmente los niños deben acudir a sesiones de reeducación del habla de 3 a 5 veces en semana para tener resultados más rápidos. En ocasiones, los padres o tutores también deben participar.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología, Trastornos

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.