Cómo aprenderse un libro de 500 páginas al pie de la letra

Hace años, un actor llamado John Basinger consiguió aprenderse al pie de la letra una de las grandes obras del poeta John Milton. ¿Cómo lo logró? ¿Podríamos nosotros conseguir algo parecido?

En 1993, el actor John Basinger se propuso aprenderse la obra maestra del poeta John Milton: ‘El paraíso perdido’, un poemario de más de 500 páginas de la editorial Cátedra.

Tardó 9 años en aprendérselo de memoria y en 2001 lo recitó. Como era tan extenso tuvo que dividir su “exhibición” en 3 días pues recitarlo de manera continua le hubiera llevado 24 horas.

¿Cómo lo consiguió?

John Basinger

Todos los días dedicaba una hora de estudio para memorizar 7 versos. Según la revista Memory es más o menos la cantidad de información que puede retener nuestra memoria a corto plazo.

Lo curioso de todo es que se aprendía los versos mientras caminaba en una cinta corredora y luego los repasaba mientras levantaba pesas. No solo estaba ejercitando su mente, también estaba ejercitando su cuerpo 🙂

Esta gran capacidad de retentiva llamó la atención de un psicólogo llamado John Seamon y se puso en contacto con el actor para preguntarle si podía investigar su caso. La respuesta de John Basinger fue muy llamativa: “He estado esperando durante años la llamada de alguien como tú”.

¿Cuál fue su gran secreto para memorizar este gran poemario de más de 500 página?

Hemos contado el método, es decir, cómo lo memorizó y cuánto tiempo tardó pero ahora vamos a conocer la clave que permitió que este actor recitara de memoria y sin ningún fallo dicho poemario.

John Basinger les dijo a los investigadores de la Universidad de Wesleyan que él no se limitó a memorizar palabras. John Basinger les dijo lo siguiente:

“El reto real era no simplemente memorizarlo, sino conocerlo con la suficiente profundidad como para contar de verdad la historia de Milton”.

Él no se limitaba a memorizar palabras. Las dotaba de un sentido e interpretaba en conjunto todos los versos; los dotaba de significado.

Los investigadores tomaron contacto con John cuando éste ya tenía 74 años, por lo tanto, su memoria ya no estaba tan en forma como en el año 2001. Sin embargo, y a pesar del paso del tiempo seguía siendo capaz de recitar el poemario con una tasa de acierto del 88 %. Porcentaje que aumentaba hasta el 98 % si se le ayudaba con los primeros versos.

Lo curioso es que su memoria no fallaba a la mitad del libro o al final. Dicen que recordamos mejor lo que estudiamos al principio. En el caso de John, este dato era irrelevante.

Las conclusiones del estudio realizado a John Basinger

La primera y obvia conclusión es que John Basinger tenía una memoria prodigiosa. La segunda es que bastan con 10 años de estudio (a razón de una hora al día) para convertirte en un experto en cualquier cosa: ajedrez, aeronautica o, como en el caso de John, un experto en memorizar textos.

Sin embargo, la gran clave de todo y, la señalaron también los investigadores, fue que el actor dotó a todos los versos de significado. No repetía palabras como un loro. Acabó por entender el poemario con un todo en su conjunto en el que cada verso estaba relacionado con los demás.

Él recitaba los poemas pero los escuchaba de verdad. Quería entenderlos, quería entender la gran obra de Milton.

Los investigadores también señalaron en sus conclusiones que John Basinger hilaba un poema con el siguiente, como alguien que se aprende una canción. El libro formaba parte de un todo. Además dotaba a su recital de gestos y podía notársele cómo se emocionaba en determinados pasajes.

Otra de las claves fue que realizaba ejercicio mientras se aprendía los poemas. Está muy demostrado que el ejercicio oxigena el cerebro y favorece la memorización.

Una curiosidad que dijo John Basinger a los investigadores

John Basinger visualizaba en su mente “El paraíso perdido” como una gran catedral por la que iba avanzando por ella a medida que iba recitando los poemas.

Estos espacios fictios cognitivos ya los utilizaban los clásicos como Cicerón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.