La asertividad — Definición, características y cómo desarrollarla

Existe una gran cantidad de temas en la psicología de gran interés, como la asertividad o habilidades sociales. Son increíbles las capacidades que podemos desarrollar para mejorar nuestras relaciones interpersonales y sociales; siendo este tema realmente útil para lograrlo efectivamente.

¿Qué es realmente la asertividad?

Normalmente este tipo de términos tienen algunas variaciones de conceptos según la interpretación de diferentes especialistas en las áreas psicológicas o psiquiátricas. Sin embargo, se puede decir que la asertividad es una parte de las habilidades sociales o un modelo de relación interpersonal; la cual nos permite expresar lo que sentimos y deseamos de la mejor manera posible. Al igual que saber que todos los individuos tienen derechos (incluyéndolo), de esa forma no ser ni pasivo ni agresivo, sino mantenerse equilibrado.

Para ser una persona asertiva no sólo se necesita demostrar lo que sentimos y deseamos sin importar los demás; sino que se deben tener en cuenta y expresarlo de una manera amable, abierta y adecuada. De esta manera lograremos nuestro objetivo sin lastimar a otras personas o a ti mismo.

Para poder explicar en qué consiste la asertividad debemos destacar que existen los tres puntos (pasividad, asertividad y agresividad), estando esta en el medio de las otras dos.

La pasividad sería cuando hacemos algo por complacer a otro sin pensar en nuestros derechos; La agresividad sería expresar nuestro disgusto o molestia sin importar qué piensen los demás de cómo nos expresemos de ello. Sin embargo, en el caso de la asertividad se busca un equilibrio que permita la convivencia sana entre los individuos.

Si por ejemplo, vamos a un local y pedimos un plato de comida, pero los cubiertos están sucios; existen tres opciones de lo que podemos hacer:

a) Una persona pasiva se quedaría callada y comiera con ellos aunque le moleste.
b) Alguien asertivo le pediría al camarero si por favor podría cambiárselos.
c) Un individuo agresivo armaría todo un escándalo en el local.

Como ves, la respuesta más acertada y que mantiene el equilibrio es la b, la cual es la de la persona que sabe usar la asertividad para vivir respetando sus derechos y el de los demás.

Muchos profesionales del área asocian esta capacidad con la madurez, puesto que a medida que avanzamos en la vida, vamos adquiriendo conocimientos debido a la experiencia. Con ellos aprendemos a ser más asertivos, también aprendemos a desarrollar la empatía, entre otras cosas.

  • En la psicología, el concepto es el mostrado a los largo del artículo, siendo el que posee los tres tipos de actitudes o modelos de relación que seguimos con las demás personas.
  • Por otro lado, está la comunicación asertiva, que se referiría a la capacidad de decir lo que pensamos pero manteniendo una comunicación amable y productiva. Además, se busca que haya respeto entre las personas, se facilite el intercambio de ideas y mejore las capaciades de resolución de problemas y de negociación.
  • Por último, tenemos la combinación de la asertividad y empatía, que son dos habilidades que se adquieren con la madurez y que nos permite mantener el equilibrio en toda comunicación y forma de relacionarse con los demás.

Características de la asertividad o personas asertivas

Las personas que manejan la asertividad de forma afectiva tienen ciertas características que las diferencian de los demás. La principal es la capacidad de poder expresar opiniones, sentimientos y pensamientos; los cuales defenderemos según nuestros derechos y el de los demás; mientras que las demás se pueden enumerar de la siguiente manera:

  • Los individuos son capaces de discernir y dar una respuesta que se adapte a los derechos de ambos.
  • Sabe las diferencias entre las tres conductas, por lo que evita poner en práctica alguna de las dos que no son equilibradas.
  • Puede defenderse perfectamente sin necesidad de usar las otras dos conductas.
  • Tiene la capacidad de controlar sus emociones y expresarse adecuadamente , sin mentir, demostrar debilidad o molestia.

¿Por qué ser es importante ser capaz de llevar a cabo la asertividad?

Ser asertivo es vital para poder relacionarse con los demás individuos efectivamente, al igual que tener una comunicación más sincera, clara y directa. Lo cual es sumamente positivo para la sociedad, ya que todos respetaríamos los derechos de cada quién y los de nosotros mismos.

También es importante saber por qué ser asertivo no es mal visto, por ejemplo:

  • A veces pensamos que no le importamos a nadie y que tampoco debemos hacerles perder el tiempo. Sin embargo, cada quién tiene derecho a buscar apoyo en las demás personas; por lo que puedes hacerlo sin sentir vergüenza.
  • También sucede que pensamos que debemos adaptarnos a los amigos para así no perder el lazo que tenemos con ellos; cuando en realidad cada quien tiene total libertar de decir “NO” frente a cualquier cosa que nos incomode o moleste.
  • Es común que las personas también crean que deben ayudar a alguien obligatoriamente cuando está pasando por una mala situación. Cuando en realidad estás en tu derecho de decir cuándo puedes prestarla o no.

A la mayoría de personas que no practican la asertividad les cuesta expresar lo que sienten por vergüenza, miedo a lastimar a alguien o tener la mala autoestima. Incluso existen algunas características de las personas no asertivas que se pueden destacar.

Características de personas no asertivas

Existe una amplia cantidad de personas que no practican conductas asertivas. Incluso se podría decir que la mayoría de la población forma parte del grupo pasivo o agresivo. Siendo actualmente un tema de interés e importancia que está ayudando a que cada vez más personas tomen consciencia de sus conductas.

En el caso de esta gran mayoría, existen algunas razones que hacen que estos individuos no sean afectivos. Las características que posee el perfil de las personas no afectivas son:

  • Tienen problemas de seguridad, autoconfianza y autoestima. Suelen ser personas que no saben cómo manejar sus emociones, debilidades y frustraciones; además de tener una baja autoestima y poca confianza en sí mismos.
  • A veces entra en juego el factor cultural, ya que este puede variar las conductas de las personas significativamente. Por ejemplo, algunas culturas árabes tienen el estereotipo de mujeres pasivas y hombres agresivos.
  • El nerviosismo y estrés pueden hacernos ir a alguno de los extremos (pasivos o agresivos) de forma de exagerada.
  • Hay personas que atribuyen la falta de asertividad debido a su propia personalidad, ya que aseguran que ellos son así y no podrían cambiar. Sin embargo, esto es completamente falto porque todos podemos aprender a ser más asertivos.
  • Por otra parte, existen individuos que debido a las malas experiencias que han vivido sus conductas han alcanzado alguna de las dos extremidades. A pesar de ello, lo importarte es buscar la causa del problema y con esfuerzo, superarlo para continuar y volverse más asertivo.

Aprende a ser una persona asertiva o desarrollar la asertividad

Existen diversas maneras de desarrollar o mejorar nuestra asertividad. Lo inicial es realizar un entrenamiento asertivo que nos permita mejorar nuestras conductas, el cual se puede estructurar de la siguiente forma:

  • Primero necesitamos saber que están los tres tipos de conductas que ya hemos mencionado a lo largo del artículo. A raíz de ese conocimiento podemos saber cuál es nuestro estilo o cual utilizamos realizar frecuentemente frente a las situaciones concretas.
  • Después necesitamos saber en qué momentos queremos ser personas más asertivas; con lo cual los ejemplos descritos servirán para hacerse una idea de ellos. A partir de allí, podremos identificar cuáles son las situaciones donde no hemos logrado nuestro objetivo.
  • Es importante escribir una guía que nos permita analizar qué conductas debemos seguir, así podremos moldearnos e intentar tener un objetivo escrito que podamos leer reiteradamente.
  • Necesitamos mejorar nuestras habilidades sociales, nutriéndonos de conocimiento e intentando aumentar nuestro léxico. Además, también es bueno mejorar otros aspectos como la postura y tono de voz al socializar.
  • Para finalizar, también debemos prestar atención a las intenciones de las demás personas; ya que estas utilizan estrategias efectivas para lograr manipular tu respuesta. Una vez que puedas identificar esas situaciones, serás capaz de no dudar y dar una respuesta asertiva.

Consejos que debes tener en cuenta

A medida que vayas realizando el entrenamiento avanzarás efectiva y progresivamente. Sin embargo, también podemos recomendarte algunos consejos para que el camino sea mucho más sencillo; aunque nadie aprende en piel ajena, pero sí puede tener una idea de cómo se manejan algunos aspectos.

  • Deja de pensar negativamente sobre las respuestas y céntrate en algo positivo. No es lo mismo decir “sí” y pensar “Soy una mala persona si no le compro lo que quiere” a decir “NO” y pensar “Mi hija tiene que aprender el valor de las cosas”. El primer caso de seguro sería una conducta que modificará negativamente la hija de la persona; mientras que el segundo le enseñará valores a la misma.
  • Ningún individuo en el planeta tiene la capacidad de leer la mente. Por lo tanto, no puedes pensar que ellos entenderán qué es lo que quieres y sientes a cada momento (a menos que tus conductas así lo indiquen). Por lo que no supongas ni uses excusas sin sentido.
  • A pesar de que se torne difícil la conversación, siempre mantén en la mente tu nuevo objetivo. Ser alguien más asertivo que pueda controlar sus emociones para socializar con las demás personas de manera efectiva.
  • Sé objetivo y concreto, no le des muchas vueltas ni marees a tus interlocutores con respuestas sin sentido. La idea es que capten tu posición y respeten tu libertad de elección.
  • El lenguaje corporal es uno de los pilares fundamentales de la asertividad, por lo que deberás mejorarlo lo máximo posible y aprender a controlar tus emociones, nerviosismo y conductas dudosas o negativas.


Un comentario

  1.   Nacho dijo

    Sois unos cabrones. No me ha servido de nada. No tengo un puto amigo. Teneis razon, paso de vivir. A2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.