Saltar al contenido

Ataques de ansiedad y un dolor de cabeza que me preocupa [CONSULTA]

ataque de ansiedad

A continuación os pongo una consulta que me llegó al mail.

CONSULTA

“Hola Daniel, sigo tu blog, soy de Chile y padezco trastorno de ansiedad. Me llamo María (nombre ficticio) y tengo 22 años.

Hace algún tiempo escribí en el blog, llevo aproximadamente 2 meses así… empecé con un crisis de pánico un día cualquiera y después empecé con las crisis de angustia casi todos los días.

También tengo miedo a tener algo en la cabeza porque con la primera crisis que me dio sufrí un fuerte dolor de cabeza en la parte de atrás y en la nuca. Era como si me estuviera presionando alguien mi cabeza o tuviera una cinta apretada. En urgencias me dijeron que era una crisis de pánico y que era un dolor de cabeza tensional solamente. Que estaba sometida a estrés (soy mama hace 9 meses y estudio en la universidad y desde que quedé embarazada no he parado).

Desde ese día empezaron mis preocupaciones en torno a mi cabeza. He ido a 3 doctores, los tres me han dicho que es ansiedad. Me recetaron paroxetina pero no me sentaba bien, ahora tomo hierbas como valeriana y clonex a veces en la noche porque tampoco podía dormir bien. Me hicieron un análisis de sangre y salio todo bien pero no me han hecho ningún examen de la cabeza.

Lo que me preocupa es que a veces me siento angustiada y me duele la cabeza. Puedo pasar una semana entera con ese dolor tensional en mi cabeza, mi cuello y mis hombros. También me dan mareos y me duele la mandíbula. El doctor dice que estoy empezando con bruxismo. Luego vienen esos pensamiento negativos.

Voy a una psicóloga, ella me aconsejó no hacerme exámenes en la cabeza porque dice que va a aumentar mi ansiedad, no sé que hacer. Te agradecería mucho que me des tu opinión ya que tienes experiencia en esto. A veces me siento muy incomprendida. Leer tu blog me ayuda porque sé que no soy la única, pero ¿sera normal sentir esa angustia casi todos los días?

Desde ya muchas gracias.”

****************************************************************************************************************************************************

RESPUESTA

Hola, María. Soy Rosario Calle, psicóloga. Puedes tener un poco más de información sobre mí pinchando aquí.

En primer lugar es importante tener en cuenta, aunque pueda parecer extraño, que sentir ansiedad no solo es normal sino que es necesario para la supervivencia. Lo negativo no es sentir ansiedad, sino sentirla con una intensidad muy elevada o durante un periodo de tiempo muy prolongado.

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo que nos prepara ante “un peligro” para la lucha o la huida. Nuestro cerebro se formó hace miles de años. En esa época los “peligros” eran diferentes a los que existen en la actualidad. Hoy en día, no necesitamos “luchar” o “huir” de los peligros de la misma manera, pero nuestro cerebro sigue reaccionando de la misma forma.

Esas sensaciones que sentimos cuando tenemos ansiedad y que pueden resultar tan desagradables, tienen su función. Los músculos de nuestro cuerpo se tensan (para permitirnos salir corriendo o luchar), nuestra respiración se acelera, el corazón late más rápido (necesitamos más oxígeno en nuestros músculos para la lucha o huida), nuestra pupila se dilata (para ampliar nuestro campo visual)…

También ocurre que si prestamos constantemente atención a estas sensaciones y las interpretamos “catastróficamente” sentiremos aún más ansiedad, lo que, a su vez, hará que estas sensaciones aumenten y que nos puedan llevar a un ataque de pánico. Por ejemplo, si cuando tienes el dolor de cabeza que comentas, piensas, por ejemplo, que puede ser un tumor cerebral, en vez de pensar que es una respuesta normal de tu cuerpo ante la ansiedad, tu nivel de ansiedad se incrementará y, a su vez, la tensión muscular, lo que conllevará a que te duela aún más e incluso a que puedas llegar a sufrir un ataque de pánico.

Si cada vez que piensas que puedes tener alguna enfermedad vas al médico para que te haga pruebas, tu ansiedad, al comprobar que no tienes ninguna enfermedad grave, disminuirá a corto plazo, pero a largo plazo, puede crearse la “necesidad” de tener que comprobar continuamente si tienes alguna enfermedad. Es por eso por lo que el consejo de tu psicóloga me parece adecuado.

Ser madre conlleva una serie de responsabilidades que pueden hacer que tu nivel de ansiedad haya aumentado. Necesitas un tiempo para adaptarte a esta nueva situación.

Ayudarte con una información tan reducida como la que cuento sobre ti es un poco difícil, pero te aconsejaría que recibieras atención de un profesional de la Psicología con orientación Cognitivo-Conductual (no sé si esta es la orientación de la psicóloga que te atiende). No te ocurre nada “extraordinario”, sino algo que le ocurre a muchas personas y que con ayuda especializada podrás superar. Sería interesante, por lo poco que puedo conocer de tu problema, un tratamiento centrado en:

* Psicoeducación sobre la ansiedad
* Entrenamiento en relajación muscular progresiva
* Trabajar con los pensamientos desadaptativos que te están afectando
* Organización del tiempo
* Quizás algún tipo de asesoramiento sobre temas relacionados con tu bebé (rutinas, sueño,…) y que te hagan sentir más seguridad en su educación.

Mucho ánimo.
Un saludo.

Valoración de esta consulta

4.69/5 – 318 opiniones