Saltar al contenido

Autodisciplina: Persistencia

Nada en este mundo puede tomar el lugar de la persistencia. El talento no lo hará; no hay nada más común que hombres talentosos pero sin éxito. La sabiduría no lo hará; la sabiduría sin recompensa es casi tan común como un proverbio. La educación no lo hará; el mundo esta lleno de vagabundos con educación. La persistencia y la determinación son omnipotentes”.
Calvin Coolidge

Autodisciplina: Persistencia
La persistencia es el quinto y último pilar de la auto-disciplina.

¿Qué es la persistencia?

La persistencia es la capacidad de mantener la acción, independientemente de sus sentimientos.

Cuando trabajas en lograr alguna gran meta, la motivación se sufre altibajos. A veces te sentirás motivado y otras no. Pero no es la motivación la que produce resultados, son tus acciones. La persistencia te permite seguir tomando medidas incluso cuando no te sientes motivado para hacerlo, y por lo tanto se van acumulando los resultados. Como consecuencia de esos resultados favorables es cuando aparece la motivación.

Por ejemplo, puedes llegar a ser mucho más entusiasta de la dieta y el ejercicio una vez que haya perdido los primeros 10 kilos y sientes que tu vestimenta te queda ceñida al cuerpo de manera más flexible.

¿Cuándo renunciar?

¿Hay que persistir siempre y nunca darse por vencidos? Por supuesto que no. A veces, darse por vencido es claramente la mejor opción.

Así que, ¿cómo saber cuándo darse por vencido?

¿Tu plan sigue siendo correcto? Si no lo es, actualiza el plan. ¿Tu objetivo sigue siendo correcto? Si no lo es, actualiza o abandona tu objetivo. Es de tontos aferrarse a un objetivo que ya no te inspira. La persistencia no es terquedad.

Esta fue una lección muy difícil de aprender para mi. Yo siempre había creído que nunca hay que darse por vencido, que una vez que se fija una meta, debes aferrarte a ella hasta conseguirla. El capitán se hunde con el barco y todo eso. Si alguna vez no he podido terminar un proyecto que empecé, me sentía muy culpable por ello.

Con el tiempo me di cuenta de que esto es una tontería.

Si estás creciendo en todo como ser humano, entonces vas a ser una persona diferente cada año de lo que fuiste el año anterior. Y si eres consciente de lograr el desarrollo personal, los cambios suelen ser drásticos y rápidos. No puedes garantizar que los objetivos que establezcas hoy serán los que quieras conseguir el año que viene.

Con el fin de dar cabida a nuevas metas, tenemos que eliminar o completar las antiguas. A veces las nuevas metas son tan convincentes e inspiradoras que no hay tiempo para completar las anteriores y tienen que ser abandonadas a medio terminar. Siempre me ha parecido que es incómodo hacer esto, pero sé que es necesario. La parte difícil es decidir conscientemente eliminar un viejo proyecto, sabiendo que nunca se completará. Tengo la carrera de Pedagogía terminada, me faltan dos años para terminar la de Psicología y apenas me quedan 7 asignaturas para terminar la de Magisterio. Conscientemente decidí abandonar las carreras de Psicología y Magisterio, fue muy duro para mí. Me tomé mucho tiempo para tomar la decisión. Pero era necesario para mi propio crecimiento poder hacer esto.

Todavía tenía que resolver el problema de establecer objetivos que podrían considerarse obsoletos en un año debido a mi propio crecimiento personal. ¿Cómo pude solucionar este problema? Hice trampa. Me di cuenta que la única manera de establecer metas a largo plazo que no se quedaran obsoletas sería que estuvieran en consonancia con mi propio proceso de superación personal. La búsqueda de la superación personal es, desde hace tiempo, una constante estable para mi. Así que en lugar de tratar de establecer metas fijas como lo hice con mis carreras, empecé a establecer objetivos más amplios y más dinámicos que se alinearon con mi propio crecimiento. Este nuevo negocio me permite dedicarme a la superación personal y compartir lo que aprendo con los demás. Por lo tanto el crecimiento en sí es el objetivo. Esto crea una relación simbiótica, en la que ayudar a los demás redunda en mi propio crecimiento, que a su vez genera nuevas ideas para ayudar a los demás.

La búsqueda directa y consciente de la superación personal es mi único objetivo.

El valor de la perseverancia no proviene de aferrarnos tercamente al pasado. Proviene de una visión del futuro que es tan convincente que darías casi cualquier cosa para hacerlo realidad. Poder ayudar a las personas a crecer y a resolver sus problemas más difíciles es mucho más estimulante para mi. Espero que este Blog aporte valor real a la gente.

Persistencia de la acción proviene de la persistencia de la visión. Cuando tengas super claro lo que quieres, serás más consistente y persistente en tus acciones. La coherencia de la acción producirá la coherencia de los resultados.

¿Puedes identificar una parte de tu vida donde ha demostrado un patrón de persistencia a largo plazo? Creo que si se puedes identificarla te puede proporcionar una pista sobre tu misión, algo en lo que puedes trabajar con pasión y autodisciplina.

Este post es la sexta parte de una serie de artículos sobre la autodisciplina: parte 1 | parte 2 | parte 3 | parte 4 | parte 5 | Parte 6

Si quiero seguir creciendo indefinidamente, tengo que mantener un cierto nivel de desafío y seguir subiendo la barra cada vez más alta. No puedo dejar que las cosas se pongan demasiado aburridas.Os dejo con un vídeo que nos deja una buena moraleja para aplicar en nuestra vida:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (5)

Hola, mi patrón de persistencia más importante, desde hace muchos años, ha sido estar a gusto en mi pellejo y poder relacionarme tal y como soy realmente. Estudio psicología, pero la verdad no tengo las cosas nada claras a nivel general. He oído que escribir tus metas y leerlas todos los días, es una forma de motivación importante. Mi problema es que no sé cuales son mis metas, hay alguna forma para ir descubriendo aquello que te llene ó aclarar las ideas?, Me vale una simple orientación, muchas gracias, saludos.

Responder

Hola Mar,

Te aconsejo que practiques alguna técnica de mindfulness, meditación o yoga. Te ayudará a conectar contigo misma y con lo que ocurre en tu cuerpo. Porque cuando no existe conciencia de nuestro cuerpo, no podemos saber lo que sentimos. Y debido a que nuestras sensaciones están programadas para decirnos lo que es importante para nosotros, es fundamental saber escuchar lo que nos quieren decir. El cuerpo es mucho más sabio de lo que creemos. Si te interesa, echale un vistazo a este artículo que escribí hace unos días: https://www.recursosdeautoayuda.com/por-que-es-perjudicial-la-division-entre-cuerpo-y-mente-aprendamos-a-respirar/

Un saludo!

Jasmine

Responder

Hola! La información me ha sido de gran utilidad; Estoy casi por terminar la carrera de odontología, misma que desde un principio no quería,yo quería y quiero ser Médico,y por más q trato de aferrarme a la carrera,no siento la pasión que siento por la Medicina; La frase qué más me impacto es la siguiente:”Es de tontos aferrarse a un objetivo que ya no te inspira” … Así que voy a trabajar lo necesario hasta conseguir mi objetivo! No importa cuántas veces me caiga,ni las veces que me deprima, así me tarde años, lo seguiré intentando!; Gracias!!! Un abrazo!!! y felicidades por este blog.

Responder

hola, realmente creo que mi autodisciplina esta en ceros, he intentado de muchos metodos: hacer agendas, escribir mis objetivos, pensar en mis metas a largo y corto plazo, pero siempre resulto haciendo nada, es mas terrible aun, hay días que me siento tan frutada que quisiera irme lejos de todo y empezar de nuevo, pero se que la carrera que escogí (docencia) es lo que me gusta, me apasiona, pienso en mi familia y mi pareja que me apoyan y aun así siento que estoy sola, y que necesito algo que me motive mas ha continuar, en que estoy fallando para sentirme así todo el tiempo?

Responder

Hola Astrid, quizá necesites algún aliciente adicional. Únete a algún foro de maestros o visiona vídeos en Youtube sobre la docencia cuando sientas que tu motivación falla.

Antes de ponerte a estudiar, túmbate en la cama y piensa en por qué estás haciendo todo esto, qué es lo que más te gusta de la carrera y piensa en qué harás cuando te conviertas en una maestra. Relacionarte con gente que tiene tu mismo objetivo también es muy recomendable para daros un poco de feedback y motivaros mutuamente.

Ya nos contarás a ver qué tal vas o si te funciona.

Responder