Autolesión: qué hay detrás de este comportamiento

chica que se autolesiona porque esta triste

Es posible que alguna vez hayas escuchado que alguien que conoces se ha autolesionado. Una autolesión no es algo que ocurra habitualmente en todas las personas, pero cuando existe una intensidad emocional que no se puede controlar, hay personas que acuden a la autolesión como un medio para poder aliviar de algún modo, todo el dolor que sienten a nivel emocional cambiándolo por dolor físico.

Una persona que se autolesiona debe aprender a cuidarse tanto a nivel físico como emocional. Es importante cambiar los hábitos de la autolesión y aprender a sobrellevar los deseos de producirse daño encontrando nuevas formas de expresión emocional. Es necesario también contar con el apoyo adecuado y mejorar tanto la salud como el bienestar en general.

Cuando hablamos de autolesión estamos haciendo referencia a las personas que se hacen daño de forma deliberada en sus cuerpos. Por lo general, se realiza en secreto y en lugares del cuerpo que pueden no ser vistos por otros. El tipo más común de autolesión es el corte, pero existen muchos otros tipos de autolesiones, como quemar o golpear el cuerpo, o arrancar la piel o hacerse llagas.

curar autolesiones

¿Por qué las personas se autolesionan?

En general las personas se autolesionan como una forma de afrontar las crisis emocionales. Las personas a menudo hablan sobre hacerse daño a sí mismos como una forma de aliviar, controlar o expresar sentimientos, pensamientos o recuerdos angustiosos. Algunas personas se hacen daño porque se sienten solas, mientras que otras lo hacen para castigarse a sí mismas debido a sentimientos de culpa o vergüenza.

Sin embargo, el alivio que experimentan después de autolesionarse es solo a corto plazo y en algún momento los sentimientos difíciles generalmente regresan. Con el regreso de estos sentimientos, a menudo viene la necesidad de autolesionarse nuevamente. Este ciclo de autolesión es a menudo difícil de romper.

La mayoría de las personas que se autolesionan no intentan suicidarse, pero existe la posibilidad de que se lastimen más de lo que pretendían; esto aumenta su riesgo de suicidio accidental. Las personas que se autolesionan repetidamente también pueden volverse suicidas  y sentirse desesperadas y atrapadas en un ciclo de dolor del que creen que no podrán salir.

Cómo hacer frente a esta situación

Es posible aprender a manejar sentimientos realmente intensos de manera que no causen daño físico o emocional, y muchas de estas alternativas también pueden ofrecerle alivio a largo plazo. Puede ser difícil y, a veces, enfrentarse a liberarse de tus hábitos de autolesión, pero simplemente tendrás que dar un paso a la vez y no quieras conseguir todo en un solo día.

Algunas personas pueden comenzar este proceso por su cuenta, pero muchas necesitan el apoyo de sus amigos y familiares. Si tu autolesión es particularmente intensa o prolongada, el apoyo de un profesional de la salud será esencial.

las autolesiones son demandas de atención

Detrás de una conducta de autolesión suelen haber emociones negativas e intensas que duran más tiempo de lo normal, personalidades perfeccionistas o personas que se auto critican constantemente, problemas para expresar y gestionar las emociones. Es necesario saber qué es lo que ocasiona la autolesión para poder abordar el problema que lo causa desde la raíz (ansiedad, trastornos, desórdenes alimenticios, etc).

En ocasiones es necesario el ingreso en el hospital, sobre todo ssi se teme por la vida de la persona que se autolesiona. Es posible que también sea necesaria la terapia cognitivo-conductual para reducir las autolesiones como las distorsiones cognitiva de la persona afectada, así como la posible depresión y ansiedad.

Para que la persona se sienta aceptada y querida, será necesario que sienta a los suyos cerca en terapias familiares o que entienda que hay más personas como él en terapias de grupo. Es importante que aprendan a tolerar la angustia y la frustración que son habituales en la vida diaria. Cambiar de pensamiento negativo a otro más positivo es fundamental para comenzar a ver el dolor como parte de la vida pero no como herramienta para gestionar las emociones.

Necesitas apoyo emocional

Tener personas de apoyo a tu alrededor siempre resulta importante y beneficioso. Rodéate de gente en la que confíes, que te escuchará sin juzgar y con quien disfrutas estar. Es bueno trabajar en algunas cosas que puedes hacer por ti mismo, pero no tienes que enfrentarte a este desafío solo. Es importante que los demás sepan cómo te sientes cuando las cosas no van según lo planeado. No acumules preocupaciones, enfado o decepciones, habla sobre ellas con las personas con las que tengas más confianza y que sepas que puedes conseguir empatía y comprensión.

Un consejero, un psicólogo o un médico pueden ayudarlo a descubrir qué está provocando tu autolesión y comenzar a trabajar contigo para controlar tus pensamientos y sentimientos difíciles. Habla con tu médico para decirle lo que te ocurre o busca un profesional de salud mental. Es importante que si te autolesionas no lo ocultes, porque necesitarás hablarlo con tu médico y buscar las mejores soluciones en cada caso.

Cómo amigos y familiares pueden ser una gran ayuda

Si estás preocupado por alguien que se está autolesionando, es importante hablar con ellos al respecto. Puede ser una conversación difícil al principio, así que acércate a esa persona con cuidado, respeto y sin juzgar. Hazles saber que estás allí para ellos y anímalos a buscar ayuda.

Puede ser estresante al principio e incluso angustioso saber que alguien que te importa se autilesiona. Para cuidar a los demás, recuerda que es importante que te cuides a ti mismo. Tendrás que dormir bien, mantener una dieta saludable, estar en forma y buscar apoyo de amigos o profesionales.

autolestiones y cortes

Qué hay detrás de las autolesiones

Las autolesiones es una forma equivocada de escapar del dolor emocional, es una conducta no suicida pero nada aconsejada. El 70% de las personas que se autolesionan han intentado o intentarás suciidarse en algún momento de sus vidas. Aunque no siempre tienen en la mente quitarse la vida, detrás de esa conducta hay pensamientos de dolor emocional que atormenta… Una autolesión es sin duda, la punta del iceberg.

Es una forma de auto destrucción o una mala adaptación del estrés ante los desafíos de la vida. Muchas de las personas que se autolesionan no tienen por qué tener un trastorno mental o enfermedad mental… pero lo que sí suelen tener son problemas emocionales, relacionales, baja autoestima y en muchas ocasiones, un rechazo a sí mismo tanto a nivel físico como emocional.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.