Historia y simbolismo representados en el Ave Fénix

La leyenda del Ave Fénix habla de un ave alta aproximadamente 1,50 m, grandiosa,  parecida a un águila con piernas delgadas y una envergadura impresionante, con colores asociados al sol naciente y al fuego, se observa coloreado en tonos rojos, morados y amarillos. Posee un brillante plumaje alrededor del cuello mientras que el resto del cuerpo es de un color púrpura, excepto la cola, que es azul, con largas plumas entremezcladas de un tono rosado, la garganta está adornada con una cresta y la cabeza con un penacho de plumas.

Se ha observado en algunas representaciones artísticas una especie de aureola que lo rodea iluminándolo en el cielo, la mayoría de las imágenes tienen ojos azules y brillan como zafiros. Construye su propia pira funeraria o nido, y lo enciende con una sola palmada de sus alas. Después de la muerte se eleva gloriosamente de las cenizas y se va volando.

¿Qué simboliza esta Ave?

La leyenda del Ave Fénix relata la historia de un ave capaz de renacer de sus propias cenizas. Es un símbolo universal de la muerte generada por el fuego, la resurrección, la inmortalidad y el sol. También representa la  delicadeza ya que vive solo del rocío sin lastimar a ninguna criatura viviente.

Representa nuestra capacidad de visión, para recopilar información sensorial sobre nuestro entorno y los eventos que se desarrollan dentro de él. El fénix, con su gran belleza, crea una intensa excitación e inspiración inmortal. En cuanto a la cantidad de años que vive, hay varios relatos. La tradición general dice quinientos años. Algunos sostienen que se ve a intervalos de mil cuatrocientos sesenta años.

Otros nombres que se le han dado

Alternativamente ha sido llamado el pájaro del sol, de Asiria, de Arabia, del Ganges, el pájaro longevo y el pájaro egipcio, entre otros.

Civilizaciones en las que aparece el Símbolo del Ave Fénix.

El Fénix en sí no es exclusivo de la mitología griega, el pájaro también se destaca en muchas otras culturas y países de todo el mundo, desde China, donde el Fénix es conocido como el “Pájaro Inmortal” hasta Grecia, donde el Fénix es considerado un símbolo de su renacimiento.

Los griegos conocieron a esta ave como Phoenix, debido a sus plumas rojas y doradas cuya apariencia es tan brillante que brillaba con la luz del sol pura. La civilización griega lo llamó “Phoenix” pero está asociado con el egipcio Bennu, el Thunderbird  nativo americano, el Firebird ruso, el Fèng Huang chino y el japonés H?-?.

Heródoto, historiador griego afirmaba que los sacerdotes de Heliópolis describen que el pájaro vivía durante 500 años antes de construir e iluminar su propia pira funeraria, luego la descendencia de los pájaros volaría de las  cenizas y llevaría sacerdotes al altar del templo de Heliópolis, también se decía que el pájaro no come fruta, sino incienso y gomas aromáticas, recogía canela y mirra para su nido en preparación para su muerte ardiente.

Debido a los temas de la muerte y la resurrección, se adoptó un símbolo en el cristianismo primitivo, como una analogía de la muerte de Cristo y tres días después de su resurrección.

La imagen se convirtió en un símbolo popular en las primeras lápidas cristianas. También es un símbolo de un fuego cósmico que algunos creen que creo el mundo y que lo consumirá.

El Fénix representa el sol mismo que muere al final de cada día, pero renace al siguiente amanecer. El cristianismo tomo el pájaro y lo equipararon con Cristo que murió en la cruz pero resucito.

Al final del primer siglo, Clemente de Roma se convirtió en el primer cristiano en interpretar el mito del fénix como una alegoría de la resurrección y de la vida después de la muerte. El fénix también fue comparado con la Roma inmortal, y aparece en las monedas del Imperio Romano tardío como un símbolo de la Ciudad Eterna. También es un emblema popular en la heráldica: tanto Isabel I como María la Reina de Scott lo usaron como emblemas. Es el sello en la bandera de Phoenix, Arizona en Estados Unidos.

“Phoenix” simboliza el renacimiento, especialmente del sol, y tiene variantes en culturas europeas, centroamericanas, egipcias y asiáticas.

Tina Garnet escribe  sobre la mitología egipcia, árabe y griega del ave de larga vida: “Cuando siente que se acerca su fin, construye un nido con las mejores maderas aromáticas, le prende fuego con una sola palmada de sus alas  y es consumido por las llamas. De la pila decenizas surge un nuevo Fénix, joven y poderoso. Luego embalsama las cenizas de su predecesor en un huevo de mirra, y vuela a la ciudad del Sol, Heliópolis, donde deposita el huevo en el altar del Dios Sol”.

En la civilización egipcia, hay el ejemplo más antiguo de esta leyenda, ellos hablaban del Bennu, un pájaro garza que es parte de  su mito de creación. Los Bennu vivían encima de piedras ben-ben u obeliscos y fueron adorados junto a Osiris y Ra. Bennu fue visto como un avatar de Osiris, un símbolo viviente de la deidad.

El pájaro solar aparece en amuletos antiguos como un símbolo de renacimiento e inmortalidad, y se asoció con el período de inundación del Nilo, trayendo nueva riqueza y fertilidad.

Los antiguos egipcios vincularon el mito del fénix con los anhelos de inmortalidad que eran tan fuertes en su civilización, y desde allí su simbolismo se extendió por todo el mundo mediterráneo de la antigüedad tardía. También se decía que el pájaro se regeneraba cuando era herido por un enemigo, por lo que era casi inmortal e invencible, un símbolo de fuego y divinidad.

El pájaro Bennu generalmente se representaba como una garza. Los arqueólogos han encontrado los restos de una garza mucho más grande que vivió en el área del Golfo Pérsico hace 5.000 años. Los egipcios pueden haber visto este gran pájaro solo como un visitante extremadamente raro o posiblemente haya escuchado historias de él de viajeros que tenían expediciones comerciales a los mares de Arabia.

En Asia, el fénix reina sobre todas las aves, y es el símbolo de la Emperatriz china y la gracia femenina, así como del sol. El avistamiento del fénix es una buena señal de que un líder sabio ha ascendido al trono y ha comenzado una nueva era. También en Asia el fénix es representativo de las virtudes china: la bondad, el deber, el decoro, amabilidad y fiabilidad. Sus palacios y templos están custodiados por animales protectores de cerámica, todos liderados por el Ave Fénix.

Fénix chino (Feng Huang)

En la mitología china, el fénix es el símbolo de la alta virtud y la gracia, del poder y la prosperidad. Representa la unión de yin y yang. Se pensó que era una criatura suave, que se posaba tan suavemente que no aplastaba nada, y que solo comía gotas de rocío. Simbolizaba a la emperatriz, generalmente en una pareja con un dragón (el dragón representando al emperador), y solo la emperatriz podía usar el símbolo del fénix. El fénix representaba el poder enviado desde los cielos a la Emperatriz. El fénix mítico se ha incorporado a muchas religiones, significando vida eterna, destrucción, creación y nuevos comienzos.

Hans Christian Andersen escribió en el años 1872, “La fábula dice que habita en Arabia, y que cada cien años, él se quema a sí mismo en su nido, pero luego se levanta un nuevo fénix, el cual revolotea a nuestro alrededor, veloz como la luz, de bello color. Cuando una madre se sienta junto a la cama de su bebe, él se para en la almohada y con sus alas, forma una gloria alrededor de la cabeza del bebe”.

Fénix japonés (Hou-Ou / Ho-Oo)

El Ho-Oo es el ave fénix japonesa, el Ho es el pájaro macho y el Oo es la hembra. El Ho- ho se parece mucho al fénix chino, el Feng Huan en apariencia. El Fénix Ho- Oo, ha sido adoptado como un símbolo de la familia real, particularmente la emperatriz. Se supone que representa el sol, la justicia, la fidelidad y la obediencia.

Como se trata de una historia ampliamente difundida, aparece con diferentes versiones en tradiciones distantes en el espacio geográfico. En China, que toma el nombre de Feng representa a la emperatriz y junto al dragón, simboliza la confraternidad inseparable. Y el Simurg representa una idea equivalente. Tan poderoso es el simbolismo que es un motivo y una imagen que todavía se usa comúnmente hoy en día en la cultura popular y el folclore. Usada hasta en películas como la de Harry Potter.

El fénix simboliza la renovación y la resurrección, y representa muchos temas, como “el sol, el tiempo, el imperio, la metempsicosis, la consagración, la resurrección, la vida en el Paraíso celestial, Cristo, María, la virginidad, el hombre excepcional”.


Categorías

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.