La principal razón que personalmente se me ocurre es que no tenga su propósito de vida BIEN DEFINIDO en una frase sencilla, esa frase que cuando la lees TE HAGA LLORAR. Una vez que definas tu propósito (¿por qué estás en este mundo?), definir tus metas (y cumplirlas) te resultará MUCHO MÁS FÁCIL. Un abrazo, Pablo

Responder