6 actitudes groseras que pueden traerte beneficios

La ira, el orgullo, el narcisismo y la arrogancia son características que conllevan a una enorme carga negativa, ¿no? Pero eso no siempre sucede, según la ciencia.

Los investigadores tratan de identificar cómo algunos comportamientos considerados como perjudiciales pueden tener beneficios en las personas que los tienen.

Mientras que muchas personas tratan de difundir la paz, el amor, la compasión y la empatía entre los pueblos, muchos científicos demuestran que ser un verdadero “idiota” puede ser una cosa muy buena, aunque solo para el que es idiota 🙂

Así que echa un vistazo a 6 comportamientos groseros que pueden ayudar mucho en la vida:

1) Negarse a pedir disculpas.

Cuando cometemos errores, lo normal es pedir disculpas por ello. Generalmente, la sensación después de una reconciliación es bastante satisfactoria. Pero no sabía que un estudio publicado en el European Journal of Social Psychology dice que la gente se siente aún mejor cuando no se disculpa.

Puede parecer surrealista, pero eso no es todo. El investigador Tyler Okimoto habló con 228 personas encarceladas y les interrogó acerca de los diferentes tipos de crímenes que habían cometido. Desde pequeñas cosas simples, como un incidente de tráfico, incluso casos graves como robos. De este total, los que no se disculparon mostraron un mayor grado de satisfacción personal.

Una explicación sería que el perdón “crea sentimientos de inferioridad” en las personas.

2) Decir palabrotas.

Tener una boca sucia no es una característica apreciada en las personas. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Keele muestra que decir palabrotas puede aumentar la resistencia al dolor.

3) Quejarse.

Todo el mundo conoce a alguien así: se queja, se queja, se queja, y cuando te cansas, se queja un poco más. Sin embargo, una búsqueda en la web http://www.theatlantic.com/ demuestra que quejarse demasiado puede hacerte más feliz. Parece contradictorio, ¿no es así?

Hay un estudio dirigido por el profesor Robin Kowalski que analizó el comportamiento de 400 voluntarios que respondieron a un cuestionario acerca de su pareja o de un ex. En primer lugar, tenían que enumerar sus quejas y luego informar de su nivel de felicidad. Robin encontró que las personas que enumeraron más quejas fueron las más felices.

Una explicación de esto es que las personas quejicas saben cómo imponer su voluntad y sus deseos.

4) Ser arrogante.

El exceso de confianza puede ser beneficioso en varios puntos: ese sentimiento puede evitar, por ejemplo, depresión, odio a sí mismo e inseguridad. Además, un estudio muestra que ser arrogante puede mejorar la percepción que los demás tienen de ti.

5) Dar rienda suelta a la ira.

¿Cómo un sentimiento tan negativo como la ira puede ser algo bueno? Según algunos neurocientíficos, la ira es un buen desestresante. Eleva el ritmo cardíaco, la testosterona y la presión arterial. Sin embargo, disminuye la hormona cortisol responsable del estrés, haciendo que la persona esté más relajada después del episodio de ira.

Es como el refrán que dice: “Después de la tormenta viene la calma”. Además, la ira puede ayudar a conseguir lo que quiere la gente, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Amsterdam.

6) Ser estúpido.

La ciencia demuestra que la mayoría de las personas en situación de liderazgo tiene un ego inflado. Se describen como narcisistas, o, popularmente, idiotas. De acuerdo con una investigación de la Universidad de Surrey, hay ejecutivos de alto nivel con un trastorno narcisista. Los investigadores les llaman “los psicópatas exitosos”.

Por otra parte, para ascender en la escalera corporativa debes tener el don de la manipulación. Normalmente, las personas antisociales son muy buenas para pensar “fuera de la caja” y se destacan en el mercado laboral. Un estudio de las universidades de Stanford, Berkeley y Santa Clara, con 140 personas, muestra que los narcisistas son también los mejores directores generales en una empresa.

FUENTE (S) Listverse / Patrick W. Dunne
IMÁGENES Shutterstock Pixabay / hermelin Pixabay / Jedidja


2 comentarios

  1.   Leopoldo dijo

    Qué interesante, estimado Daniel; algunas de esas situaciones las he vivido, qué cierto! Aprovecho también para felicitarte por tu blog, información muy bien escogida. Saludos.

    1.    Daniel dijo

      Muchas gracias Leopoldo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.