Bipartición: cómo, cuándo y a quienes sucede este proceso natural

El origen de la vida en nuestro planeta es un misterio que hasta los momentos no ha sido develado con certeza y desde hace varias décadas viene llenando de incertidumbre a los científicos de muchas latitudes; ciertamente todas las teorías apuntan a una edad no menor de 3.5 millones de años para las primeras formas de vida, compartiendo la idea de que estás primeras manifestaciones de seres vivos en la tierra mostraban una forma básica de desarrollo e interacción.

Diversos factores hicieron que los primeros habitantes de nuestro mundo pudieran prosperar y ser exitosos, entre los que destacan las formas más adecuadas de reproducción, muy frecuentes hoy en día en los microorganismos pero bastante distintas a la de los vertebrados y especies mayores.

Esta peculiar forma de reproducción es la bipartición o fisión binaria, donde no es necesaria la interrelación de dos individuos de diferente sexo para compartir cromosomas, si no que un mismo individuo unicelular tiene la facultad de clonarse. A continuación mostraremos todos los detalles de la bipartición, modo de reproducción que garantizó la existencia actual de la vida.

División celular

La premisa fundamental por la que se rige la reproducción por medio de la bipartición es que toda célula puede dividirse para formar una nueva, dando paso de esta forma a la regeneración de tejidos que son fundamentales para la supervivencia y prosperidad de las especies.

Tanto en la reproducción sexual como asexual el proceso de división celular es clave y muy necesario porque de no producirse no no existiese manera de formarse un nuevo individuo; muy variables son los tiempos y circunstancias en que se da la división celular, desde diez minutos hasta semanas puede tardar una célula en dividirse según su tipo y condiciones. La bipartición es la división celular más exacta ya que de una célula madre resultan dos exactamente iguales o por lo menos con un alto porcentaje de paridad.

¿Qué organismos usan la bipartición?

Este método de reproducción es exclusivamente empleado por organismos unicelulares de dimensiones microscópicas, que como mencionamos anteriormente, habitan nuestro planeta desde el principio mismo de la vida; entre estos particulares seres vivos se encuentran:

Las bacterias

son una forma de vida que se gestiona a través de una sola célula que cumple las funciones elementales de la vida como lo son, nacer, crecer, alimentarse, reproducirse y morir; estas células son de tipo procariotas, es decir, sin un núcleo definido ni órganos membranosos. Su tamaño es diminuto y puede variar entre 0.5 y 5 micras de envergadura; las bacterias son muy importantes en diversos procesos de descomposición así como en los ciclos metabólicos de compuestos como el metano.

Las arqueas

microorganismos que hasta hace poco se pensaba que eran un tipo de bacteria por su funcionamiento y estructura similar, sin embargo con el tiempo se determinó que pertenecían a un dominio totalmente diferente pues su principio evolutivo y morfología biológica es diferente.

Levaduras de fisión 

Son hongos en forma de bastoncillos que presentan estructuras eucariotas en su célula. Es el único hongo levadura que se reproduce por bipartición.

Protozoo

Son organismos unicelulares que prosperan en el agua o ambiente húmedo, son depredadores o autótrofos; cabe destacar que no sólo se reproducen asexualmente si no que en ocasiones comparten material genético en una especie de reproducción sexual.

Tipos de bipartición

Oblicua

Ocurre específicamente cuando una división celular comienza como longitudinal y luego pasa a una fase entre longitudinal y transversal, esta modalidad puede ocurrir en opalinidas, microorganismos que se benefician de habitar en el intestino de algunos anfibios y moluscos, con células muy especializadas que poseen múltiples núcleos. Las opalinidas tienen filas oblicuas de cilios, lo que beneficia este tipo de bipartición.

Transversal

Se presentan en algunos protozoos ciliados con forma ovalada, de un tamaño que no alcanza al de una micra, y que es capaz de alimentarse de bacterias y algas. La reproducción asexual se da cuando el citoplasma se divide de forma perpendicular al eje del huso.

Longitudinal

Ocurre cuando la célula se divide en forma longitudinal en vez de transversal. Un ejemplo claro de esta división son los flagelados, los cuales presentan estructuras llamadas flagelos en el interior de su organismo, característica propia de células eucariotas.

Regular

Es una división simétrica de una célula, la cual garantiza la creación de dos células de igual tamaño y de características muy similares, cercanas a la exactitud.

Otros tipos de reproducción asexual

No solo la bipartición es el método viable para la creación de un nuevo ser vivo desde el punto de vista asexual, existen numerosos tipos de reproducción por medio de los genes propios del individuo, en las siguientes líneas veremos algunos otros que compiten con la fisión binaria.

Partenogénesis

Es un proceso mediante el cual un óvulo o célula reproductora femenina no necesita ser explícitamente fecundada para empezar una etapa de desarrollo y división celular que dará vida a otro ser. Esta reproducción se desencadena a partir de ciertos factores como ciclos hormonales, épocas estacionarias y condiciones climáticas y se mira en especies como insectos, algunas lagartijas, anfibios, y en ciertas aves; en este ciclo se puede observar la ausencia total de cromosomas masculinos interviniendo en el desarrollo genético

Poliembrionía

Sucede particularmente cuando en el cigoto o célula resultante de una reproducción sexual, se crea más de un embrión gracias a que el embrión original se fragmenta en muchos, lo que garantiza el éxito de la especie con poca intervención masculina. Este tipo de reproducción se considera sexual indirecta y se mira en insectos y mamíferos incluido el ser humano.

Esporulación

Utiliza como medio de reproducción elementos denominados esporas, las cuales están diseñadas de modo tal que se dispersen y se reproduzcan en el ambiente, dependerá de factores climáticos y de humedad correcta que estas esporas tengan la facultad de formar un nuevo individuo.

En algunas plantas, hongos, algas y bacterias se mira muy frecuentemente este tipo de reproducción, pero particularmente en las plantas el proceso se hace más interesante debido a que pueden alternar sin dificultad entre la polinización y esporulación.

Fragmentación

Es una forma de reproducción donde individuos pluricelulares se dividen a si mismos en varias partes formando un nuevo ser, cada uno de los trozos resultantes tiene la capacidad de completar un desarrollo que lleve a la conversión hacia un organismo concreto. Las lombrices, estrellas de mar y las planarias son ejemplo claro de este método reproductivo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.