El brote psicótico, características e información relevante

En esta ocasión vamos a estudiar el brote psicótico para analizar algunas de sus características y particularidades más destacadas, incluyendo desde las causas hasta los síntomas, el diagnóstico y los posibles tratamientos para la persona afectada.

Qué es el brote psicótico

Para entender lo que es un brote psicótico tenemos que empezar comprendiendo qué es la psicosis.

Básicamente, la psicosis es la situación en la que una persona pierde el contacto con la realidad, ya sea porque ve o escucha cosas que no existen a través de alucinaciones, o incluso debido a que se producen los delirios que dan lugar a la falsa creencia acerca de las cosas que suceden a nuestro alrededor y de quienes somos nosotros mismos.

Causas del brote psicótico y prevención

Un brote psicótico se puede producir por distintos problemas médicos como los que vamos a detallar a continuación:

  • Accidente cerebrovascular.
  • Algunos trastornos de personalidad.
  • Consumo de alcohol: el consumo excesivo de alcohol, así como los períodos de abstinencia pueden ser detonantes de un brote psicótico.
  • Consumo de drogas: el consumo de determinadas drogas y, muy especialmente su abuso, pueden ser razón para que se produzca un brote psicótico. Hay que tener en cuenta que durante la abstinencia también es frecuente que esto ocurra. Dentro de este apartado también incluimos determinados fármacos como pueden ser los estimulantes y los esteroides.
  • Depresión: en este caso el brote psicótico tan sólo se produciría en los casos de depresión de mayor gravedad.
  • El trastorno bipolar: cuando se trata de un trastorno maníaco depresivo.
  • Epilepsia en algunas de sus formas: no todos los tipos de epilepsia pueden dar lugar a la aparición de un brote psicótico.
  • Esquizofrenia: se trata de una enfermedad que favorece mucho la aparición de brotes psicóticos.
  • Presencia de tumores o quistes: cuando éstos se encuentran localizados en el cerebro.
  • Sida: siempre y cuando haya llegado a afectar al cerebro.
  • Otras enfermedades que afectan al cerebro.

En relación con la prevención de la psicosis y, por tanto, de los brotes psicóticos, es importante que tengamos en cuenta las causas que lo producen. Es decir, hay enfermedades que no podemos evitar por lo que en ese sentido no existe ningún tipo de prevención en nuestra mano, mientras que hay otras muchas que sí se pueden corregir con algunos cambios en nuestra vida como por ejemplo evitar el consumo excesivo de alcohol o de drogas, o incluso luchar por acabar con los problemas de depresión que nos aquejan.

En cualquier caso hay que tener en cuenta que una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico de forma regular siempre serán positivos para prevenir cualquiera de los problemas que causan la psicosis, con lo cual, si existen tendencias o incluso padecemos alguno de ellos, lo mejor que podemos hacer es cambiar nuestra vida y optar por hábitos más saludables.

Eso sí, es muy importante que no nos obsesionemos con las causas que hemos indicado anteriormente, es decir, estas son las causas por las que se puede producir psicosis, pero no significa que, siempre que exista alguna de esas enfermedades, va a aparecer automáticamente la psicosis, porque de hecho el porcentaje que se ve afectado es bastante inferior por lo que podemos estar tranquilos en este sentido, pero no debemos bajar la guardia y es importante que mantengamos una vida saludable y así podremos estar más convencidos de estar protegidos.

Síntomas del brote psicótico

Existen algunos síntomas que pueden anunciar la existencia de psicosis y, por tanto, nos pueden dar a entender que en un momento dado puede tener lugar el brote psicótico.

Entre los síntomas más habituales tenemos la dificultad para expresarse y hacerlo con cordura. Generalmente, una persona que padece psicosis puede tener momentos en los que no razona de forma lógica además de que se expresa de un modo muy extraño. A su vez, también suelen presentar un pensamiento desordenado que se basa en que van hablando de temas distintos que no están relacionados entre sí, de manera que la conversación se vuelve bastante complicada y con poco soporte.

También es frecuente que crea en falsedades que habitualmente le producirán miedo o sospechas. Esto se debe a la aparición de los delirios.

Diagnóstico del brote psicótico

Para realizar un diagnóstico adecuado de la existencia de psicosis se realizarán exámenes psiquiátricos, además de que también se pueden realizar como complemento exámenes toxicológicos, resonancias magnéticas del cerebro, análisis de sangre con el objetivo de realizar un recuento de electrolitos y hormonas, así como investigar la presencia de infecciones diversas como puede ser la sífilis.

Tratamiento del brote psicótico

Dependiendo de la causa de la psicosis, el tratamiento puede variar considerablemente, de manera que no existe un concepto generalizado ni tampoco podemos hablar de un tratamiento determinado o de tratamientos más habituales.

No obstante, cabe destacar que en la mayor parte de los casos es necesario el ingreso hospitalario hasta valorar adecuadamente la situación, así como para realizar un tratamiento con antipsicóticos cuya duración dependerá de la evolución del paciente.

Gracias a esta medicación, las alucinaciones y los delirios desaparecerán en gran medida, además de que su comportamiento así como las ideas que bullen en su cabeza se normalizarán.

Es muy importante tener en cuenta que, por norma general, una persona psicótica que recibe un tratamiento adecuado podrá vivir con cierta normalidad, pero sí deja la medicación o se trata de un caso más grave, puede llegar incluso a hacerse daño a sí mismos o a las personas que le rodean.

En cuanto a las posibilidades de curar la psicosis y evitar los brotes psicóticos, básicamente debemos tener en cuenta la causa por la que se produce esta enfermedad, es decir, si se puede tratar dicha causa y acabar con ella, automáticamente las probabilidades de mejora son muchas. Sin embargo, si no se puede acabar con el origen de la psicosis como pueden ser casos por ejemplo en los que se trata de una enfermedad como la esquizofrenia, epilepsia, sida, etcétera, entonces lo habitual es que se tenga que recurrir a la medicación durante toda la vida del paciente.


Un comentario

  1.   Juan Carlos Fernandez dijo

    Excelente articulo. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.