5 cosas que te pueden hacer caer fácilmente en una depresión

La depresión es uno de los demonios que todos tenemos dentro y que se puede manifestar en cualquier momento. Estamos hablando de una condición médica común y mucho más real de lo que nos podemos llegar a imaginar. Una gran cantidad de personas están lidiando con ella actualmente; sólo unos pocos saben cómo hacerle frente, mientras que otros van siendo consumidos por ella de forma progresiva.

Antes de ver estas 5 cosas que te pueden hacer caer fácilmente en una depresión, vamos a ver un breve vídeo de 3 minutos de duración titulado “Así es vivir con depresión”.

Poco a poco el vídeo va describiendo de una forma dura y directa cómo en la depresión, cómo se siente. Un vídeo dedicado a aquellas personas que piensan que la depresión solo es un simple sentimiento de tristeza duradero:

[Quizás te interese “10 consejos para sentirse mal”]

Existen ciertas cosas que nos pueden llevar más fácilmente a la depresión por lo que, si las conocemos de antemano, las podemos evitar.

Una encuesta en la que se entrevistó a 1.787 personas, concluyó que las personas que usan las redes sociales de forma habitual tienen un 2,7 % más de posibilidades de alcanzar un cuadro de depresión. Esto es debido a que vivimos en un mundo donde las falsas apariencias y el glamour pueden con todo.

A continuación, vamos a hablar de todas esas cosas que deberías de evitar para no caer en la tan temida depresión.

1.Compararse con los demás

Es muy fácil caer en la trampa de compararnos con los demás, seguro que más de uno lo hemos hecho en más de una ocasión. Vemos a todos los que están  a nuestro alrededor, nos centramos en lo que nosotros no tenemos, y nos sentimos insignificantes. Esta es la principal consecuencia de estar expuestos a un tipo de vida en donde las cosas materiales enmascaran los problemas que tenemos.

La jóvenes lo tienen incluso peor; según los estudios, 1 de cada 5 trabajadores jóvenes tienen y tendrán depresión en su lugar de trabajo.

La depresión se producirá con mayor probabilidad cuando las personas empiezan a compararse con los demás.

2. Establecimiento de metas poco realistas

Establecer metas es algo muy bueno, pero tenemos que asegurarnos de que son realistas y que se pueden alcanzar en un plazo razonable. De esta forma, aunque tengamos que trabajar duro, será satisfactorio cuando vayamos viendo que nos acercamos al objetivo. Sin embargo, una meta inalcanzable puede conseguir precisamente el efecto contrario.

A veces es mejor dividir las metas en partes más pequeñas; así, mientras las vamos consiguiendo, nos iremos motivando y podremos seguir con nuestro camino.

3. Drogas

Ya sabemos que las drogan literalmente destrozan nuestro organismo, pero también lo pueden hacer con nuestra mente. El abuso de las drogas se asocia con la depresión. Algunos de los cambios que experimentamos están relacionadas con pérdida de energía o con un empeoramiento de nuestro estado de ánimo.

No se nos puede olvidar que algunos fármacos, como los que se pueden comprar fácilmente en una farmacia, pueden tener efectos secundarios como de depresión. Por ejemplo, Pradaxa, una medicamento que se usa para prevenir coágulos de sangre, tiene algunos efectos secundarios como la depresión.

Siempre que sea posible, deberías de decantarte por la opción de los remedios secundarios, ya que no serán perjudiciales para el organismo.

4. Relaciones abusivas

Los expertos aseguran que el abuso doméstico, tanto como si es de manera verbal, emocional, psicológico, pueden llevar a la persona afectada a una depresión.

El caso más aterrador es el que experimentan las víctimas de maltratos que guardan silencio y que no se dan cuenta de la gravedad de la situación hasta que ya es demasiado tarde.

Si estás en este tipo de situación, es hora de que empieces a tomar medidas.

5. Negarse a crecer

A medida que crecemos vamos adquiriendo toda una serie de responsabilidades. Es una de las características que definen a una persona adulta. Algunas personas son incapaces de aceptarlas, y esto hace que se depriman al ver que están en una vida que no pueden afrontar.

Según una historia del reconocido diario Washington Post, gran parte de la culpa de este tipo de depresión está en los padres ya que algunas personas están en riesgo de vivir más de 30 años y todavía depender de ellos. El trabajo para aceptar la realidad se tiene que llevar a cabo tanto por los hijos, como por los padres.

Si luchamos contra estos factores, tenemos menos posibilidades de caer en la depresión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.