Saltar al contenido

Principales características del Renacimiento y sus valores estéticos

La humanidad, con el pasar de los años y, posteriormente, de los siglos, ha tenido que pasar por numerosas épocas conocidas que marcaron hito en su forma de ver las cosas. Desde el vasto imperio egipcio, los babilonios, los griegos, los romanos, Alejandro Magno, entre otros, numerosos imperios y potencias mundiales han desfilado por este nuestro mundo marcando la pauta a seguir durante su tiempo de vigencia en el poder.

Durante estos tiempos, y dependiendo de cada gobierno, el arte y la arquitectura se han visto trastocados, y hoy en día hemos en muchas ocasiones tomado parte para nuestros trabajos de características de aquellas épocas.

La Europa occidental, fue la que sentó las bases y pautas para un nuevo movimiento que todavía, más de seiscientos años después, sigue dando de qué hablar. Nos referimos, por supuesto, al renacimiento.

Durante este movimiento se dio un giro a muchos elementos de la vida moderna que hoy conocemos, principalmente a las artes. Fue un momento de transición entre la edad media y la edad moderna que se reconoció por el aumento del conocimiento en distintas ramas, y fue el que sentó las bases del reconocimiento de la ciencia como una rama y como una verdad, que había sido vituperada durante la edad media. En este post conoceremos las principales características del renacimiento.

Conozcamos el término “Renacimiento”

Este término se acuñó reivindicando ciertos elementos de la cultura clásica grecorromana, y se aplicó como una vuelta a los valores de la cultura grecolatina y a la contemplación de la cultura y la vida de una forma más libre que la dogmática forma de hacer las cosas inculcada en los siglos que duró la edad media, que se caracterizó por ser muy estricta y dura con sus detractores.

En esta etapa conocida como renacimiento se cambió la manera de ver al ser humano y se hicieron grandes avances en los campos de las artes, la filosofía, la química, la física, la matemática, la arquitectura y en el trabajo artesanal.

De esta forma pudo sustituirse el teocentrismo que reinaba en la edad media por el antropocentrismo, que se interesaba más por el conocimiento de la naturaleza del ser humano.

Las características del renacimiento han sido largamente estudiadas y evaluadas, y se ha llegado al consenso de que una de las mayores características que tuvo este tiempo fue su arte, que a día de hoy conocemos como arte renacentista. Fue el que llegó a sustituir al arte del medioevo, que fue considerado como bárbaro, y que luego pasaría a conocerse como arte gótico. Este movimiento en el arte fue el que marcó pauta para seguir adelante con el resto de las ramas que conforman las humanidades, y asimismo sirvió para dar un impulso a las ramas de la ciencia.

Hablemos de la historia del renacimiento

La época del renacimiento marca el inicio de la edad moderna, un período que se suele establecer entre el tiempo del descubrimiento de América  en 1492 y la revolución francesa en 1789, y que, en el terreno cultural se divide en el renacimiento y el barroco; y tuvo subdivisiones como el manierismo, el rococó y el neoclasicismo.

Los antecedentes históricos del renacimiento pueden situarse en la decadencia del mundo medieval ocurrida a lo largo del siglo XV por diversos factores, como el declive del Sacro Imperio Romano Germánico, el debilitamiento de la iglesia católica por causa de los sismas y los movimientos heréticos que le dieron pie a la reforma protestante.

Etapas del renacimiento

Diferentes etapas históricas marcaron el desarrollo del renacimiento. La primera de estas sucedió durante el siglo XV: denominada quattrocentro, y comprende el renacimiento temprano, que también se reconoce como Renacimiento bajo, que se desarrolla en Italia.

La segunda etapa surge en el siglo XVI y se conoce como Cinquecento: Su dominio artístico queda referido al clasicismo que se conoce también como alto Renacimiento. Durante esta etapa surgen grandes figuras como Miguel Ángel, Rafael, Da Vinci, entre otros. Este es el tiempo del apogeo renacentista.

El quattrocentro tuvo su centro en Florencia y la toscana. La sencillez y claridad estructural y decorativa fue el rasgo fundamental de la arquitectura de este momento. Los modelos clásicos se sometieron a un proceso de estilización y se adaptan a los templos cristianos de la época.

El Cinquecento tuvo su centro en Roma. A mediados de los años 1500 Donato Bramanate terminaba su célebre proyecto para la Basílica de San Pedro, que sería el edificio que marcaría la pauta en el siglo XVI. Durante esta etapa, los edificios tienden más a la monumentalidad y a la grandiosidad. Los palacios se adornaban con bajorrelieves o con esculturas exentas.

Sus principales características

Las características del renacimiento son muchas y se conocen globalmente, puesto que todavía en estos momentos las seguimos viendo y utilizando a pesar de que ya han pasado más de seiscientos años, todavía seguimos admirando el arte renacentista y disfrutando de los conocimientos filosóficos ganados en la época. Las características del renacimiento más importantes fueron:

Humanismo:

Esta característica puede definirse como el énfasis que se le dio a la vida en este mundo, más allá de la vida espiritual que era lo que imperaba durante la edad media.

Los humanistas del Renacimiento sentaron un gran interés en lo que se refiere al hombre, en su dignidad y sus posibilidades mismas sobre la vida en este mundo. Durante el renacimiento representó un gran cambio, pues se pasó de la vida contemplativa que se vivía en la edad media a la vida activa. De esa forma se dio un gran aporte a los estudios humanísticos.

Valorización de la estética:

Una de las principales características del renacimiento fue la nueva valorización que se le dio a la estética y a las bellas artes. Para ellos, las obras artísticas de las antiguas Grecia y Roma tenían un valor estético y cultural mucho mayor que los conseguidos en el tiempo de la edad media.

Es por esto que en el momento de ver una escultura realizada en el período renacentista, esta tiene mucho parecido con una escultura Griega. En estos tiempos la estética se volvió más importante, y también las mujeres comenzaron a vestir de formas más armoniosas, contrastando con la manera sencilla de vestir que imperaba en la edad media.

La importancia de la ciencia y la razón:

Durante este tiempo se defendió la idea de que existe una explicación científica completamente racional para cualquier fenómeno existente, y se desdeñaron las explicaciones dadas por la iglesia católica o que no fueran explicaciones científicas. En este período fue que se consiguieron los grandes avances en las ciencias y tuvieron lugar los primeros experimentos científicos.

Música:

La música tuvo mucho auge durante el tiempo del renacimiento. Si bien en el Renacimiento bajo se utilizaba como parte de las misas católicas, un poco más adelante llegó a utilizarse en las religiones protestantes y podían verse los trovadores en las calles. Esto desembocó en que se realizaran diversos estudios para determinar los efectos de la música en los sentidos, y que de esa forma se consiguieron grandes avances en esta área.

Literatura:

Una buena parte de las características del renacimiento tuvo lugar en lo que conocemos como literatura. Los escritores renacentistas como Petarca y Giovanni Boccaccio le dieron una nueva mirada a Grecia y Roma, reviviendo su leguaje y valores tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.