Los chakras

¿Alguna vez te has preguntado de qué está hecho el universo? Está hecho de energía y tu cuerpo, que forma parte del universo, no es una excepción. Las culturas antiguas sabían que todos los seres vivientes del planeta tenían una fuerza vital. Los llamaron los centros de energía y estos, se mueven dentro de nosotros y son los 7 chakras. Pero, ¿qué son exactamente?

Qué son los chakras

‘Chakra’ es una palabra antigua que proviene del sánscrito que literalmente se traduce como ‘rueda’. Esto se debe a que la fuerza vital o prana, se mueve dentro de nosotros en forma de rueda porque ‘gira’. Esta energía giratoria tiene 7 centros en el cuerpo y empieza en la base de la columna vertebral y se mueve hasta la parte superior de la cabeza.

Si eres una persona sana y equilibrada los 7 chakras podrán proporcionarte la cantidad de energía que necesitas para cada parte de tu cuerpo, mente y espíritu. En cambio, si alguno de tus chakras está demasiado abierto y gira demasiado rápido o si está demasiado cerrado y se mueve lentamente, entonces tu salud se verá resentida.

Entender los 7 chakras que componen nuestros cuerpos te ayudará a estar en sintonía con los ciclos de energía natural en tu cuerpo. Puedes utilizar esta información para poder saber si tienes desequilibrios físicos, emocionales o espirituales dependiendo de los chakras que ponderan a cada parte. Lo ideal es que equilibres tus chakras para poder vivir una vida sana y equilibrada tanto física como emocionalmente.

Los chakras o ‘ruedas’ giratorias de energía corresponden a centros nerviosos masivos del cuerpo. Cada uno de los 7 chakras principales representan zonas y órganos del cuerpo principales, así como el estado psicológico, emocional y espiritual del ser. Dado que siempre están en movimiento, es esencial que los 7 chakras principales permanezcan abiertos, alineados y que fluyan entre sí. Su hay un bloqueo, la energía no puede fluir.

Mantener un chakra abierto es un desafío pero no es tan difícil cuando se tiene conciencia de ello. La mente, el cuerpo, el alma y el espíritu están conectados, ser consciente de un desequilibrio en alguna de estas áreas puede ayudar a recuperar el equilibrio.

Un ejemplo para entender el funcionamiento de los chakras

Una mujer que se ha quedado viuda recientemente comienza a desarrollar bronquitis aguda, el dolor permanece en el pecho y tiene dolor en esta zona cada vez que tose. El chakra del corazón está afectado por comento en este caso. Si la mujer viuda se da cuenta de la conexión entre la pérdida de su marido y la bronquitis, podrá sanarse más rápido y podrá superar el duelo con mayor éxito tratando también la dolencia física.

Los 7 chakras

Los tres primeros chakras: los chakras de la materia

Los primeros tres chakras, que comienzan en la base de la columna vertebral son chakras de materia. Son de naturaleza más física y son los siguientes:

Primer chakra

El Muladhara es el chakra de la estabilidad, la seguridad y nuestras necesidades básicas. Abarca las primeras tres vértebras, la vejiga y el colon. Cuando este chakra está abierto, nos sentimos seguros, valientes y equilibrados. El rol de este chakra es conectar toda su energía con la Tierra, que se llama conexión a tierra.

  • Colores: rojo y negro.
  • Piedras: Ágata, jaspe rojo, granate, coral, hematites, turmalina negra, obsidiana, onix.
  • Elemento: Tierra.
  • Signo: Capricornio

Segundo chakra

Elchakra Svadhisthana es nuestra creatividad y centro sexual. Está ubicado sobre el hueso púbico, debajo del ombligo, y es responsable de nuestra expresión creativa.

  • Color: naranja.
  • Piedras: Ágata cornalina, piedra de luna, citrina naranja, calcita naranja.
  • Elemento: Agua (las emociones).
  • Signos: Cáncer y Escorpio.

Tercer chakra

Elchakra Manipura significa gema brillante y es el área desde el ombligo hasta el esternón. El tercer chakra es nuestra fuente de poder personal.

  • Color: amarillo dorado.
  • Piedras: Cuarzo citrino, ojo de tigre, aventurina amarilla, topacio amarillo, pirita, ámbar.
  • Elemento: Fuego.
  • Signos: Aries y Leo.

El cuarto chakra: conexión entre material y espíritu

Situado en el centro del corazón, el cuarto chakra, anahata está en el medio de los siete y une los chakras inferiores de la materia y los chakras superiores del espíritu. El cuarto también es espiritual pero sirve como un puente entre nuestro cuerpo, mente, emociones y espíritu. El chakra del corazón es nuestra fuente de amor y conexión. Cuando trabajamos a través de nuestros chakras físicos, o los primeros tres, podemos abrir los chakras espirituales más plenamente.

  • Colores: Verde cuando se alinea con los chakras inferiores y Rosa cuando se alinea o vibra con los superiores.
  • Piedras: Cuarzo rosa, aventurina verde (ó cuarzo verde o también venturina), turmalina rosa, kunzita, esmeralda, jade, ágata verde.
  • Elemento: Aire.
  • Signos: Libra y Tauro.

Los chakras del espíritu

Quinto chakra

Elchakra Vishuddha es el quinto chakra, está ubicado en el área de la garganta. Esta es nuestra fuente de expresión verbal y la capacidad de hablar nuestra verdad más elevada. El quinto chakra incluye el cuello, la tiroides y las glándulas paratiroides, la mandíbula, la boca y la lengua.

  • Colores: azul o violeta.
  • Piedras: Amatista, turquesa, aguamarina,  crisocola, lapislázuli.
  • Elemento: Éter.
  • Signos: Géminis y Virgo.

Sexto chakra

Elchakra Ajna se encuentra entre las cejas. También se lo conoce como el chakra del “tercer ojo”. Ajna es nuestro centro de intuición. Todos tenemos un sentido de intuición, pero es posible que no lo escuchemos ni atendamos sus advertencias. Enfócate en abrir el sexto chakra y te ayudará a perfeccionar esta habilidad.

  • Colores: índigo y violeta.
  • Piedras: Sodalita, amatista, lapislázuli.
  • Elemento: Todos los anteriores, purificados.
  • Signos: Sagitario y Piscis.

Séptimo chakra

Elchakra Sahaswara o el chakra del “loto de mil pétalos” se encuentra en la coronilla de la cabeza. Este es el chakra de la iluminación y la conexión espiritual con nuestro ser superior, con los demás y, en última instancia, con lo divino. Está ubicado en la coronilla de la cabeza.

  • Colores: dorado, blanco, violeta y transparente
  • Piedras: Cuarzo cristal, cuarzo transparente, calcita dorada, amatista, selenita, diamante.
  • Signo: Acuario.

Ejercicios para abrir los chakras

Para empezar a abrir tus chakras tendrás que ponerte en posición de meditar, esto se llama mudras. Los mudras tienen el poder de enviar más energía a los chakras. Para mejorar el efecto de la energía lo mejor es cantar sonidos. Estos sonidos son letras sánscritas que cuando se cantan causan resonancia en el cuerpo y sentirás el chakra al que cada sonido está destinado.

Para la pronunciación debes tener en cuenta que ‘A’ se pronuncia ‘ah’, la ‘M’ se pronuncia como ‘mng’. Tendrás que hacer una meditación de 7 a 10 respiraciones para cada chakra que quieras abrir. Canta el sonido varias veces por cada respiración (por ejemplo, tres veces).

Abrir el primer chakra

Haz que las puntas de tu dedo pulgar e índice se toquen. Concéntrate en la posición de este chakra y canta LAM. Después:

  • Ponte de pie recto y relajado. 
  • Coloca los pies al ancho de los hombros. 
  • Dobla ligeramente las rodillas. 
  • Pon tu pelvis un poco hacia adelante. 
  • Mantén tu cuerpo equilibrado, para que tu peso se distribuya uniformemente sobre las plantas de los pies. 
  • Hunde tu peso hacia abajo.
  • Mantente en esta posición durante varios minutos.

Abrir el segundo chakra

Pon tus manos en tu regazo, con las palmas hacia arriba, una encima de la otra. Mano izquierda debajo, tu palma tocando la parte posterior de los dedos de la mano derecha. Las puntas de los pulgares se tocan suavemente. Concéntrate en el segundo chakra. Canta el sonido VAM.

Abrir el tercer chakra

Pon tus manos delante de tu estómago, ligeramente debajo de tu plexo solar. Deja que los dedos se unan en la parte superior, todos apuntando lejos de ti. Cruza los pulgares. Es importante enderezar los dedos. Concéntrate en el cuarto chakra. Canta el sonido RAM.

Abrir el cuarto chakra

Siéntate con las piernas cruzadas. Deja que toquen las puntas de tus dedos índice y pulgar. Coloca tu mano izquierda sobre tu rodilla izquierda y tu mano derecha frente a la parte inferior del esternón (un poco por encima del plexo solar). Concéntrate en el cuarto chakra. Canta el sonido YAM.

Abrir el quinto chakra

Cruza los dedos dentro de las manos, sin los pulgares. Deja que los pulgares toquen en la parte superior y ponlos ligeramente hacia arriba. Concéntrate en el quinto chakra. Canta el sonido HAM.

Abrir el sexto chakra

Pon tus manos delante de la parte inferior de tu pecho. Los dedos medios son rectos y se tocan en la parte superior, apuntando hacia adelante. Los otros dedos están doblados y se tocan en las dos falanges superiores. Los pulgares apuntan hacia ti y enfocando hacia la parte superior.
Concéntrate en el chakra sexto chakra. Canta el sonido OM o AUM.

Abrir el séptimo chakra

Pon tus manos delante de tu estómago. Deja que los dedos anulares apunten hacia arriba, tocando en la parte superior. Cruza el resto de tus dedos, con el pulgar izquierdo debajo del derecho. Concéntrate en el séptimo chakra. Canta el sonido NG. Para este chakra no hace falta hacer meditación.

Si quieres conocer más ejercicios, no te pierdas estos para poder abrir tus chakras, busca un lugar tranquilo para comenzar con la práctica.

https://www.youtube.com/watch?v=apbScSa9QN8


Categorías

Desarrollo personal

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Un comentario

  1.   Guillermina Valdivia arce dijo

    Muy interesante, el tema y significado de la energía en nuestro organismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.