Descubre cómo es el ciclo de vida del árbol — Explicación para niños y adultos

El ciclo de vida del árbol es sumamente interesante para ampliar la cultura general de los niños y adultos; por lo que aprender acerca de él nos ha llamado la atención y por ello hemos realizado una entrada explicativa.

Los árboles forman parte de las plantas, los cuales poseen un tallo leñoso y además, se ramifican por debajo y alto del suelo; se utiliza dicho término para referirse a todas las clases de plantas que alcanzan una altura específica en su etapa de desarrollo, la cual puede variar entre dos y seis metros según los investigadores.

La importancia de los árboles para el medio ambiente es vital, ya que éstos aportan una gran cantidad de oxígeno al planeta, purifican el aire de las sustancias nocivas o tóxicas, forman parte del paisaje natural, ayudan a controlar las temperaturas del suelo y además, son elementos utilizados en la agricultura, paisajismo, fábricas (como material) y son una fuente de energía en países en desarrollo.

¿Cuáles son las etapas del ciclo de vida del árbol?

Los árboles pueden tener un ciclo variado dependiendo del tipo. Sin embargo, hablaremos de forma general para aquellos árboles que poseen un ciclo de vida similar, desde la siembra hasta la reforestación de los mismos.

Siembra

Para la siembra de los árboles se deben tener en cuenta varios aspectos, como el clima, terreno, especie, exposición solar y profundidad del suelo; ya que cada uno de ellos determinará las probabilidades de éxito o fracaso de la siembra.

No todos los árboles pueden adaptarse al terreno o clima en el que serán sembrados, por lo que elegir la especie de los mismos es sumamente importante; que a su vez, el tipo de árbol también debe ser considerado, ya que algunas especies tienen un límite de la altura a la que pueden sobrevivir (con respecto al mar.  También la iluminación y profundidad juega un papel clave, porque ésta debe ser adecuada con el árbol escogido.

La siembra además, se pueden hacer de varias formas: a través de semillas, trasplante de brotes silvestres, hacer crecer semillas y trasplantarlas al suelo  o injertar un gajo.

  • Si se trata de un plan de reforestación, lo adecuado primero sería reconocer y estudiar el área donde se realizará la siembra teniendo en cuenta los aspectos mencionados; luego se deberá limpiar el lugar de maleza y cualquier elemento que pueda afectar negativamente la siembra y luego se realiza la plantación de la semilla.
  • Si se sembrará para luego trasplantarse, la tierra donde se realizará la siembra debe ser suelta, además de que tiene que contar con los nutrientes necesarios para el crecimiento del árbol. Los más recomendables son las tierras de los ríos o arroyos y de las selvas.

Desarrollo o maduración

Esta etapa del ciclo de vida del árbol puede variar considerablemente según la especie, ya que algunas tardarán mayor o menor tiempo en desarrollarse; así como también la altura que logrará, el tiempo en el que dará frutos o en su reproducción. Sin embargo, podemos destacar los siguientes datos:

  • Todos los años se producen ramas secundarias, lo cual permite el origen de una nueva copa.
  • A pesar de que cada especie diferente, los árboles se caracterizan por ser mucho más longevos que otras plantas. Existiendo en la actualidad ejemplares que superan fácilmente los 2.000 años de edad. Según los datos encontrados, los dos árboles más viejos conocidos tienen 4849 y 5067 años.
  • Los árboles suelen alcanzar tamaños de tres a cien metros de altura, siendo las secuoyas los más grandes. Por ejemplo, en el Parque de las Secuoyas, el árbol más grande tiene una altura de 84 metros.
  • Existen más de 100.000 especies diferentes de árboles, que entre todas ellas forman parte del 25% de plantas que habitan en el planeta. Sin embargo, aún quedan muchas zonas por investigar.

Por otro lado, también es posible hablar generalmente acerca del nacimiento del árbol y su desarrollo, apoyándose de algunos de las investigaciones realizadas en la reforestación.

Nacimiento y etapa infantil

Denominados “platón”, estos suelen ser débiles y la mayor parte de energía se concentra en el crecimiento del mismo, para así lograr tallos gruesos y raíces a mayor profundidad. En esta etapa del ciclo de vida del árbol, muchas células trabajan para proteger el tronco y ayudan en el transporte del agua del suelo hacia toda la planta.

  • Se observa cómo éste genera con un fuste recto y definido.
  • Algunos árboles necesitan soporte o apoyo para que crezca de forma recta.

Juventud y ensanche

Cuando el árbol es joven, éste empieza a desacelerar su crecimiento para darle prioridad energética a otras tareas. Su aspecto es similar a un árbol adulto, aunque de menor tamaño y sin la capacidad de reproducirse.

  • Dado normalmente dado a partir de los cinco años. Éstos tienen un porte más definido, al igual que no necesita ningún apoyo o soporte para su estabilización.
  • De igual forma, el árbol se debe podar en la mitad de su altura para eliminar los chupones o ramas que lo descompensen.
  • En esta misma etapa, el árbol empezará su fase de “engorde”, en el cual la copa se ve conformada por ramas y follaje.

Madurez

Las raíces del árbol logran mayor profundidad, por lo que la absorción de agua y nutrientes se realiza de forma natural y no es necesario un cuidado intensivo en el caso de la reforestación. Sin embargo, los plantadores suelen regar y utilizar fertilizantes antes del comienzo de esta fase para así acelerar este proceso de “naturalización”.

Se considera que un árbol se encuentra en etapa de madurez cuando éste es capaz de producir semillas y polen para que pueda reproducirse efectivamente. Por lo tanto, mucha de la energía contenida en los mismos es utilizada en la reproducción.

Reproducción

Los árboles se pueden reproducir de diversas maneras, aunque la mayoría lo hace a través de semillas. Estas semillas se forman en flores hembras, las cuales son polinizadas por efecto del viento o insectos, que transportan las células de la flor masculina. Aunque las flores también pueden ser hermafroditas.

En caso de la reproducción del árbol a través de semillas, éstas logran llegar al suelo con ayuda del viento o distintas especies de animales; donde la semilla podrá germinar y desarrollarse si las condiciones son las adecuadas.

Además, también existen dos tipos de reproducción, la de rizomas o raíces y la de injertos o esquejes. El primer tipo de reproducción se refiere a los brotes o retoños dados por las raíces que luego se convertirán en árboles; mientras que los injertos son las reproducciones controladas por las personas para así conseguir los árboles que necesitan para el comercio.

 

Este es el proceso de vida del árbol en cada una de sus etapas, por lo que esperamos que la información suministrada haya sido de tu agrado. Compártelo en las redes para difundir este conocimiento entre tus amigos.


Categorías

Sin categoría

Un comentario

  1.   rody dijo

    muy buena información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.