Saltar al contenido

¿Qué es el ciclo de vida del producto y cuáles son sus etapas?

En marketing, el ciclo de vida del producto forma parte de las herramientas o elementos de apoyo, donde la misma permite hacer una evaluación de los productos o artículos que una empresa posee en el mercado, es decir, ésta herramienta se refiere a cuando una empresa evalúa sus productos una vez han sido lanzados al mercado.

Realizar esta evaluación es una técnica vital para llevar el control del marketing de una empresa, ya que de esa manera es posible obtener cifras relevantes con las que apoyarse al momento de analizar las estrategias utilizadas en las campañas previas y posteriores a su lanzamiento.

El término fue acuñado por Theodore Levitt (economista americano y profesor de Harvard) en el año 1965, haciendo referencia a su explotación para así obtener mayores beneficios. No obstante, después del modelo inicial de Levitt, surgieron distintas variaciones que fueron publicadas por otros profesionales del área, como Wasson.

¿Cómo se divide el ciclo de vida del producto?

Los productos siempre atraviesan las mismas etapas o fases, independientemente del nicho de mercado que abarque la empresa. Concretamente se dividen en cuatro fases, la primera que es la introducción, la segunda que se refiere al crecimiento, pasando por la madurez y finalizando en el inminente declive.

Sin embargo, cada producto posee su propia experiencia en cada una de las etapas; lo que significa que la estructura se mantiene (como habíamos mencionado). Además, el período de tiempo también varía según el artículo, donde algunos podrán permanecer en una fase por más tiempo (o menos), por ejemplo, un producto que dura más años en la etapa de madurez, pero éste genera ingresos constantes o pasivos; mientras que otro madura rápidamente y el declive es igual de rápido.

Etapa de introducción

La introducción se refiere a cuando el producto es lanzado al mercado por primera vez, donde éste suele tener ventas bajas debido a que se encuentra en su fase inicial (aunque existen excepciones) y se debe realizar una inversión en campañas de marketing que permitan dar a conocer el producto a su público objetivo, independientemente del tamaño del nicho.

Una correcta introducción es llevada a cabo cuando con anterioridad, la empresa realizó los estudios de mercado correspondientes para prever el comportamiento del mismo. Sólo de esa manera logrará tomar en cuenta los aspectos esenciales para la sobrevivencia del producto.

Es importante destacar también, que al ser un producto nuevo y con ventas bajas, los costes de marketing suelen ser más elevados que los beneficios. A pesar de ello, se debe invertir para promocionarlo y publicitarlo. Sólo de esa manera se podrá lograr un equilibrio que posteriormente, si se ha hecho de la forma correcta, empezará a reflejar mayores beneficios.

Según los estudios debido a su baja rentabilidad, la gran mayoría (aproximadamente un 70%) de los productos no superan la fase de introducción, es decir, fracasan en su lanzamiento. Por lo tanto, la investigación previa es fundamental para lograr superar esta etapa y empezar a percibir los beneficios.

Fase de crecimiento y turbulencias

Existen productos que atraviesan un período de turbulencia, en el que simplemente se desploman un día para el otro, pero no por ello el modelo de negocio o nicho ya no es rentable (también con muchas excepciones), sino sólo por un tiempo.

Si no es el caso, lo normal sería que el ciclo de vida del producto atravesara el período de crecimiento, al que se llega una vez se ha superado una de las etapas más difíciles (introducción), lo cual permite el desarrollo del producto paulatinamente y con ello, ir aumentando las ventas a una mayor velocidad.

En este etapa una de las características más comunes de apreciar son las subidas de las ventas, la llegada de nuevos competidores, productos similares con más beneficios, la promoción se centra en atraer el producto por la marca, entre otras; lo que ofrece la capacidad de abrir camino para la madurez del producto en el mercado.

Etapa de madurez

En esta etapa, el producto atraviesa por un período en el cual normalmente empieza a disminuir el crecimiento de las ventas. Sin embargo, es la fase a la que cualquier empresa desea llegar con total normalidad. Además, esta etapa suele tener una duración mayor a las demás y es cuando se pueden poner en práctica las técnicas en cuanto a marketing y publicidad, ya que se presentan retos un tanto difíciles.

En esta etapa, la mayoría de empresas llegan a un “límite” de producción, donde también se ha perfeccionado la misma y se busca reducir costos en algunos aspectos para así mantener equilibrado los beneficios.

Por lo tanto, básicamente el producto es rentable aunque no de forma exagerada como en el crecimiento, pero aún se siguen percibiendo beneficios y además, ya la inversión no es tan fuerte, lo que permite repartir buenos dividendos.

Otra característica de la etapa de Madurez del ciclo vida del producto, es el hecho de que aumenta el número de competidores, los precios de venta pueden disminuir debido a la competencia y se debe hacer un gran esfuerzo por demostrar al público objetivo que el producto de la empresa es mejor que el de las demás.

Fase de declive

Finalmente, una etapa a la que ninguna empresa quiere llegar es al declive, en el que las ventas del producto empiezan a disminuir significativamente y se considera la salida del mercado, normalmente por ser obsoleto o la baja rentabilidad debido a la saturación del mercado.

En esta fase las técnicas empleadas se centran en ofrecer descuentos, ofertas, rediseños del productos, entre otras; las cuales permitirán deshacerse del producto con mayor facilidad, porque los clientes suelen perder el interés que existía al inicio.

Aunque la mayoría de empresas no desean llegar a esta etapa, prácticamente es algo inevitable por diversas razones, que según Walker, Staton y Etzel son las siguientes:

  • No existe necesidad del producto.
  • El público objetivo se cansa del producto.
  • Sale al mercado un producto mejor o a menor precio.

 

Estas son las etapas o fases del ciclo de vida del producto, las cuales esperamos hayan sido lo suficientemente detalladas para el entendimiento de todos nuestros lectores. Sin embargo, estamos dispuestos a responder todos los comentarios con cualquier duda o pregunta acerca del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.