Científicos implantan falsos recuerdos en el cerebro de los ratones

En un experimento llevado a cabo en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), por el neurocientífico y premio nobel Susumu Tonegawa, se manipularon unas células en el hipocampo de unos ratones para que respondieran al estímulo de la luz. El hipocampo es la zona del cerebro donde predominantemente se activan la memoria y los recuerdos.

“La vida sería imposible si todo se recordase. El secreto está en saber elegir lo que debe olvidarse.”
Roger Martin du Gard

El primer día colocaron a los ratones en una cámara con una luz rojiza, dejándoles moverse libremente. El segundo día los colocaron en otra cámara aplicándoles descargas eléctricas en sus patas. En esta segunda cámara también se les aplicó luz a sus cerebros, para que asociasen la luz a las descargas, y así crear una respuesta de miedo ante la luz.

Los ratones al volver a la primera cámara habían asociado la luz con las descargas y se mostraban paralizados por el miedo ante la posibilidad de otra descarga.

A esto los científicos lo llamaron “implantar falsos recuerdos”. La analogía entre la reacción de los ratones y la posible respuesta de los seres humanos llevó a este equipo a concluir que es posible implantar poderosas falsas creencias en los cerebros humanos, es decir, asociamos nuestras ideas y creencias pasadas con los eventos que se están produciendo en el momento presente, y nos podemos estar haciendo falsas ideas sobre lo que nos está sucediendo.

Por ejemplo, podemos creer que cada vez que pasemos por un lugar donde nos caímos una vez, inevitablemente nos volveremos a caer… podemos llegar a creérnoslo completamente.

Dependiendo de la información que hemos recibido en nuestra vida y del impacto que ésta haya creado en nuestra mente, podemos llegar a asociar peligros pasados con situaciones similares del presente que en realidad no contienen dichos peligros.

Haber tenido una mala experiencia con un determinado tipo de persona, nos puede predisponer a tener la misma sensación negativa cada vez que entremos en contacto con otra persona de ese tipo.

El automatismo en nuestras mentes nos ayuda a lidiar con las miles de pequeñas situaciones que hay en nuestra vida diaria, repitiendo comportamientos sin pensar en ellos, pero se hace necesario que desarrollemos la capacidad de salir de la respuesta automática; que podamos revisar cada situación como si fuese nueva y decidir de acuerdo a nuestro conocimiento sobre qué actitud tomar que sea la más beneficiosa para nosotros mismos y para los demás.

Vídeo: Reflexiones positivas para la vida

Los seres humanos pagamos un precio muy alto por no tomar la decisión de revisar nuestra manera de reaccionar ante las cosas, y por no buscar una respuesta más auténtica. Cuando reaccionamos juzgando lo que ocurre en el presente basándonos únicamente en nuestra experiencia del pasado, corremos el riesgo de poder ser manipulados.

No hay mayor libertad que ejercer la capacidad de elegir libremente qué queremos vivir y cómo queremos hacerlo y que estas decisiones estén basadas en lo que sentimos y en nuestros valores más profundos.

Artículo escrito por Álvaro Gómez. Más información sobre Álvaro aquí


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.