Qué es citalopram y para qué se utiliza

tomar citalopram

Citalopram es un medicamento antidepresivo que afecta a los neurotransmisores, los químicos que los nervios del cerebro utilizan para comunicarse entre sí. Los neurotransmisores son fabricados y liberados por los nervios y luego viajan y se unen a los nervios cercanos. Por lo tanto, los neurotransmisores pueden considerarse como el sistema de comunicación del cerebro.

Muchos expertos creen que un desequilibrio entre los neurotransmisores es la causa de la depresión. Citalopram funciona al prevenir la absorción de un neurotransmisor, la serotonina , por parte de las células nerviosas, una vez que se ha liberado. Desde la captación es un mecanismo importante para la eliminación de neurotransmisores liberados y que termina sus acciones.

En los nervios, la reducción en la absorción causada por el citalopram resulta en más serotonina libre en el cerebro para estimular las células nerviosas. Citalopram pertenece a la clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), una clase que también contiene fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft). El citalopram fue aprobado por la FDA en julio de 1998. Citalopram está aprobado para tratar la depresión. También se usa para tratar otras afecciones como:

  • Alcoholismo
  • Trastorno por atracón o bulimia
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de pánico
  • Sofocos
  • Desorden obsesivo compulsivo

pastillas citalopram

Este medicamento solo se puede consumir si te lo receta un profesional de salud, como un médico o un psiquiatra. De ningún modo podrás conseguir el medicamento en la farmacia sin una receta específica.

Efectos secundarios

Como todos los medicamentos de este tipo de medicamentos, pueden tener efectos secundarios en las personas que lo toman. Si, al tomar este medicamento te sientes mal o notas que los efectos secundarios se están volviendo un problema, entonces, tendrás que acudir a tu médico para que pueda valorar otro tipo de medicamento para las necesidades personales que tienes en este momento concreto.  Los efectos secundarios más comunes asociados con citalopram son:

  • Náuseas
  • Sequedad en la boca
  • Vómitos
  • Sudoración excesiva
  • Dolor de cabeza
  • Temblores
  • Somnolencia
  • Insomnio
  • Desórdenes menstruales
  • Dolor muscular
  • Dolor en las articulaciones

En general, entre 1 de cada 6 y 1 de cada 5 personas experimentan un efecto secundario. Citalopram también se asocia con disfunción sexual. Algunos pacientes pueden experimentar reacciones de abstinencia al interrumpir el citalopram. Los síntomas de abstinencia incluyen: mareos, sensaciones de hormigueo, cansancio, sueños vividos, irritabilidad o mal humor.

pastillas para la depresion

Los antidepresivos aumentaron el riesgo de pensamiento y comportamiento suicida (suicidio) en estudios a corto plazo en niños y adolescentes con depresión y otros trastornos psiquiátricos. Cualquier persona que esté considerando el uso de citalopram o cualquier otro antidepresivo en un niño o adolescente debe equilibrar este riesgo con la necesidad clínica. Los pacientes que comienzan la terapia deben ser observados de cerca para detectar empeoramiento clínico, suicidio o cambios inusuales en el comportamiento.

Cuándo buscar ayuda médica

Tendrás que buscar atención médica de emergencia si tienes señales de reacción alérgicas al citalopram. Los síntomas de una posible reacción alérgica son las siguientes: erupción cutánea o urticaria; respiración dificultosa; hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta.

Informa a tu médico de cualquier síntoma nuevo o que empeore como por ejemplo: cambios de humor o de comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir, impulsividad, irritabilidad, agitación, hostilidad, agresividad, actitud inquieta, hiperactividad, depresión o pensamientos suicidas o de hacerse daño a uno mismo o a los demás.

Llama a tu médico inmediatamente si tienes algunos de estos síntomas:

  • Sensación de mareo como si pudieses desmayarte
  • Visión borrosa, visión de túnel, dolor e hinchazón en los ojos, ver halos alrededor de las luces.
  • Dolor de cabeza con dolor en el pecho
  • Mareos intensos
  • Desmayo
  • Palpitaciones
  • Reacción severa del sistema nervioso: músculos rígidos, fiebre alta, sudores, confusión, palpitaciones, temblores, sensación de desmayo
  • Niveles altos de serotonina en el cuerpo: agitación, alucinaciones, fiebre, ritmo de corazón acelerado, reflejos hiperactivos, náuseas, vómitos, diarrea, pérdida de coordinación
  • Niveles bajos de sodio en el cuerpo: dolor de cabeza, confusión, dificultad para hablar, debilidad severa, vómitos, sensación de inestabilidad
  • Una sensación de mareo, como si pudieras desmayarte

Dosis recomendada

La dosis que debas tomar te la tendrá que indicar tu médico y es necesario que sigas estrictamente las indicaciones que te dé en todo momento. Aunque existe una dosis recomendaba de su uso. La dosis inicial habitual es de 20 mg por la mañana o por la noche.

La dosis puede aumentarse a 40 mg al día después de una semana. Una dosis de 60 mg no ha demostrado ser más efectiva que 40 mg. Al igual que con todos los antidepresivos, puede tomar varias semanas de tratamiento antes de ver los efectos máximos. Las dosis a menudo se ajustan lentamente hacia arriba o hacia abajo para encontrar la dosis más efectiva.

que pastillas tomar de citalopram

Cómo tomar este medicamento

Como sabrás es necesario seguir las instrucciones del médico. No se debe usar el medicamento en dosis mayores o menores o por un tiempo más largo del recomendado. Mide el medicamento líquido con la jeringa dosificadora provista, o con una cuchara especial para medir la dosis o una taza para medicamentos. Si no tienes un dispositivo de medición de dosis, pídele uno a tu farmacéutico.

Pueden pasar hasta 4 semanas antes de que tus síntomas mejoren. Tendrás que seguir usando el medicamento según las indicaciones y decirle a tu médico si tus síntomas no mejoran.  No dejes de usar citalopram de forma repentina, o podrías tener síntomas de abstinencia desagradables. Pregunta a tu médico cómo dejar de usar este medicamento de forma segura. El medicamento se debe conservar a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco.

Si se te olvida tomar una de las dosis indicadas por tu médico toma la dosis tan pronto como lo recuerdes. Omite la dosis olvidada si eso casi la hora de la siguiente dosis programada. No tomes medicamentos extra para compensar la dosis olvidada.

Qué debes evitar si tomas citalopram

Consulta con tu médico siempre antes de tomar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) para el dolor, la artritis, la fiebre o la hinchazón. Esto incluye aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve), celecoxib (Celebrex), diclofenaco, indometacina, meloxicam y otros. El uso de un AINE con citalopram puede causar moretones o sangrado con facilidad. Beber alcohol puede aumentar ciertos efectos secundarios de citalopram. Citalopram puede perjudicar tu pensamiento o reacciones en tu organismo. Ten especial cuidado si conduces o haces algo que requiera que estés alerta.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.