Claves para elegir a un buen terapeuta

buscar un terapeuta

Cuando se trata de escoger un buen terapeuta o psicólogo no siempre es un camino fácil. Si tienes algún tipo de problema emocional que no te permite estar bien psicológicamente, es normal que quieras encontrar una solución cuanto antes para poder volver a tu equilibrio emocional normal y sentirte bien de nuevo.

Por eso, hoy queremos darte las claves para elegir a un buen terapeuta y que de esta manera, no te equivoques en tu elección y el dinero que inviertas sea un dinero bien invertido por tu salud mental y emocional. No todos los terapeutas son iguales y deberás escoger aquel que se adapte a ti lo mejor posible y te haga las sesiones terapéuticas acorde a tu problema actual, encontrando la solución a lo que te preocupa lo antes posible.

Claves para escoger al mejor terapeuta para ti

Primero tienes que pensar en tus necesidades y el estilo de terapia que puede funcionar mejor para ti. Para ello, sigue los siguientes pasos o claves para encontrar al terapeuta que realmente tenga un buen impacto en tu vida, aquel que realmente se preocupe por ti, por tu situación  que pueda ayudarte a resolver lo que te preocupa lo antes posible.

Artículo relacionado:
Terapia de psicología o psicoterapia: todo lo que debes saber

Haz caso a tu instinto

Muchas personas eligen un terapeuta que les haga sentir cómodos, así que presta atención a cómo te sientes cuando hablas con un terapeuta potencial. Sin embargo, ten en cuenta que este es solo el primer paso para elegir el terapeuta correcto para ti.

buscar un terapeuta

Si bien necesitas tener una buena cantidad de consuelo y confianza con tu terapeuta, también tienes que estar seguro de que obtendrás buenos resultados. Dado que la terapia es personal, debes sentir que tu terapeuta es el adecuado en términos de comodidad, pero éste no debería ser el único criterio.

Lo que sí es cierto es que tendrás que escuchar a tu estómago, sentir la visceralidad para saber si el terapeuta que tienes delante te hace sentir bien o no. En el momento en que un terapeuta te hace sentir incómodo por el motivo que sea, entonces ese terapeuta no es para ti y será mejor que busques otro para ti.

Busca credibilidad y conocimiento

Ninguna terapia es igual a otra, ya que depende de cada caso en concreto. Son muchos los tipos de terapia que tienen poca o ninguna evidencia que demuestra y que pueden ayudar a las personas, aunque tengan poca evidencia científica. Pero es necesario que el terapeuta que escojas tenga conocimiento sobre el tema que trata y cuanta más formación y experiencia tenga sobre un tema específico (el que te implique a ti), mejor.

Artículo relacionado:
El poder de la terapia de reminiscencia

Es mejor centrarte en terapeutas que saben lo que dicen o lo que hacen, y no terapeutas que van buscando información sobre la marcha a medida que va teniendo sesiones contigo. Esto solo demostrará la falta de profesionalidad que tiene en su sector.

Evalúa el tipo de terapia

Algunos terapeutas dicen que practican la terapia basada en evidencia, lo cual es un gran comienzo, pero es posible que quieras preguntar un poco más sobre su capacitación o visitar su sitio web para ver si esto te da una mejor indicación de su estilo de terapia.

buscar un terapeuta

¿Tiene una página web? Si es así, ¿es informativo o solo un anuncio de sus servicios? Estos detalles también te dan una idea de lo que puede esperar de ellos en términos de cuán serio toman su trabajo. Los terapeutas que brindan una buena cantidad de información útil en sus sitios web generalmente tendrán en cuenta sus mejores intereses y se dedicarán a ayudarte a obtener los mejores resultados.

Que sea fácil de tender

Ir a un terapeuta que mientras te explica las cosas no entiendes nada, o te servirá de mucho. En este sentido, otro factor que es importante a la hora de elegir un terapeuta es observar cómo te habla. Algunos tienen ideas brillantes, pero no pueden transmitir su mensaje en un lenguaje simple y laico que se entienda fácilmente.

Después de todo, no avanzarás nada si no entiendes de qué está hablando tu terapeuta. Podrás saber cuán fácil es entender a los posibles asesores por la forma en que escriben para sus sitios web o por la forma en que hablan si te hablan por teléfono. También deben ser pacientes con tus preguntas y no actuar de manera condescendiente.

Considera un especialista

La elección de un terapeuta que se especialice en muchas áreas puede ser una señal de que esta persona conoce un poco sobre muchos temas, pero puede no estar bien versado en trabajar con tu preocupación particular. Una mejor opción sería encontrar a alguien que se centre en tu lucha particular o elegir una práctica grupal que pueda ayudarte a encontrar a la persona que mejor se adapte a tus necesidades.

buscar un terapeuta

Trata de encontrar a alguien que tenga una buena combinación de las características anteriores. Si puedes encontrar un terapeuta que te ayude a sentirte cómodo, que te proporcione una terapia basada en evidencia, que sea serio para ayudarte a superar tus dificultades, que sea fácil de entender y que tenga experiencia con sus necesidades particulares, tendrás muchas más posibilidades de obtener resultados significativos de tu terapia.

Artículo relacionado:
Las ramas de la psicologia y sus terapias

Preguntas que debes hacerte

Además de tener todo lo anterior en cuenta, hay algunas preguntas que deberás contestar para que tu terapeuta sea el perfecto para ti:

  • ¿Cómo te sientes al sentarte con tu terapeuta?
  • ¿Cuál es la filosofia general y el enfoque de tu terapeuta para ayudarte?
  • ¿Puede el terapeuta definir exactamente cómo planear ayudarte a resolver tus problemas o inquietudes?
  • ¿Puede tu terapeuta aceptar comentarios y admitir errores honestamente?
  • Tu terapeuta, ¿fomenta la dependencia o la independencia?
  • ¿Tiene el terapeuta experiencia para ayudar a otros con los problemas particulares para los que estás buscando terapia?
  • ¿Tu terapeuta se adhiere a principios éticos y respeta límites y confidencialidad?
  • ¿Tiene la formación adecuada y las titulaciones pertinentes?
  • ¿Tiene buenas referencias de pacientes anteriores?

Con todo esto en cuenta, entonces, podrás encontrar al terapeuta que se adapte a ti y con el que estés realmente cómodo todo el tiempo que necesites acudir a su terapia. Sabiendo que te estás ayudando todo el tiempo a encontrar la solución a lo que te impide estar bien emocionalmente hoy.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.