Saltar al contenido

Coaching: método de desarrollo personal y profesional

Coaching

El coaching es una relación profesional en la que un coach acompaña a una persona de una manera éticamente responsable en un proceso reflexivo de autoconocimiento, apoyado en conversaciones que buscan potenciar las capacidades latentes en esa persona e invitándola a la acción para conseguir el objetivo que desea.

“En este proceso, en el que aflora todo el potencial del individuo, se intenta que éste encuentre nuevas formas de superar sus obstáculos y limitaciones personales para que consiga lo mejor de sí mismo. En definitiva, el coaching es una metodología de aprendizaje y desarrollo”, explica Manuel Martínez, coach del centro Koade (ofrece servicios de coaching).

CoachingComo técnica de desarrollo o crecimiento personal, cuya finalidad es desarrollar el potencial latente de las personas, de forma metódica, estructurada y eficaz, el coaching:

1) Enseña a aprender a vivir mejor.

2) Identifica aspectos con frecuencia difíciles de detectar (miedos, sentimientos de dolor, depresión, soledad, pesadez, resentimientos, frustraciones…).

3) Ofrece a la persona ideas para mejorar su manera de desenvolverse, al tiempo que despierta en ella la motivación para evolucionar.

La energía.

Hay actividades que consumen la energía y actividades que la aportan. El coaching enseña a eliminar los elementos que consumen la energía y a conseguir los que la proporcionan. Cuanta más energía se tiene, más potente y fuerte se es. Las personas llenas de energía y vitalidad, que hacen lo que aman, se realizan plenamente y tienen éxito en lo que emprenden.

Existen dos maneras de conseguir lo que se quiere:

1) Ir directamente hacia el objetivo: es la que habitualmente llevamos a cabo, sin conseguir muchas veces el objetivo deseado.

2) Intentar atraerlo hacia nosotros de forma natural.

Muchos denominan a esta segunda manera azar, suerte y esto sería correcto si fuera aleatorio pero la vida no la determinan los acontecimientos que le suceden a una persona (por ejemplo una pérdida de un ser querido, una enfermedad, una deuda, una separación, un enfrentamiento, etc.) sino la manera que tiene de responder a estos. Y es aquí donde el coaching puede ayudar a las personas a coger las riendas de su vida y a tener éxito.

Ámbito personal y empresarial

El coaching esta muy focalizado en los resultados, pero para los coaches lo que de verdad importa es la persona, porque es ella quien produce resultados. Por este motivo, el poder en un relación de coaching reside en el compromiso y la confianza que se genera en ambas partes de la relación.

“En tanto que el coaching es una manera de tratar a la persona, de pensar y de ser, le ofrece a ésta la posibilidad de en encontrar sus propias respuestas y caminar hacia el éxito, bien sea en los negocios, en las relaciones personales, en el arte, en el deporte o con uno mismo”, explica Nerea Portillo, coach de Koade.

En el ámbito personal, las sesiones de coaching dan la posibilidad de:

1) Ser y sentirse escuchado.

2) Descubrir las respuestas que están en nuestro interior.

3) Encontrar lo mejor de nosotros mismos y sacarlo a la luz.

4) Tener una visión externa y más neutral de nuestras circunstancias.

5) Percibir nuevas opciones y puntos de vista.

6) Recibir retroalimentación de nuestras acciones e ideas.

7) Establecer nuestras prioridades.

8) Trazar planes de acción.

9) Direccionar nuestro esfuerzo.

10) Tener una compañía que nos da ánimo, alegría y orientación en el proceso.

11) Contar con una persona genuinamente interesada en que alcancemos nuestros objetivos.

El coaching se está aplicando cada vez más en empresas y organizaciones de todo tipo. La intervención de un coach profesional, en grupos de trabajo o en trabajo personal sobre los directivo«, está transformándose rápidamente en una ventaja competitiva de la organización.

El coaching aplicado a empresas como metodología de un proceso de desarrollo organizacional es una herramienta efectiva para hacer converger los intereses particulares de cada profesional con los intereses generales de la empresa.

“Adquiere sentido porque, como en una danza, se trabaja el desarrollo individual de cada miembro del equipo dentro del marco y del objetivo de la organización. Esto redunda en un fortalecimiento de los grupos de trabajo, que adquieren mayor compromiso y responsabilidad, explica la coach de Koade, María Múgica.

El coaching empresarial:

1) Facilita que las personas se adapten a los cambios de manera eficiente y eficaz.

2) Moviliza los valores centrales y los compromisos del ser humano.

3) Estimula a las personas hacia la producción de resultados sin precedentes.

4) Renueva las relaciones y hace eficaz la comunicación en los sistemas humanos.

5) Predispone a las personas para la colaboración, el trabajo en equipo y la creación de consenso.

6) Destapa la potencialidad de las personas, permitiéndoles alcanzar objetivos que de otra manera son considerados inalcanzables.

“De alguna manera, el coaching ayuda a ver el mundo desde una perspectiva nueva, en la que yo, como cliente, adquiero una responsabilidad ante lo que me sucede y asumo la capacidad de elegir qué quiero en la vida y cómo consigo llegar a ello”, explica el equipo de coaches de Koade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Que tal, he leído el artículo y me interesaría bastante encaminarme en este gremio, soy una persona muy aprensiva que gusta de escuchar a la gente y compartir palabras con ellos.

Por otro lado me gusta el ámbito expositor y me interesa desarrollarlo y explotarlo, a la par de desarrollarme como persona y conseguir plenitud ayudando a las demás personas.

Quisiera saber si por este medio pudiera conseguir mas información sobre cursos, diplomados, clases o lo que sea necesario para incursionar en éste gremio y conseguir ser coach.

buen día.

Responder

¿Quien es el autor del concepto y pasos El coaching empresarial?

Responder