Qué es la codeína y para qué sirve

La codeína es un medicamento que es usado en nuestra sociedad como analgésico pero puede tener efectos secundarios graves. Su uso desmesurado comienza a preocupar a los médicos y por eso, es necesario conocer bien qué es y saber cuándo usarlo o cuándo es mejor no consumirlo.

Sigue leyendo para poder saber más sobre este medicamento.

Qué es y para qué se utiliza

La codeína es un analgésico que se utiliza para tratar el dolor, por ejemplo de una lesión o después de haber sido sometido una operación. Este medicamento también se puede utilizar cuando se tiene un dolor prolongado cuando los analgésicos cotidianos como la aspirina, el ibuprofeno o el paracetamol no funcionan. Otro de los usos para los que se emplea este medicamento es para tratar la diarrea.

La codeína solo se puede conseguir con receta médica y se puede encontrar en forma de pastillas, en jarabe o en inyección. Las inyecciones  se administran en un hospital y en ningún caso se realizan en el hogar, por lo que éste tipo de medicamento inyectado es más complicado encontrarlo en farmacias.

En ocasiones tiene dosis bajas y se combina con paracetamol, aspirina o ibuprofeno. También se puede tomar en jarabe para tratar la tos seca en algunos casos.

Cómo se debe utilizar

Es muy importante que sigas las indicaciones de tu médico y las del prospecto. Antes de tomar codeína si tienes alguna pregunta habla con tu médico o farmacéutico, pero no lo tomes si tienes algún tipo de duda.

Se debe tomar por vía oral en la cantidad que te indique tu médico dependiendo de tus características. Ese puede tomar con o sin alimentos pero si tienes náuseas es mejor tomarlo con alimentos. Si estás tomando la dosis en líquido tendrás que medir de manera cuidadosa la dosis exacta que debes tomar con un dispositivo de medición especial, pero no uses una cuchara de tu hogar porque entonces puede que no recibas la dosis correcta.

La dosis de la codeína dependerá de tu condición médica y de la respuesta que tengas al tratamiento, por lo que es mejor que decida tu médico cuál es la dosis que debes tomar en cada caso concreto. En los niños, la dosis se basa sobre todo en su peso. No aumentes la dosis y tampoco el tiempo que lo debes estar tomando porque los riesgos de padecer los efectos secundarios pueden aumentar considerablemente.

Si se utiliza este medicamento para el dolor, es mejor usarlo en cuanto el dolor comienza a producirse para que sea más efectivo. Si esperas a que el dolor empeore para tomarte la medicación entonces es más que probable que el efecto que tenga la medicación no sea el esperado.

Si tienes dolor por una enfermedad grave como por ejemplo el cáncer, tu médico es posible que también te recete medicamentos de tipo opiáceos de acción prolongada. En este caso, el medicamento podría usarse para el dolor súbito solo cuando sea necesario. Aunque en estos casos también se pueden recetar otros medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol para calmar el dolor. En todo caso, deberás consultar con tu médico o farmacéutico acerca del uso seguro de la codeína en combinación con otros medicamentos.

Cuando se toma de forma prolongada y/o con dosis altas, puede causar el síndrome de abstinencia cuando se deja de tomar. Cuando esto ocurre aparecerán los síntomas habituales del síndrome de abstinencia como: inquietud, secreción nasal, náuseas, sudoración, dolores o temblores musculares, etc. Esto ocurriría si se deja de tomar el medicamento de forma repentina. Es el médico quien debe marcar las pautas de la toma de este medicamento para hacerlo de manera gradual. Este medicamento cuando se utiliza mucho tiempo puede dejar de funcionar porque el cuerpo se ha acostumbrado a él.

Es necesario saber que la codeína puede causar adicción y esto puede ocurrir aún con mayor probabilidad si ya se tiene un trastorno de uso de sustancias. Es necesario tomarse el medicamento tal y cómo indica el médico para evitar en todo lo posible una posible adicción.

Si notas que el dolor o la causa por la que te la han recetado persiste o empeora, tendrás que hablar inmediatamente con tu médico. Si por ejemplo estás tomando codeína para tratar la tos seca y llevas 5 días tomando la medicación, tendrás que volver a tu médico o antes si la afección empeora a pesar de tomar el medicamento.

No se recomienda durante el embarazo y durante la lactancia.

Efectos secundarios

Como otros muchos medicamentos, la codeína puede tener efectos secundarios que se deben conocer para poder estar atento a cualquier señal que se pueda tener al tomar la medicación.  Por lo tanto, algunas personas pueden tener los efectos secundarios, otras tenerlos de forma leve y otras, puede que no sientan ningún tipo de efecto secundario al tomarla. Cuanto mayor sea la dosis, mayor será la probabilidad de que tenga efectos secundarios.

Efectos secundarios comunes

Los efectos secundarios comunes ocurren en más de 1 de cada 100 personas. Habla con tu médico o farmacéutico si los efectos secundarios te molestan o no desaparecen

  • Estreñimiento
  • Náuseas o vómitos
  • Sensación de enfermedad
  • Somnolencia
  • Confusión mental
  • Sensación de mareos y vértigos
  • Boca seca
  • Dolores de cabeza

Efectos secundarios graves

Los efectos secundarios graves ocurren en menos de 1 de cada 100 personas. Tendrás que llamar a un médico de inmediato si tienes:

  • Dificultad para respirar o respiración corta y poco profunda
  • Rigidez muscular
  • Síntomas de presión arterial baja que incluyen sentirse mareado y cansado
  • Convulsiones

Si tienes cualquier ataque tendrás que ir al hospital de inmediato, sobre todo si tienes una reacción alérgica grave. En casos raros, puede ocurrir una reacción alérgica grave (anafilaxia) a la codeína.

Tendrás que acudir inmediatamente al médico si:

  • Tienes erupciones cutáneas con picazón, enrojecimiento,hinchazón, formación de ampollas o descamación
  • Tienes sibilancias
  • Se te contrae el pecho o la garganta
  • Tienes problemas para respirar o para hablar
  • Tu boca, cara, labios, lengua o garganta comienzan a hincharse

Esto son señales de advertencia de una reacción alérgica grave. Una reacción alérgica grave es una emergencia. Estos no son todos los efectos secundarios completos de la codeína. Para tener una lista completa, consulta el folleto dentro de tu paquete de medicamentos. Ante cualquier duda acude a tu médico o habla con tu farmacéutico.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.