Colitis nerviosa — Qué es, tipos, causas, síntomas y tratamientos

Con frecuencia vemos cómo algunas personas padecen de trastornos intestinales, al parecer es muy común dentro de la población mundial tener este tipo de sufrimiento, podemos atribuirle la responsabilidad a los malos hábitos alimenticios o a la frecuencia con la que estas personas asisten al médico.

La colitis nerviosa, por su parte, es un trastorno intestinal que afecta directamente al colon y al intestino. Este padecimiento puede llegar a ser mortal si no se trata con las atenciones y cuidados necesarios, es por ello que quisimos dedicar un artículo exclusivo a la colitis nerviosa, cuáles son las causas de su padecimiento, los síntomas, el diagnóstico y posibles tratamientos.

¿Qué es la colitis nerviosa?

Es una enfermedad intestinal que afecta directamente al colon y a los intestinos, conocida también como síndrome del colon irritable.

Este es un proceso inflamatorio y muy doloroso que atraviesa los intestinos afectando directamente su función, la aparición de esta enfermedad puede venir con fuertes dolores abdominales, mareos y ardor en la espalda baja, a su vez, cambia los hábitos de evacuación del paciente presentando diarreas o estreñimiento.

Esta enfermedad puede afectar directamente el estilo de vida de la persona y autoestima, existen etapas de la enfermedad en la que el paciente atraviesa momentos de crisis y desesperación al no saber cómo detener los dolores y síntomas de la colitis.

En todos los casos es recomendable que el paciente visite con frecuencia al especialista así ya no presente síntomas o tenga algún antecedente de otra enfermedad del aparato digestivo; así se previenen consecuencias mayores.

Por otra parte, el paciente que sufre de colitis nerviosa debe hacer un rápido cambio de hábitos alimenticios, ya que por lo general, la mala alimentación es la causante de que el colon e intestinos de una persona delicada sufran.

Algunos estudios demuestran que la población que padece de colitis nerviosa presenta algún agente psicológico que afecta directamente el aparato digestivo de la persona, como la depresión, fobias y ansiedad que están involucradas directamente con el desarrollo de la enfermedad.

Por lo general estos pacientes se autodenominan con cualidades negativas, esto se debe al estrés que genera el padecer un dolor constante e inagotable, pueden llegar a sentir que son los causantes directos de la enfermedad que en la mayoría de las ocasiones surge por alguna alergia a algún alimento o el mismo factor ambiental que está intrínseco en la colitis nerviosa.

La aparición de la enfermedad varía también dependiendo de la edad del paciente y de los factores genéticos, ejemplo, en los adultos con edad comprendida entre 50 a 60 años, tienden a presentar este padecimiento de manera crónica pero con menos intensidad de dolor.

En cambio, un adulto joven puede padecer de dolores intensos gracias a los jugos gástricos que no permiten que el intestino haga su proceso habitual.

La colitis puede llegar a ser mortal en niños, ya que el umbral de dolor de los mismos es muy bajo, aunque sean muy pocos los casos registrados a nivel mundial.

¿Cuáles son los tipos de colitis?

  • Nerviosa: está asociada directamente a situaciones de estrés donde las paredes del intestino se contraen, causando molestias con el paso de gases y propios movimientos del sistema digestivo.
  • Ulcerosa: esta enfermedad es de tipo crónico, se presenta con la aparición de úlceras dentro de las paredes del intestino y colon, la inflamación aparece desde el recto y se extiende hacia las paredes del colon.
  • Hemorrágica: este tipo de colitis es ocasionada por una bacteria llamada Escherichia Coli
  • Tóxica: se produce cuando la colitis ulcerosa se complica
  • Granulomatosa: este es un padecimiento muy exclusivo en donde el mismo sistema inmune auto ataca a los tejidos del intestino y colon afectándolos directamente.
  • Asociada al uso de medicamentos: el uso extremo de ciertas sustancias como las vitaminas C, antinflamatorios no esteroideos o suplementos de hierro pueden causar una colitis crónica.

¿Por qué se desarrolla la colitis nerviosa?

Existen diversos factores que están involucrados en el desarrollo de esta enfermedad que puede ser ocasionada por fuertes periodos de estrés,  también el factor genético influye si un familiar ha padecido de esta enfermedad con anterioridad puede significar el origen del padecimiento del otro.

Los pacientes que padecen de esta enfermedad tienen el sistema inmunológico muy deficiente, quizá este factor sea la causa o la consecuencia de la enfermedad misma, todavía la conclusión sobre este tema no ha sido planteada, pero sí está presente en cada paciente que tiene colitis nerviosa.

El factor ambiental es el más influyente dentro del desarrollo de la enfermedad y el que pasa desapercibido en el diagnóstico de la misma, la contaminación ambiental, el humo del tabaco y la mala higiene pueden contribuir al desarrollo de la misma.

Diagnóstico

El diagnostico se debe basar en varios síntomas ya que existen factores multifuncionales que influyen directamente en la aparición de la colitis, a su vez, se debe utilizar un criterio flexible para determinar un diagnóstico preciso de la enfermedad del paciente.

Se pueden observar síntomas propios de la enfermedad como dolor para evacuar, dolor abdominal, cólicos y calambres fuertes, distención abdominal, flatulencias, gases, sensación de evacuación incompleta, evacuaciones con moco y evacuaciones urgentes.  

En el mismo orden de ideas, hombres y mujeres presentan síntomas diferentes, la presencia del moco rectal puede ser diferente dependiendo del sexo de la persona también la distención abdominal y sensación de evacuación incompleta pueden ser mucho más graves en mujeres que en hombres.

Por otra parte, el estilo y calidad de vida influyen directamente en el diagnóstico del paciente, la felicidad y satisfacción que siente la persona sobre sí misma determinará el desarrollo de la enfermedad.

Este tipo de enfermedad limita la vida del paciente a nivel emocional, sexual, mental y social; algunas personas pierden las capacidades sociales gracias a su padecimiento, que en ocasiones les limita el traslado a ciertos lugares o les puede hacer pasar un mal rato en público.

Causas principales

Existen muchos factores causantes de la enfermedad, como lo hemos mencionado con anterioridad, la colitis nerviosa puede ser causada por altos niveles de estrés, factores ambientales o factores psicológicos.

Es por ello que se han mencionado múltiples desencadenantes  de la enfermedad:

  • Cambios drásticos en los hábitos del paciente que sea motivo de estrés y dolor.
  • Conflictos familiares
  • Conflictos laborales
  • Conflictos sentimentales
  • Presencia de dificultades económicas
  • Abuso de fármacos no recetados
  • Estados psicológicos inestables como la depresión, la ansiedad, el miedo, frustración, baja autoestima, pánico.

Existen a su vez diferentes teorías que dan un posible concepto a las causas directas de la colitis nerviosa, entre ellas tenemos:

Hipersensibilidad visceral

Existen diversos estudios que demuestran que los pacientes que sufren de colitis nerviosa tienen una reacción directa a los estímulos viscerales que el resto de la población no tiene.

El dolor que causa el estreñimiento y el ardor abdominal puede ser percibido por la médula espinal proyectando el dolor en las amígdalas y el hipotálamo de estas personas.

El eje visceral se ve afectado por la hipersensibilidad del paciente a ciertos estímulos que son síntomas de la enfermedad.

Factores psicológicos

Más del 50% de los pacientes que la padecen muestran problemas de carácter psicológico, estos se convierten en la causa directa de la enfermedad.

Se puede observar como los hijos de estas personas presentan síntomas parecidos a los de sus progenitores, todo se debe a la exposición del niño a la enfermedad crónica de sus padres ligado fuertemente al desequilibrio psicológico que este presenta.

A su vez, los mismos factores psicológicos pueden impedir que el paciente acuda al especialista, bien sea por vergüenza o miedos.

Por otra parte la Inflamación de la pared intestinal está involucrada directamente con las causas de la colitis nerviosa.

Síntomas

Los síntomas de esta enfermedad son múltiples y varían dependiendo del tipo de colitis, sin embargo se pueden observar los mismos en todo tipo de padecimientos:

  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Sangrado rectal
  • Mucosidad rectal
  • Cólicos
  • Estreñimientos
  • Gases
  • Ardor en las paredes del colon e intestinos
  • Ardor en el recto
  • Sensación de pujo
  • Fuertes dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Pérdida del apetito
  • Fatiga
  • Anemia
  • Deshidratación
  • Náuseas
  • Llagas en la boca
  • Protuberancias en la piel

Consecuencias

Si bien este factor es mucho más peligroso si no se trata a tiempo, las consecuencias de la colitis nerviosa pueden variar en una escala de gravedad dependiendo del paciente y los cuidados que tenga este con su salud, puede llegar a ser mortal una colitis mal tratada o simplemente no tratada.

Para ello el paciente debe someterse a largos periodos de investigación sobre las soluciones médicas que tiene esta enfermedad, así puede prevenir que las consecuencias de la misma se conviertan en un calvario.

Primeramente en los pacientes con trastornos psicológicos que padecen de colitis nerviosa, tienden a perder su vida social y familiar al no saber sobre llevar la enfermedad.

Por otra parte, la aparición de ésta puede perforar las paredes del intestino, causando hemorragias severas e incluso la muerte.

En todos los casos es de suma importancia que el paciente evite auto medicarse y asista sin condiciones al médico, puede que su enfermedad necesite de intervención quirúrgica o de atención mucho más especializada.

Tratamientos

Existen diversos tratamientos para tratar los distintos niveles de gravedad de la colitis nerviosa y adaptándose al tipo de pacientes:

  • Técnicas de relajación: este tipo de tratamientos incluye la relajación de los músculos del paciente. El Mindfulness ha sido de gran ayuda para las personas que la padecen.
  • Terapias conductuales: se trabaja a nivel psicológico según las emociones de la persona con respecto a la enfermedad, se utiliza para manejar los niveles de estrés y reducirlos frecuentemente hasta librar a la persona de los condicionantes psicológicos.

Medicamentos para tratar la colitis

No existe un medicamento que cure por completo la colitis, sólo existen tratamientos que ayudan a aliviar la inflamación y síntomas de la enfermedad. Hoy en día se utilizan tres tipos de medicamentos para tratar la colitis:

  • Los amino salicilatos: tienen poderes anti inflamatorios, los medicamentos clasificados como tal son la mesalamina, la mesalacina y la sulfazalacina. El efecto del medicamento es tópico, es decir, sólo necesita entrar en contacto con la mucosa para hacer efecto. Este tipo de medicamentos está compuesto por aspirinas y se pueden encontrar en el mercado como Canasar, Pentasar, Colazar.
  • Los corticosteroides: este tipo de medicamentos sirve para tratar la enfermedad a corto plazo, reducen el dolor de manera efectiva; sin embargo, su uso debe ser administrado por un especialista porque tienden a producir efectos secundarios y no todos los pacientes los toleran. Estos son implementados cuando los amino salicilatos no son suficientemente eficientes para el dolor del paciente.
  • Los inmuno reguladores: estos se suministran de manera oral, son recetados cuando ninguno de los anteriores descritos son eficaces.  

Consumir multivitamínicos también ayudará a mejorar el estado anímico del paciente.

¿Qué tipo de alimentos debo consumir?

Si usted es un paciente que padece de colitis nerviosa, debe optar por consumir alimentos muy ricos en agua, los frutos vegetales y granos que son los ideales para reducir los dolores intestinales.

También debe evitar el consumo de carnes rojas que se vuelven pesadas para el sistema digestivo y pueden ser causantes de estreñimientos.

Puede optar por consumir proteínas de pescados y mariscos, por supuesto, consultando al especialista con anterioridad para evitar cualquier dolor ocasionado por la alimentación.  

¿Qué alimentos previenen la colitis?

Si es una persona que desea prevenir enfermedades digestivas futuras, puede consumir los siguientes alimentos:

  • Ciruelas pasas: son muy buena fuente de fibras, tomar uno o dos vasos de agua con ciruelas pasas le ayudará a prevenir la colitis.
  • Manzana: tienen un contenido elevado en antioxidantes que ayudan a prevenir el estreñimiento.
  • Prebióticos: este término hace referencia a los carbohidratos no absorbibles, que benefician la acción de los Probióticos  evitando el estreñimiento.
  • Omega 3: consuma aceite de pescado, semillas de linaza, aceite de oliva de canola o de soya que tienen propiedades anti inflamatorias
  • Aloe vera: ayuda a disminuir las posibilidades de desarrollo del síndrome del colon irritable. Si puede consumir cápsulas blandas de aloe vera o jugos naturales, evite los que vienen envasados ya que agregan alto contenido de azúcar a su composición.
¿Qué tipo de alimentos debo evitar?

La persona que padece de colitis debe evitar a toda costa consumir alimentos picantes, con muchos colorantes, muy procesados, con complementos químicos, los lácteos, las carnes rojas, los frutos cítricos y todo tipo de alimento que impida que el colon descanse.

Elimine definitivamente de su dieta los siguientes alimentos: alcohol, café, té verde, té negro, frijoles, brócoli, coliflor, col de Bruselas, repollo, ajo, cebolla, embutidos grasos, comidas rápidas, frituras, chocolates, palomitas de maíz, nueces y el azúcar.

¿Qué hábitos debo implementar?

Debe procurar visitar al médico con frecuencia, y cuidar de los hábitos laborables que sean de mucha carga de estrés.

Considere la opción de bajar la carga laboral según su nivel de tolerancia de estrés y de sus necesidades médicas. Recuerde que su salud es lo más importante y por ende debe asegurar que se encuentra en óptimas condiciones.

También medite las posibilidades de crear un hábito diario de unos pocos minutos para la relajación y concentración que le serán de mucha ayuda para controlar los niveles de dolor.

En cuanto a los hábitos alimenticios, el paciente debe ingerir sus alimentos de 5 a 6 veces en el día, comer en porciones pequeñas es ideal para mantener el sistema digestivo en buenas condiciones y para no forzarlo a que haga trabajos que no puede.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.