Saltar al contenido

Cómo desarrollar la persistencia según Napoleón Hill

persistencia

Piense y hágase rico de Napoleón Hill es indiscutiblemente uno de los mejores libros sobre desarrollo personal que se han escrito. Al final de este artículo tienes el audiolibro completo por si te interesa.

Es uno de los libros respaldado por uno de los mayores motivadores de la actualidad, Tony Robbins.

Uno de los capítulos preferidos del gran público es el capítulo nueve dedicado a la Persistencia, quizás porque ésta sea la clave para lograr una vida plena y llena de satisfacciones.

Aquí vamos a exponer los puntos clave de dicho capítulo para lograr averiguar cuáles son los secretos para desarrollar esta gran cualidad.

Cómo desarrollar la persistencia.

Pasos que conducen al hábito de la persistencia:

  1.  Un propósito definido respaldado por un deseo ardiente por cumplirlo.
  2.  Un plan definido, expresado en una acción continua.
  3.  Una mente cerrada a todas las influencias negativas y desalentadoras, incluyendo sugerencias negativas de familiares, amigos y conocidos.
  4.  Una alianza amistosa con una o más personas que te animen a seguir adelante en tu plan y propósitos.

Las causas definitivas de Persistencia:

  1.  Definición del propósito. Saber bien lo que se quiere es , tal vez, el paso más importante hacia el desarrollo de la persistencia. Un fuerte fuerza motriz para superar muchas dificultades.
  2. Deseo. Hay que tener un fuerte deseo de conseguir aquello que anhelamos para que no nos falte la motivación cuando las dificultades aparezcan.
  3. Autosuficiencia. Creer en tu capacidad para llevar a cabo un plan estimula a seguir el plan a través de la persistencia.
  4. Precisión de planes. Contar con planes detallados para cada objetivo puede estimular la persistencia.
  5. Dominar la materia en la que nos adentramos. Sabiendo que tus planes son sólidos, basados en la experiencia u observación, el tener un conocimiento del tema alienta la persistencia; “Adivinar” en lugar de “saber” destruye la persistencia.
  6. Cooperación. La simpatía, la comprensión y la cooperación armoniosa con los demás tienden a desarrollar la perseverancia.
  7. Fuerza de voluntad. El hábito de concentrar tus pensamientos en la construcción de planes para el logro de un propósito definido conduce a la persistencia.
  8. Hábito. La persistencia es la directa consecuencia de la costumbre . El miedo, el peor de todos los enemigos, se puede curar con eficacia gracias a la repetición forzada de pequeñas acciones realizadas todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.